El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Raxoi mantiene el proceso por las estatuas

Escultura de Abraham actualmente en litigio.  - FOTO: ECG
Escultura de Abraham actualmente en litigio. - FOTO: ECG

REDACCIÓN  | 12.07.2019 
A- A+

Santiago. El nuevo gobierno municipal compostelano sigue adelante con el proceso abierto para recuperar las dos esculturas del Mestre Mateo que el Ayuntamiento había comprado a un particular y que actualmente se encuentran en poder de la familia Franco.


El litigio se encuentra ahora en fase de recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid, después de que en primera instancia el fallo fuera favorable a los familiares del dictador al considerar el juez que no estaba acreditada la titularidad, e incluso la identidad de ambas piezas.


Según explicó ayer el alcalde compostelano, Sánchez Bugallo, el mismo abogado que había iniciado el caso, Xaquín Monteagudo, exresponsable de la asesoría jurídica del anterior alcalde, se seguirá encargando del caso.


Una vez producido el traspaso de poderes en Raxoi, y a pesar de que Monteagudo está jubilado, se ofreció al nuevo regidor a continuar de forma gratuita con este proceso y los que también están abiertos por la remunicipalización del servicio de la grúa y la ORA.


Sánchez Bugallo valoró de forma muy positiva las noticias con respecto al pazo de Meirás y la posibilidad de que vuelva a ser de titularidad pública, aunque reconoció que el caso de Santiago es bastante más complejo.


En cuanto al litigio por las esculturas de Abraham e Isaac, recordó que está en este momento pendiente de sentencia. “Non é un procedemento fácil”, entre otras cosas, señaló, porque se trata de un tema que viene “dende hai décadas”.


Además, el regidor compostelano recordó que a diferencia del caso de Meirás, donde parece que hay un documento falso, en Santiago el problema fundamental es que “o que si creo que hai é documentos desaparecidos, pero desgraciadamente non está ao meu alcance a recuperación dos mesmos”, afirmó.


El recurso de apelación ante la Audiencia se presentó el pasado mes de marzo, contra tres de los argumentos en los que se basaba el fallo en primera instancia. El primero era que no quedaba probada la entrega al Consistorio de las estatuas; el segundo, que no estaba clara su identificación, es decir, que no había constancia de que fueran las mismas que figuraban en el recibo de compra y, el tercero, el que hace referencia a la “usucapión”, por el que las figuras pasarían a ser propiedad de los Franco después del tiempo transcurrido.


Si sobre los dos primeros se presentaron informes técnicos que los avalaban, sobre el tercero alegaron que la titularidad pública de los bienes del Patrimonio Nacional no prescribe, y que además estos bienes son inalienables, por lo que, a pesar de los años, sigue siendo factible la reclamación de los mismos, al igual que sucede con el citado pazo de Meirás.


El litigio surgió con motivo de la exposición sobre la obra del Mestre Mateo que se celebró en Madrid, y posteriormente en Santiago, y para la que los familiares del dictador (entonces todavía vivía su hija), prestaron las dos esculturas.


Fue entonces cuando se descubrió un documento de venta entre el conde de Gimonde y el Ayuntamiento de Santiago, en el que además se incluye una cláusula según la cual las dos esculturas deben ser de titularidad municipal, y que en caso de venderlas a un particular deberían pagar una indemnización al anterior propietario.


La idea del Ayuntamiento es que ambas piezas se incorporen al patrimonio público a través de su exhibición en el museo de la Catedral de Santiago con otras obras de Mateo.