El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Récord del ahorro a la vista en Galicia por encima de cincuenta mil millones

Se dispara a 67.550 millones el dinero depositado en la banca por el 95 % de familias y empresas // Cae el 6,4 % el plazo fijo // Reducen su valor los fondos de inversión y planes de pensiones

Clientes de un banco sacan dinero de un cajero en Santiago - FOTO: Pepe Ferrín
Clientes de un banco sacan dinero de un cajero en Santiago - FOTO: Pepe Ferrín

SANTI RIVEIRO  | 21.10.2019 
A- A+

Pocas cosas existen en el mundo tan miedosas como el dinero. Máxime en lugares que, como Galicia, convierten en un arte lo de guardar el ahorro bajo el colchón; en mayor medida cuando en vez de continuar hablando de recuperación se habla de frenazo económico. En este contexto se huye del riesgo y se buscan lugares seguros a los que confiar el ahorro, lo más alejados de las fluctuaciones de los mercados de renta variable. Los depósitos a plazo y cuentas a la vista de los gallegos alcanzaban, a finales del segundo trimestre de este año, la mayor cifra en la historia, con 67.550 millones de euros, tras crecer en 2.825 millones frente a marzo (cerca de un 4,4 %) y 3.700 frente a junio de 2018 (un 5,8 %).

Es una tendencia imparable desde 2012, según los datos del Banco de España, cuando tocaron suelo en 52.979 millones. Desde entonces no han parado de crecer, a un ritmo que se acentuó desde el primer trimestre de 2018. De la cuantía total las administraciones públicas se anotan 3.416 millones, con el grueso, el 95 %, en manos de familias y empresas. Son 64.133 millones en depósitos donde el plazo fijo no es el rey, y de hecho, evoluciona también a la baja y se sitúa en 14.094 millones, menos del 22 % total. En lo que va de año pierde un 6,4 % o 967 millones del ahorro confiado por los gallegos.

¿Dónde se queda el grueso? En cuentas a la vista. Con cero por ciento de rendimiento que, al aplicar las comisiones bancarias y el impacto del IPC -por poco que sea- supone pérdida de dinero. El plazo tampoco ayuda: para conseguir un 0,5 % hay que irse a bancos on-line o entidades que obligan a contratar otros servicios, o domiciliar la nómina. Si supera el 1 %, son ofertas de bancos de Italia, Bulgaria, Portugal o Eslovaquia, entre otros destinos que cuentan con su propio Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

Frente a comienzos de año, las antiguas cuentas corrientes han engordado por encima del 10,2 %, superando por primera vez la iné-dita cota de los cincuenta mil millones, que son 4.622 más. ¿Que no renta nada? Pero lo tengo a mano, parecemos pensar. Por el momento, al menos, la banca no se plantea cobrar a particulares por ser un parquin de dinero, aunque el rumor está ahí, y en algunos países, como Alemania, sí se hace ya a las empresas.

Mientras, afectados por la caída de la Bolsa en los últimos tiempos, otras fórmulas de ahorro donde arriesgarse al menos un poco es preciso, cotizan a la baja. Gracias a informes del Observatorio Inverco se ve que la volatilidad pasó factura a los fondos de inversión vinculados a renta fija -como deuda pública- y variable aquí y el resto de España.

Galicia perdió la cota de los diez mil millones en fondos el año pasado al caer de 10.321 a 9.996 millones de euros, descenso del 3,1% que fue el segundo mayor en España tras el de Madrid, un 3,6 %, y por delante del 3 % andaluz. En cambio, el número de partícipes gallegos saltó de 395.565 de 2017 a 413.640 al cierre del pasado ejercicio, según Inverco, lo que supone un avance del 4,6 %. Si hubo dieciocho mil gallegos más, está claro que perdieron capital por culpa de los mercados.

En planes de pensiones individuales, el colchón para completar futuras pensiones, se perdieron tanto ahorradores como capital. En tierras gallegas lo invertido pasó de un valor de 3.552 a 3.435 millones, un -3,3 %, y los partícipes lo hicieron en menor medida de 407.392 a 405.726, el -0,4 %.