El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Ningún concello cuenta con plan contra la sequía

Activará la Xunta un programa de subvenciones para poner en marcha una hoja de ruta // Se quiere evitar otro episodio como el del año 2017

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez (derecha) y la directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, en rueda de prensa - FOTO: Xunta
La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez (derecha) y la directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, en rueda de prensa - FOTO: Xunta

SILVIA CASTIÑEIRAS SANTIAGO  | 25.06.2019 
A- A+

Tienen sus medidas y sus métodos de respuesta, pero no cuentan con un plan de emergencia para afrontar una posible situación de sequía que esté aprobado conforme a la ley del Plan Hidrológico Nacional. Es por eso que en la Xunta se han encendido las alarmas y, aunque el abastecimiento de agua no es competencia directa de esta administración, quieren servir de impulsores para que las entidades locales que gestionan este servicio, ya sean los propios concellos, mancomunidades o consorcios, elaboren una hoja de ruta con los pasos específicos a seguir.

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade viene de presentar una línea de ayudas para que los municipios o los entes antes mencionados tengan las mayores facilidades para desarrollar estas propuestas. El apoyo que ofrece el ejecutivo autonómico tiene una vertiente financiera que se presupone esencial para lograr el objetivo de que los ayuntamientos se pongan manos a la obra y cuenten por fin con un instrumento básico de gestión porque, en palabras de la conselleira del área, Ethel Vázquez, "hai que adaptarse á nova realidade climática e estar preparados. Antes non se vía tan clara a necesidade de contar con estos plans porque non había falta de auga pero a situación está cambiando nos últimos tempos".

La cantidad presupuestada en total es de 250.000 euros, de manera que cada plan recibirá 15.000 euros para su realización, suponiendo un 80% del coste de un informe de este tipo, que tendría un gasto general de alrededor de 18.000 euros. Se trata de una partida que es ampliable en función de la acogida que tenga la iniciativa entre las 313 entidades locales que existen en Galicia. La medida tiene vocación de obligatoriedad para sistemas que abarquen a más de 20.000 usuarios.De hecho, se espera que sean muchos los que respondan a la llamada de la Xunta en este sentido, aunque se les dará prioridad a los concellos con menos de 50.000 habitantes. Y es que se pone especial foco de atención en pequeñas y medianas entidades, que tengan más dificultades, para que puedan así contar con este tipo de guía. La intención es implicar también de lleno a las diputaciones provinciales.

Por otro lado, la línea de colaboración incluye también, en ese afán de allanar el camino, un modelo de plan de emergencia y gestión del riesgo de sequía para que sirva de base para el trabajo de cada uno. Se trata de estudios ya existentes y que han sido adaptados para Galicia con el fin de homogeneizar criterios y contenidos y agilizar la tramitación. Además, como tercer pilar, se pone a disposición de los interesados un servicio de asistencia técnica, con personal cualificado para el tema.

 


objetivos del plan. Una guía de estas características pretende sobre todo que haya organización y capacidad de respuesta. Para eso incluirá datos sobre la prevención y análisis de riesgos. También se requiere que refleje un control del sistema y que quede claro como se tomarán las decisiones en caso de que se produzcan condiciones extraordinarias. Por último, figuran las correspondientes medidas de gestión y anticipación.

 


contenidos mínimos. El plan de emergencias se elabora de manera que incluya una descripción y diagnóstico del sistema de abastecimiento de agua de cada zona, con sus áreas más vulnerables y los usos más relevantes. Uno de los puntos clave son las previsiones de suministro alternativo en momentos de escasez y la recogida de actuaciones a tener en cuenta que garantice que la población no va a tener problemas durante los episodios de sequía que se puedan dar.

 


radiografía al sistema.La existencia de este tipo de informes en toda la comunidad va a permitir, explicaba Ethel Vázquez, "realizar a primeira auditoría do sistema de abastecemento en Galicia e identificar o seu estado. De feito, hai estudos que indican que se producen perdas de ata un 40% nalgunhas destas redes e son problemas que deben resolver hoxe en día os concellos para estar en mellores condicións de afrontar un momento de dimunición de recursos".

Por su parte, la directora de Augas de Galicia indicó que en este sentido de la responsabilidad "la industria en general ha hecho un gran esfuerzo para reducir el uso del agua y ahora mismo ya no son grandes consumidores. Han hecho una búsqueda de recursos alternativos". No pasa esto en todos los sectores ya que, según Teresa Gutiérrez, "por ejemplo en el ámbito ganadero se consume más porque aquí no han hecho ese esfuerzo tecnológico ni la introducción de otros recursos".

La necesidad de empezar a concienciarse en serio del uso que hacemos del agua y de contar con una hoja de ruta en caso de emergencia por parte de ayuntamientos, mancomunidades, consorcios o diputaciones, para que la población siga contando con este bien natural se hizo evidente en el 2017. Este año, especialmente seco en nuestra comunidad, dejó al descubierto las debilidades de nuestros sistemas en un momento de riesgo y la poca previsión. Así lo recordaban hoy tanto Vázquez como Gutiérrez, haciendo referencia sobre todo a lo ocurrido en la ciudad de Vigo, que se vió en serios problemas con el suministro por la escasa reserva de los embalses de su área.

De todas maneras, desde la Xunta no se pretende crear ningún tipo de alerta, de hecho no se prevén períodos de sequía durante este año ya que los pantanos de la cuenca Galicia Costa están en general a un buen nivel. Sin embargo, la consigna es estar prevenidos por lo que pueda pasar a nivel local. Luego las cuencas hidrográficas y el propio gobierno autonómico ya cuentan con sus planes pertinentes para hacer frente a situaciones de riesgo.

El plazo de solicitud para las ayudas es de un mes, una vez que ya están publicadas en el DOG, y se espera que las guías estén terminadas en junio de 2020.

 

Ethel Vázquez conselleira de infraestruturas

"Temos que estar preparados para responder ante a nova realidade climática que vén para quedarse" 

"A elaboración destes plans vainos permitir facer unha auditoría sobre os nosos sistemas de abastecemento"