El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

El PP rechaza modificar la ley gallega de juego de 1985 porque la Xunta "ya está haciendo" una nueva

Los populares descartan oficializar en la Cámara la lengua de signos gallega porque la Federación de Personas Sordas dice que "no hay demanda social"

SANTIAGO DE COMPOSTELA. E.P.  | 22.10.2019 
A- A+

El Grupo Popular en el Parlamento de Galicia ha rechazado tomar en consideración una iniciativa del Grupo Común da Esquerda para modificar la ley gallega de juego del año 1985 porque "ya se está haciendo" el trabajo de adoptar una nueva normativa que regule esta actividad.

Durante la defensa de la propuesta en el pleno de este martes en la Cámara autonómica, la diputada del Grupo Común da Esquerda Eva Solla ha evidenciado que Galicia es una "zona cero" en España en cuanto a las casas de apuesta, ante lo que la Xunta "parece impasible" contra el "problema de salud pública" que supone la ludomanía. "En este momento hay 10.000 menores enganchados al juego" en la Comunidad, ha advertido.

Así, y después de decir que "llega tarde" la nueva ley de juego que está en desarrollo por parte de la Administración autonómica, ha criticado que el vicepresidente gallego, Alfonso Rueda, se reúna de nuevo con "el lobby" del sector.

Por todo ello, el Grupo Común da Esquerda ha propuesto modificar la normativa de 1985 para "prohibir toda la publicidad" relacionada con el juego y las apuestas, impedir que los equipos deportivos cuenten con patrocinadores de este ámbito, restringir la venta de alcohol en estos locales y ampliar a un kilómetro --actualmente son 150 metros-- la distancia de los salones a los centros de menores, los centros de salud y las asociaciones de personas adictas al juego.

Sin embargo, la toma en consideración de esta reforma se ha topado con el voto en contra del PP, el grupo mayoritario. La parlamentaria Paula Prado ha aclarado que no apoyan la iniciativa porque el anteproyecto de la nueva ley de juego, que ya "estuvo en exposición pública" entre marzo y junio de 2019, ya contempla un "mayor control del acceso a menores" en estos locales, adopta más "restricciones" a la publicidad de esta actividad y establece "un régimen sancionador" para las empresas que incumplan todo ello.

Además, ha afeado al Grupo Común da Esquerda que, cuando se encontraban bajo la marca En Marea, "votaron en contra" en 2018 de modificar la normativa de 1985. No en vano, Prado ha asegurado que el PPdeG es "el único grupo" que incluyó medidas en este contexto en su programa electoral para las elecciones autonómicas del 2016.

Durante el turno de cierre, Eva Solla ha recibido un toque de atención por parte del presidente de la Cámara, Miguel Santalices, por llamar "cínica" a la diputada popular por "no tener ni un solo argumento de votar en contra de esta iniciativa".

UN PROYECTO "CONDESCENDIENTE" CON EL SECTOR
Así, al respecto de la ley en desarrollo por parte de la Xunta, la parlamentaria de Común da Esquerda ha recordado que el proyecto ya tuvo que ser modificado porque era "condescendiente" con el sector del juego, ante lo cual el Gobierno gallego se encontró con "una gran contestación social".

La iniciativa defendida por Solla ha contado con el voto favorable de toda la oposición. El primero de estas formaciones en intervenir ha sido el portavoz del Grupo Mixto, Luís Villares, quien ha reivindicado la "necesidad de carácter social acuciante" que supone su aprobación, ya que además de los menores afectados por esta adicción hay gente "azotada por la dictadura de la precariedad laboral" que decide apostar por una "falsa ilusión de que va a mejorar su economía".

Por su parte, la diputada del BNG Olalla Rodil ha explicado que el apoyo de los nacionalistas se debe a la "necesidad de actualizar un marco normativo superado por la realidad", si bien "lo primero que hay que cambiar es el título de la ley" porque la apuesta "no es un juego". Asimismo, Rodil ha lamentado que la Comunidad gallega "no puede" intervenir en materias como la propaganda en Internet con el marco competencial actual: "Por mucho que a los nacionalistas nos pese".

También ha votado a favor el Grupo Socialista, cuyo diputado Julio Torrado ha puesto el foco en el veto impuesto por la Xunta hace meses a la apertura de nuevos locales de juego. Si bien ve positiva esta medida, ha criticado que "desde que se anuncia y hasta que se implanta" se creó "un volumen importante" de estos establecimientos. Por ello, ha manifestado sus sospechas con el desarrollo de la futura nueva ley de juego: "A ver si va a ser no para regular, sino para avisar de cuándo se va a implantar".

MODIFICAR EL REGLAMENTO DE LA CÁMARA
Por otra parte, el PPdeG también ha tumbado una propuesta del Grupo Mixto que buscaba modificar el reglamento de la propia Cámara autonómica para incluir como oficiales, junto al gallego y al castellano, las lenguas de signos gallega y castellana, así como blindar el acceso al hemiciclo de los asistentes de las personas con diversidades funcionales.

La diputada Paula Vázquez Verao, que ha iniciado la defensa de la iniciativa en lengua de signos, ha señalado que la inclusión en el Parlamento "no puede ser algo anecdótico" sino "la norma", y ha advertido que las personas con discapacidad, en caso de salir elegidas como diputados, "no tendrían los mismos derechos" que el resto.

Además, la proposición de ley también demandaba una reforma de las comisiones parlamentarias para crear tres nuevas de la modalidad no permanente destinadas al empleo, a la discapacidad y a la igualdad de género con el horizonte temporal en el "primer semestre del 2020".

"CONFUNDIR REFORMA CON UN MITIN ELECTORAL"
Posteriormente, la parlamentaria popular Marta Rodríguez ha acusado a Vázquez Verao de "confundir una reforma del reglamento con un mitin electoral" y ha insistido en que se trata de "algo muy serio".

Así, se ha remitido a una réplica de la Federación de Personas Sordas a dos diputadas de En Marea que ya plantearon en el Congreso oficializar la lengua de signos gallega y ha reiterado que "no hay demanda social". En cualquier caso, ha asegurado que la lengua de signos "ya se utiliza en las sesiones plenarias" del Pazo do Hórreo.

Sobre la reforma del calendario de las comisiones permanentes, Rodríguez ha dicho que el PPdeG está "abierto" a revisar su composición "porque no concuerdan con las consellerías". Sin embargo, ha rechazado hacer un "totum revolutum" y ha abogado por que estas modificaciones se hagan para "la próxima legislatura", prevista para el próximo año.

Asimismo, se ha dirigido al presidente de la Cámara, Miguel Santalices, para preguntarse: "¿Cuándo se prohibió y no se aceptó la entrada en el Parlamento de Galicia de un asistente? ¿Cuándo no se facilitó la entrada de una persona ciega con un perro guía? Si se permite siempre, ¿por qué es necesario una modificación del reglamento?".