El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Nace una unidad de acción en industria y energía del reactivado diálogo social gallego

Xunta, patronal, Comisiones y UGT promoverán una agenda de consenso que defenderá una transición justa con territorios y miles de trabajadores // Otro eje es la igualdad // Se prioriza el empleo en contratos públicos

FOTO: A. Varela
FOTO: A. Varela

JOSÉ CALVIÑO SANTIAGO   | 11.12.2019 
A- A+

La gallega fue, es y será tierra abonada para lo que se conoce como diálogo social. No están todos los agentes sociales que son -de nuevo la CIG se desmarca- y la patronal está como está -es incapaz la CEG de nombrar nuevo líder tras casi dos años-, pero ayer Comisiones Obreras, UGT y la Confederación de Empresarios de Galicia firmaban el nuevo acuerdo en un acto presidido por el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el cuarto desde que gobierna: 2010, 2012 y 2015 ya habían supuesto alcanzar una treintena de acuerdos específicos, a los que se sumaron ayer once, fruto de la labor de cinco meses de trabajo.

Medio centenar de representantes de estas tres patas alcanzaron tras diez meses de contactos esta nueva entente, cuyo gran objetivo, según Feijóo, es "conseguir una Galicia más fuerte en lo económico y en lo social", pero como reza su lema y reveló la secretaria xeral de Emprego en los prolegómenos del acto, para conseguir una comunidad "más igualitaria y más sostenible". Se dan pasos para avanzar en lo socioeconómico, dijo Feijóo, pero también para que "Galicia pueda seguir confiando en sí misma, en su responsabilidad y en su unidad para abordar los retos en común".

Rubricó esta alianza junto a los líderes de UGT y CCOO en Galicia, José Antonio Gómez y Ramón Sarmiento, y el portavoz de la CEG por ser su vicepresidente más veterano, Antonio Fontenla, en el santiagués Pazo de Raxoi.

En el contexto actual, esta unidad de acción se presenta como vital ante la necesidad de velar por la industria y de defender una transición energética "justa" con los territorios y miles de trabajadores. En lo que respecta a la transformación y modernización del sector fabril, el responsable autonómico subrayó que el nuevo texto acuerda que Galicia siga mirando al futuro y desplegando la Axenda Industria 4.0 que, dotada con 350 millones de euros, movilizará 900 más en inversiones y creará entre 2019 y 2022 alrededor de 13.500 puestos de trabajo.

"Seguiremos trabajando en la búsqueda de una industria más competitiva y en la línea de lo hecho hasta ahora, con una Agenda 4.0 que entre 2015-2018 prestó apoyo a 9.000 iniciativas empresariales movilizando 935 millones entre recursos públicos e inversión privada", abundó.

Feijóo avanzó la puesta en marcha de una Agenda de transición energética justa y ordenada, que se defenderá desde la Xunta y que buscará contar con el mayor consenso social y que se pedirá que asuma el Gobierno central. Valoró el pacto sellado como "un frente común, no en contra de nadie, sino a favor de los trabajadores de Galicia que en estos momentos ven en discusión" sus empleos en empresas que "hasta hace unos meses eran rentables" y que "siguen siendo rentables si se plantean políticas energéticas razonables. Ahora la térmica de Endesa As Pontes está en "riesgo", así como la fábrica de Alcoa en San Cibrao y, por inseguridad jurídica, Ence en Pontevedra y las conserveras por cambios en las normativas costeras.

Es tal la importancia de la industria en este nuevo marco de diálogo social que de las cuantías que detalla como ya incluidas en los Orzamentos 2020, unos 51,6 millones de euros, el 85 % (cuarenta y cuatro millones) van al sector secundario, a las fábricas. El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, anfitrión también ayer en el área de la Xunta en Raxoi, recordaba al final del acto a la prensa que "la política energética debe estar al servicio de la política industrial".

Persigue también este cuarto acuerdo bajo mandato del de Os Peares alcanzar más igualdad, con medidas para continuar la reducción de la brecha salarial, que bajó casi cuatro puntos en los últimos 5 años, fijando los contenidos mínimos de la formación en equidad y también para revisar los protocolos de reconocimiento de la igualdad en las empresas, con el objetivo de que cada paso que se dé en este ámbito sea lo más homogéneo posible y se haga prestando especial atención al empleo femenino y juvenil. También busca que hombres y mujeres tengan idénticas oportunidades laborales.

Destacó al igual que Sarmiento, como Gómez, Fontenla y Feijóo la relevancia de renovar el compromiso para definir de forma coordinada cuáles deben ser las cláusulas sociales en la contratación pública, para que el precio ofertado no sea la única variable. Por ejemplo, el empleo de calidad de estas subcontratas.

Una solución pionera en Galicia que valoraron también todos los firmantes fue la puesta en marcha de un nuevo procedimiento para la solución fuera del ámbito judicial de conflictos laborales individuales, incorporada al diálogo social tras cerrarse un acuerdo alcanzado en el Consello Galego de Relacións Laborais.

Conseguir más empleo y de mejor calidad es el fin. Para ello tanto Feijóo como los líderes sindicales y el representante de la patronal aplaudieron el plan para la recualificación profesional de los parados de larga duración mayores de 45 años, además del programa de ayudas a las empresas para la contratación de relevistas de personas en vías de jubilación, así como la puesta en marcha de ayudas para favorecer el mantenimiento de los empleos ante fluctuaciones económicas, acción que estará dotada en 2020 con cuatro millones de euros.

"En un momento en el que es precisa más responsabilidad y más generosidad y en el que la situación económica exige que nos acerquemos para contener juntos las posibles dificultades que van a venir, Galicia vuelve a responder, vuelve a estar a la altura y vuelve a ser un ejemplo para el conjunto de España", concluyó Feijóo.

Por parte de CCOO, Ramón Sarmiento resaltó que las medidas citadas van acompañadas de la "exigencia" de su transformación en leyes y de que estén "dotadas" presupuestariamente. Vigilarán que así sea, como UGT, donde José Antonio Gómez apuntó que la rúbrica de ayer debe formar parte de un proceso "continuo" de diálogo social. Vivo y actualizable. Mientras, Fontenla celebraba el acuerdo, consciente de que "por delante queda mucha tarea".

Ramón Sarmiento Secretario xeral CCOO-Galicia

"Hay que actuar ante la emergencia industrial y no hacer de Galicia el campo de grelos donde nazca el marisco que se come en restaurantes de Madrid"

José Antonio Gómez Sec. xeral de UGT-Galicia

"La recuperación no llegó a todos; con estas medidas tratamos de acabar con la desigualdad y los problemas en la industria, y poner a las personas en el centro"

Antonio Fontenla vicepresidente de la CEG

"El nuevo acuerdo se compromete con el desarrollo económico de una Galicia que es innovadora y también competente, más inclusiva e igualitaria"

Alberto Núñez Feijóo Presidente de la Xunta

"La Mesa del Diálogo Social no piensa ni en el quién, ni en el cuándo, sino en el cómo y en el para qué, anteponiendo el interés general"