El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Nuevos embajadores gallegos

Estudiantes procedentes de Japón, América, Europa, África y del resto de España aprenderán gallego este verano en Santiago. Llegan atraídos por la cultura y la hospitalidad de las gentes de Galicia

SARA PRIETO  | 09.07.2010 
A- A+

Sara  Prieto
Vanezza, estudiante francesa, tras el acto inaugural de la XXIII edición del curso de verano de la lengua y cultura gallegas de la Universidade de Santiago
FOTO: Sara Prieto

Traspasando la frontera galaica y más allá de los Pirineos, la lengua y cultura gallega se han hecho un hueco en los rincones más inesperados del planeta. Parte de la culpa la tienen los 85 estudiantes que llegaron ayer a Santiago para asistir a la XXIII edición de los cursos de verano que organiza el Instituto de lengua gallega de la Universidade de Santiago (USC).

Polonia, Francia, México, Portugal o Alemania son solo una muetras de los 27 países de procedencia de los participantes a los que Compostela ha atraído por motivos diferentes. A Vanezza, estudiante francesa, fue la influencia de unos amigos gallegos, así como las clases caseras de gallego en Francia, lo que le trajo hasta Santiago. En el caso de la polaca Joanna fue la literatura la que la trajo hasta Galicia. Como estudiante de filología hispánica en Cracovia, Joanna siempre ha sentido interés por las lenguas minoritarias, "las lenguas que tienen cierta dificultad para difundirse, para existir". Esto fue lo que le llevó a elegir como tema para su tesina la comparación de Herba Moura, de la escritora gallega Teresa Moure, con la catalana María Jose Merçe, con su obra La passió segons Renée Vivien. De la universidad de Cracovia también procede Barteck al que su interés por las lenguas de la franja occidental de la península lo llevó a Lisboa, donde surgió la idea de estudiar las tres falas de Cáceres, una región donde subsisten 3 dialectos diferentes del galaico-protugués. De esta forma el curso de lengua y cutlura galelga se presenta como una oportunidad perfecta para su investigación.

Interés por la cultura. Pero no solo fue la lengua lo que trajo hasta Galicia a todos estos estudiantes, sino también la música , los paisajes y sobre todo sus gentes, que todos han coincidido en señalar como especialmente hospitalarias y singulares."Me parece que el carácter de la gente, a lo mejor por las condiciones climáticas tiene sus particularidades", señala Christian, un alemán procedente de la Universidad de Leizpig, un centro que a partir de octubre comenzará a impartir clases de gallego.

Eso mismo apuntaron la mejicana Idonelli, que se encuentra por segunda vez en Compostela, y Telma una lisboeta que dice sentirse como en casa, rodeada de una gente que se parece en gran medida a sus compatriotas Portugueses. La misma familiaridad siente el polaco Barteck: "Se parecen mucho a los polacos son muy románticos", señala.

La asistencia al curso no solo está compuesta por extranjeros sino que también forman parte de ella estudiantes de otras comunidades autónomas, lo que el secretario xeral de política lingüística, Anxo Lorenzo, señaló como especialmente importante dada su contribución a la sensibilización de la sociedad con la lengua gallega en la península ibérica. Este fue el caso de Esther, una andaluza que eligió gallego como optativa en su carrera de Traducción e Interpretación que estudia en la Universidad de Granada.

Para todos ellos, japoneses, americanos, africanos, europeos y españoles de fuera de Galicia este curso se presenta como una gran oportunidad para conocer, en su totalidad la lengua y la cultura. A ello contribuirán las conferencias que pronunciarán personalidades destacadas de la realidad socio-cultural gallega, como los escritores Manuel Rivas y Yolanda Castaño.

galicia@elcorreogallego.es

Barteck. Estudiante de Hispánicas en Polonia

"Los gallegos se parecen mucho a los polacos, son muy románticos"

Esther. Estudiante de la U. de Granada

"En mi opinión los gallegos son más hospitalarios que el resto de España"

Joanna. Estudiante de la U. de Cracovia

"Siempre he estado interesada en las lenguas que tienen dificultad para difundirse y existir"