El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

ENRIQUE ALBO, Director de Relaciones Externas de Albo

“Se puede crear un menú de estrella Michelin con la conserva”

Enrique Albo, con el prestigioso chef Dani García.  - FOTO: CLOSET COMUNICACIÓN
Enrique Albo, con el prestigioso chef Dani García. - FOTO: CLOSET COMUNICACIÓN

MARÍA ALMODÓVAR. SANTIAGO   | 02.12.2019 
A- A+

150 años conservando lo bueno, es el lema de su nueva ­campaña. ¿Cómo lo han ­logrado en medio de tanta competencia? La variedad de la oferta es ­enorme...

Es fruto de muchos años de esfuerzo y trabajo por parte de todas las personas que han formado y forman parte de Conservas Albo, la confianza en nuestros procesos de producción, la selección de las mejores materias primas y sobre todo la idea fija de realizar siempre un producto que tenga la mejor calidad que ofrecer a nuestros clientes; ya que sin ellos esta historia no sería posible.

¿Cómo diferenciar un buen producto de otro que no lo es? ¿Podemos decir que cer el sello de Galicia es un plus?

El sabor, la textura, el color, el olor al abrir una lata son claves, nuestros sentidos no nos engañan y es fácil reconocer cuándo un producto es de buena calidad. Cuando elaboras tu producto con las mejores materias primas cuidando todos los procesos y garantizando siempre el más alto nivel de control es sencillo obtener un producto de la mejor calidad. La tradición del mar en Galicia es clave, nuestra gente ha crecido rodeada del mar y de su cultura, lo que nos aporta ese saber hacer y ese gusto por trabajar siempre para ofrecer lo mejor. Galicia es sinónimo de calidad.

En este 150 aniversario, el chef con tres estrellas Michelin Dani García actúa como embajador. ¿Cuál es su objetivo y por qué quisieron apostar por la imagen de un cocinero?

Apostamos por Dani porque creemos que la imagen que proyecta se mimetiza muy bien con la nuestra, es una persona muy trabajadora, pero sobre todo muy humilde, que ha puesto todo de su parte a la hora de trabajar con nosotros. Nuestro principal objetivo a la hora de trabajar con un chef de renombre como Dani es el de dar una nueva imagen a la conserva, dándole un uso más allá del de alimento de consumo fácil y rápido. La conserva puede ser la protagonista de los platos de restaurantes de estrella Michelin, y puede aportar a la ­gastronomía nuevas maneras de cocinar.

¿Entonces, confirmamos que se puede hacer un menú de estrella Michelin a base de ­conservas?

Sin duda alguna, como ya ha demostrado Dani García con algunos de sus platos. Desde unas anchoas con trufa hasta unos mejillones en escabeche de perdiz, hay cientos de opciones para realizar unos platos de estrella con nuestras conservas. La materia prima siempre es de la mejor calidad, por lo que solo tenemos que darle forma para elaborar estos maravillosos platos.

¿Cómo se reinventa e innova una empresa conservera de tanta tradición como Albo?

Sabiendo adaptarse a los nuevos tiempos y necesidades del mercado, desde la apuesta por el cambio e introducción de un nuevo packaging; lanzamiento de perfiles en redes sociales para alcanzar a un nuevo público, creación de una nueva página web... Este 150 aniversario hemos apostado por renovarnos, tratar de proyectar de puertas hacia afuera nuestro modo de hacer las cosas y que la gente conozca lo que hay detrás de una empresa que cumple 150 años. Día a día también trabajamos para ofrecer nuevos productos a nuestros consumidores, escuchando sus comentarios y atendiendo a sus necesidades.

A veces se califica a la comida en lata como algo negativo y de poca calidad. Incluso se dice que es para estudiantes. ¿Qué diría?

Que comería todos los días como un estudiante. La conserva es un producto de altísima calidad, en Albo seleccionamos las mejores materias primas y las elaboramos artesanalmente siguiendo los procesos que hemos perfeccionado durante estos 150 años; como resultado obtenemos un producto listo para consumir que nos aporta muchos ­beneficios tanto a nivel saludable como a nivel gustativo. El sabor, la textura, el color, la ­calidad en sí; se observan nada más abrir una lata.

¿Qué se siente al ser heredero de un apellido con tanta trayectoria, y formar parte de una compañía que se ha ­conservado con fuerza generación tras ­generación?

Como no podría ser de otra manera, siento un sincero y verdadero orgullo al llevar un apellido que ha estado presente en los hogares españoles desde hace nada menos que un siglo y medio, pero sobre todo lo que más me satisface, es llevar 36 años formando parte del pasado de esta compañía, pero también de sus ilusionantes proyectos de futuro, pues al haber sido mi padre, Francisco Albo, muchos años presidente, siempre la he tenido muy interiorizada.

Volviendo a la celebración de los 150 años... han hecho una gran campaña, con embajador y un evento en Madrid, colaboraciones con influencers e ­incluso lanzarán recuerdos al espacio de manera simbólica, ¿qué otras iniciativas y o acciones tienen planteadas?

Siempre tratamos de innovar y estamos continuamente trabajando desde nuestro departamento de marketing para tratar de sorprender a nuestros consumidores. Ya estamos dándole vueltas a cómo será el año 2020, pero antes tendremos que tener alguna sorpresa preparada para cerrar este 150 aniversario por todo lo alto. Aunque para eso están las sorpresas, para esperar a que lleguen y nos sorprendan.

HISTORIA

1910 La empresa nació a pequeña escala y artesanalmente, produciendo anchoas en salazón y escabeches, para progresivamente, incrementar su actividad e iniciar a principios del siglo XX la auténtica conserva "Appertizada", que supuso un desarrollo notable de su producción, llegó a tener hasta once factorías implantadas a lo largo de los litorales Cantábrico y Atlántico.

1929 Se crea la fábrica de Vigo, trasladando la actividad de oficinas centrales y administración a esta localización, manteniéndose hasta la actualidad.

1958 La marca Tres Escudos, perteneciente a Albo, se convierte en uno de los proveedores de conservas de El Vaticano con sus sardinillas y bonito del Norte.

1960 La factoría de Tapia de Casariego pasa a fabricar la gama de platos preparados, dado el gran éxito de estas elaboraciones en los mercados nacional e internacional, consiguiendo así suplir de mercancía las exigencias de los países latinoamericanos.

1970 Albo lanza su primera campaña en Televisión, presentando su bonito del Norte a los espectadores de RTVE.

2018 Hoy en día elaboramos alrededor de 100 referencias (bonito, atún claro, sardina y sardinilla, anchoa, caballa, pulpo, calamar, mejillón, zamburiña... y un largo etcétera), que completamos incluyendo también las referencias más representativas de la gama de platos preparados, ­siguiendo en todas ellas los más exigentes controles de calidad y con las mejores materias primas y ­condimentos naturales, consiguiendo unos productos de altísima calidad.