El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Nupel llevaba a su balance anual los automóviles más exclusivos

La firma que lidera Jorge Dorribo mantenía en 'leasing', arrendamiento financiero con derecho a compra, diez camionetas, tres camiones... y más de 40 coches, desde utilitarios a seis Porsche, tres Maserati, un Ferrari, un Bentley, un Rolls-Royce y un Hummer, entre otros bólidos

JOSÉ CALVIÑO  | 27.05.2011 
A- A+

Eliseo Trigo
Carlos Silva, subdirector del Igape, entra a declarar
FOTO: Eliseo Trigo

Santiago. El Registro Mercantil guarda tesoros ocultos, documentos que quitan el hipo. Es el caso de las últimas cuentas auditadas a Laboratorios Asociados Nupel, el buque insignia del conglomerado de casi una veintena de empresas de Jorge Dorribo. Una farmacéutica que empleaba a 39 personas en 2009 -último ejercicio publicado-, facturaba 49 millones y generaba 448.666 euros de beneficio, un 21,4% más que el ejercicio anterior. Luego vendrían rumores de problemas financieros, tal vez por el hecho de que ese mismo año su deuda se disparaba a 42,4 millones. Quizá renegociarla le insufló aliento e incluso ganas de deslocalizar la mayor parte de su negocio a una Andorra opaca a nivel fiscal.

Hasta aquí son cifras asépticas. Nada extraño en ninguna compañía. El problema viene cuando en la página 16 del rendimiento de las cuentas -firmadas por el propio Dorribo, administrador solidario junto a Arsenio Méndez Pérez- se detallan los arrendamientos y otras operaciones de naturaleza similar. Toda inversión en máquinas para el laboratorio no se hace a tocateja, sino por leasing, y es para echarse a temblar: ni en Mónaco podríamos encontrar más lujo ligado a las cuatro ruedas. A Dorribo y sus asesores les gusta esta fórmula de financiación para todo tipo de bienes, por medio de un alquiler a través de una entidad intermedia, que cobra un canon y que ofrece la opción de compra por un valor residual. Y que por encima, si se demuestra que el coche se utiliza en la actividad de la compañía, permite desgravar el IVA. En concreto, al cierre de 2009 tenía una deuda contraída con esta herramienta de 5,5 millones de euros.

¿De cuántos vehículos hablamos? Pues de unos sesenta. Algunos de ellos son claramente automóviles que utiliza cualquier empresa. Desde tres camiones DAF, a una decena de furgonetas Ford Transit, Fiat Ducato y Scudo. También hay varios utilitarios, modelos que van de los pequeños Mitsubishi Colt y Fiat Punto a otros mayores, como el Toyota Avensis. Nada raro, ¿verdad?

Hasta aquí. Porque hay otra veintena de coches que no se pueden permitir el común de los mortales... e incluso de las compañías. Seis bólidos de la marca Porsche, seis, con precios que oscilan entre 30.237 euros -según las cuentas- y 160.000 euros. ¿Parece mucho? No falta un Bentley de 165.300 euros que consta como totalmente amortizado, cero cuotas pendientes. Pero eso no es nada, porque en el listado de coches de élite financiados vía leasing hay un Ferrari cuyo coste en origen es de un cuarto de millón, a 60 meses, en el que restaba por abonar 133.000 euros. De órdago, pero no la mayor. ¡Y es que meten un Rolls-Royce de 347.000 euros con solo 74.425 € pendientes!

"Con todo este panorama, ¿cómo no los investigó antes el fisco?", se preguntan fuentes jurídicas. Completan el paquete seis Maserati a cien mil de media por máquina, un Aston Martin de precio similar y un BMW M5 Touring que no desmerece en coste. Hay también todoterrenos, como un Hummer H2, Range Rover, Land Rover o un Toyota Land Cruiser. Un amante de los ralis como Dorribo tampoco podía dejar de incluir coches muy preparados para este deporte. Así, en la cuenta de Nupel figuran seis Mitsubishi Lancer de entre 22.000 y 50.000 euros, según modelo.

También conocíamos la pasión por la náutica del presunto cabecilla del fraude. No es de extrañar, así, la subrogación de otro contrato de leasing para un yate Beneteau cuyo coste inicial ascendía a 453.770 euros, con 323.000 en cuotas todavía pendientes. También cuenta en este listado con una embarcación Samuray de casi 35.000 euros, amortizada en sus dos terceras partes al cierre del ejercicio 2009. También hay un par de quads Yamaha.

¿Para qué querrá tanta metralla una farmacéutica? "A Jorge Dorribo le gusta vivir muy por encima de sus posibilidades", comentan desde Lugo. Su directiva cobraba más de medio millón anual, y los ejecutivos del consejo de administración, otros 319.000 euros. En la deuda acumulada en 2009 destacaban más de 15,2 millones a la banca, las tres cuartas partes a menos de un año junto a otros once millones adeudados a proveedores. Nupel tenía contratadas líneas de crédito con seis bancos (Santander, Caixa Galicia, Banco de Galicia, CAM, Caja Madrid y el Popular) por 10 millones, de los cuales 4,5 eran con lo que hoy es NCG. De hecho, ese año utilizó más de lo contratado, 5,66 millones. Fuentes de la caja señalaron que Nupel siempre cumplió bien como cliente financiero.