El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

por unanimidad

Pacto para que víctimas de violencia machista puedan solicitar ayudas todo el año

La iniciativa que impulsa el BNG buscará que las mujeres que caen en redes de trata tengan derecho a estas ayudas

E.P. SANTIAGO  | 24.05.2016 
A- A+

La Cámara gallega ha aprobado por unanimidad este martes la toma en consideración de una iniciativa --impulsada por el BNG-- que busca una modificación legislativa para que las mujeres víctimas de violencia machista puedan solicitar ayudas en cualquier momento del año, y no solo en un plazo estipulado como ocurre en la actualidad. El texto seguirá ahora su tramitación parlamentaria.

En el pleno del Parlamento, Came Adán (BNG) ha defendido una proposición de ley, según ella mismo ha precisado, muy parecida a la ya presentada en febrero de 2015 y que en su momento  fue rechazada por el PPdeG, en la que se buscaba, entre otras cuestiones, aumentar de 12 a 18 meses la concesión de las ayudas (con una prórroga de seis meses) del denominado 'salario de la libertad'.

Al respecto, la diputada popular Rosa Oubiña ha criticado que el BNG vuelva a traer a la Cámara una proposición de ley, cuyo texto el PP ya tachó de "inapropiado". Por ello, ha dicho ser partidaria de dejar a un lado la totalidad del texto del Bloque, salvo dos aspectos que el Grupo popular se muestra favorable a aprobar, mediante una modificación en la actual ley de la prevención contra la violencia de género. En concreto, aboga por que se puedan solicitar las ayudas todo el año y que a estas puedan acceder las mujeres víctimas de redes de trata.

Aunque Carme Adán ha considerado "un chantaje" la actitud de los populares, ha accedido a centrarse en estas dos "cuestiones básicas", con el fin de que las víctimas de violencia de género puedan acceder a ayudas en cualquier momento sin que haya un sistema de subvenciones cerrado solo entre marzo y octubre, y ha puesto como un modelo a seguir lo que ocurre con la renta de integración social (Risga).

En su intervención, Carme Adán ha denunciado la "violencia invisible" que padecen las mujeres, que "no es una cuestión individual", sino "un problema social". Por ello, considera "una cuestión de justicia social" que la Cámara legisle para otorgar apoyo a estas víctimas.

A modo de ejemplo sobre que "aún queda muchísimo camino" por recorrer contra la violencia de género, Adán ha señalado que el 10% de las mujeres residentes en España ha sufrido violencia física, un 25% violencia psicológica y un 8% de tipo sexual.

VISIÓN DE LA OPOSICIÓN

Durante el debate, Carmen Acuña (PSdeG) ha reclamado que se modifiquen las bases de las ayudas para algo que considera "evidente", como es que "estén disponibles" todo el año. Además, ha recordado que en la aprobación del plan estratégico de la Xunta hasta 2020, el PP aceptó una enmienda en este sentido, por lo que espera que eso no sea "una mentira o propaganda más", porque "es muy duro" que "estén usando a mujeres víctimas de violencia de género".

Así, Acuña se ha dirigido al vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, presente en la Cámara, para exigirle que "algo tendrán que cambiar en este asunto". De tal forma, le ha pedido a que "entre moción y moción (de censura)" haga un esfuerzo y "dedique un segundo a pensar en este problema" y "utilicen un poquito" del dinero que "sobra" por la ampliación del límite de déficit para este año a las víctimas de violencia machista.

En esta línea, Eva Solla (AGE) ha lamentado la situación "penosa" que padecen las víctimas de violencia de género en Galicia, ante el "fracaso" de la administración para su atención. Sobre este extremo, ha echado en cara a la Xunta que "si se detecta que no se puede cobrar esta ayuda todo el año por qué no se hace nada". También Carmen Iglesias (Grupo Mixto) se ha mostrado partidaria de esta propuesta y de que se puedan aumentar las cuantías a recibir por parte de las mujeres.

POSTURA DEL PP

Por su parte, la diputada popular Rosa Oubiña ha dicho que los populares son "conscientes" de las "taras" que existen, tanto en prevención como protección, con medidas que "falta por tomar" y otras "mejorables", pero llama a trabajar desde el "consenso".

Así, ha recriminado la actitud de grupos que "son capaces de trasladar" a las mujeres que "están desprotegidas" para usarlo como un "arma partidista". Con todo, ha defendido los medios puestos en marcha por la Xunta para combatir la violencia de género, al tiempo que ha subrayado que casi 340 mujeres recibieron ayudas en 2015, y son alrededor 4.000 desde el inicio del programa.