El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Conselleira de Sanidade

Pilar Farjas: "Soy conselleira de la pública y de la privada"

Defiende la utilización de todos los recursos ante las dificultades del Sergas para responder "en calidad y tiempos adecuados"

R. LIZCANO • SANTIAGO  | 24.04.2009 
A- A+

ECG
Pilar Farjas, conselleira de Sanidade, asumió entre 1997 y 2001 la Dirección Xeral de Saúde Pública
FOTO: ECG

Pilar Farjas (Samper de Calanda, Teruel, 1959), se incorpora a un terreno conocido. Licenciada en Medicina y especialista en Medicina Preventiva, casada y con dos hijos, trabajó desde 1993 en los departamentos sanitarios de la Xunta del PPdeG, asumiendo en 1997 la dirección xeral de Saúde Púbica, desde la que afrontó momentos críticos como la crisis de las vacas locas o los brotes de legionella y aspergillus. En 2001 presentó su renuncia, un año después desembarcó en el Ministerio como directora de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y en 2005 regresó a la Consellería, con Xosé Manuel González como conselleiro. Vive en el barrio coruñés de Los Rosales y asume el cargo con la intención de volcarse en dos ejes fundamentales: el paciente y los profesionales, con quienes renueva el compromiso con la estabilización del empleo.

_ ¿Cuándo espera poder tener lista la ley de tiempos máximos de espera prometida por Feijóo?

_ Es evidente que la lista de espera es un problema persistente en todo el sistema y connatural a los servicios públicos. Lo fundamental, y esta es la segunda parte de esa propuesta, es garantizar que en patologías oncológicas, es decir, ante la sospecha diagnóstica de un cáncer, no debe haber tiempos de espera. Ese es el juego en el que vamos a trabajar duramente. Una ley tiene un proceso de desarrollo de meses, pero desde luego está presente en las primeras medidas que se van a adoptar. Una ley de garantías establece la posibilidad de que en determinadas circunstancias y patologías, en las que quede demostrado la urgencia, la prioridad y la necesidad y ante la incapacidad del sistema de dar una respuesta en los días correspondientes, la sanidad pública pueda asumir el coste que genere en el paciente la atención en sistemas alternativos.

_ Personalmente, ¿cree la información sobre lista de espera que ha venido publicando el anterior equipo?

_ Estamos en los primeros días... yo no me atrevo todavía a hacer ninguna afirmación sobre la información que se me ha dado; necesitas estar dentro del sistema trabajando para poder verificar. Sí tenemos constatación de que el mecanismo de cierre de agendas de los médicos es un sistema perverso a través del cual no aparece la demanda real de peticiones, sobre todo de pruebas diagnósticas. Y ese mecanismo existe y sabemos que se ha utilizado. La validez de los datos la podremos confirmar más adelante; me voy a permitir no hacer ninguna aseveración de momento.

_ ¿Continuarán ofreciendo información periódica sobre espera?

_ Por supuestísimo. Fue el PP el que empezó haciendo públicos los datos de espera. Es verdad que hay que avanzar en la unificación de criterios en todas las comunidades para hacer los datos comparables, porque hay datos de espera total que enmascaran las realidades más importantes con otras más banales.

_ Feijóo abogó por promover un doble aseguramiento, de modo que la sanidad privada asuma más actividad y descargue a la pública para centrarla en patología grave. ¿Será una línea estratégica de su equipo?

_ Primero, yo soy conselleira de todos los gallegos, independientemente del sistema asistencial al que recurran, privado o público. Esa es una de las primeras premisas y quiere decir que el esfuerzo de la Consellería va a estar en mejorar la calidad asistencial en todos los servicios, también en los privados. Segundo, está claro que nuestra responsabilidad es dar una asistencia de calidad en un sistema eficiente y, en un momento con dificultades del sistema público para atender en calidad y tiempos adecuados a los pacientes, estamos obligados a utilizar eficientemente también los recursos privados que existan. Esto no escapa a los mecanismos utilizados en ningún servicio público de salud ni a ningún partido: haremos públicos los datos en su momento, pero puedo afirmar que el porcentaje de presupuesto para conciertos utilizado en el último gobierno socialista ha sido mucho mayor que el de gobiernos del PP anteriores. Y no lo digo en sentido crítico, no utilicemos demagógicamente recursos que necesitamos. Hay mecanismos de servicios privados que por el modo de gestión, por el tipo de prestación que utilizan, por el servicio que gestionan... terminan siendo mucho más económicos y pueden ayudar a descargar el sistema sanitario público para utilizar sus recursos, mucho más sofisticados y mucho más especializados, para otras patologías.

_ Desde la victoria electoral, algunos sectores han alertado de la posible preferencia del Gobierno popular por construir servicios en simbiosis con promotores privados, en línea con las actuaciones de la Comunidad de Madrid. ¿Qué le parece esta fórmula?

_ La demagogia es muy mala compañera y esa es claramente una disyuntiva demagógica. La realidad es que los servicios sanitarios de las CCAA gobernadas por el PSOE están utilizando las mismas fórmulas: los primeros hospitales gestionados a través de empresas privadas aparecieron en Andalucía y Cataluña tiene una historia más que larga en la coparticipación del sector privado. Clarísimamente es una utilización demagógica y además lo digo con total rotundidad: no habrá nadie más dedicado al servicio público sanitario que el presidente actual de la Xunta y que la conselleira de Sanidade, que no nos hemos dedicado sino a trabajar en los servicios públicos.

_ ¿Buscarán una nueva ubicación para el hospital de Pontevedra?

_ De lo primero que voy a pedir es precisamente un análisis de la mejor alternativa para el hospital de Pontevedra. A partir de ahí tomaremos una decisión.