El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

“Este nuevo viaje a Silicon Valley fue genial, volveré a intentarlo”

Luis Fariña es estudiante de Ingeniería Informática en la USC// Acaba de regresar de San Francisco, donde estuvo becado por Apple para asistir a su evento anual WWDC// Era el único gallego y es el segundo año consecutivo que este joven pontevedrés lo consigue

Luis Fariña durante su estancia en el WWDC de Apple - FOTO: CEDIDA
Luis Fariña durante su estancia en el WWDC de Apple - FOTO: CEDIDA

SALOMÉ BARBA  | 08.07.2019 
A- A+

Con apenas 48 horas de descanso desde que aterrizó en España procedente de Estados Unidos, Luis Fariña explica que esta experiencia “fue muy chula, genial. Un gran viaje”. Este joven pontevedrés de 21 años, estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad de Santiago (USC) regresa de la cuna de las nuevas tecnologías, del mítico El Dorado para los amantes del mundo STEM (acrónimo de los términos en inglés Science, Tecnology, Engineering and Mathematics; es decir, Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Regresa de Silicon Valley

En San Francisco ha pasado una semana completa becado por la potenta empresa Apple para participar en su superevento anual. El WWWDC, la Conferencia Mundial de Desarrolladores, una reunión que se celebra anualmente desde 1983 y en la que el gigante tecnológico suele mostrar sus nuevos software, hardware y tecnologías orientadas a los desarrolladores de programas o aplicaciones. Para lograr una beca (Apple WWWDC Scholarship), por la que la compañía paga la residencia y la entrada a todo el evento e incluso, para algunas personas, los gastos de desplazamiento, cualquier estudiante del sector debe presentar un proyecto usando un formato de la compañía estadounidense. Este año fueron 350 los seleccionados de todo el mundo. Cuatro eran españoles y uno solo gallego, Luis.

Para él esta no fue la primera experiencia en el WWDC, ya que el año pasado se presento y también ganó la beca. En la primera ocasión aportó un proyecto de juego que era “una especie de conecta 4. Les gustó y estuve allí una semana”. Este año les hizo llegar “una demostración de un algoritmo para encontrar el camino más coto en un mapa”.

Luis intenta explicar a un profano en la materia conceptos que, por mucho que insista, se le escapan. “No es una aplicación per se, sino una especie de programa”. Algo así como una ayuda o mejora para otra aplicación. Perdón si no es así....

CONVENCIONES FIESTAS Y LABORATORIO. La semana fantástica de Apple, en el McEnerry Çonvention Center, en San José (California), consiste en diferentes eventos de los que sacar información, contactos y experiencias. Fariña explica que hay sesiones técnicas, centradas en el diseño y presentadas por los ingenieros de la compañía, y laboratorios prácticos sobre detalles más concretos en los que pueden preguntar sus dudas y solucionar problemas de sus aplicaciones o programas.

Además, tal y como indica la web del WWDC, hay consultas “para llevar sus aplicaciones al siguiente nivel con la orietación personalizada de expertos, Get-Togerthers, participando en conversaciones motivadoras sobre temas clave con otros desarrolladores y expertos”, además dee poder escuchar a oradores invitados y a eventos especiales. De hecho, al inicio de la semana Apple organizó una fiesta para todos los becados. “Pudimos conocernos entre nosotros y a alrededor de 150 ingenieros de la compañía. En ella puedes hacerte una idea de cómo trabajan y con qué tipo de gente, y conseguir recomendaciones para trabajar con ellos”, asegura el joven pontevedrés.

“Este segundo viaje a ZSilicon Valley fue genial, sin duda el año que viene volveré a presentarme al concurso de becas, volveré a intentarlo”, explica Luis quien recuerda que para hacerlo solo tienen que ser estudiante o miembro de alguna organización STEM.

En cuanto a su futuro, está barajando algunas posibilidades, pero el desarrollo de aplicaciones para móviles le tira mucho. “Me gusta programar y creo que en eso centraré mi futuro, sobre todo en desarrollo móvil, mucho más específico que el desarrollo de aplicaciones web”. Aunque este verano hará prácticas en una empresa con aplicaciones web, así que podría cambiar de opinión, es muy joven. Y señala que en la universidad y en el grado que está estudiando -acaba de finalizar el tercer curso- “no hay nada que anime a desarrollar aplicaciones móviles, ni asignaturas ni nada, así que todo lo que sé lo aprendí por mi cuenta”.