El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Relojes de Marín conquistan EE UU

El proyecto, iniciado en 2015, comenzará su "gran expansión" en 2019, una vez asentado plenamente en el presente ejercicio, en el que logró cerrar el año con una facturación de un millón de dólares

Los jóvenes pontevedreses posan con los relojes que conquistan el mercado americano.
Los jóvenes pontevedreses posan con los relojes que conquistan el mercado americano.

ALBERTO VIDAL  | 02.01.2019 
A- A+

"Que no te busquen la vida, búscatela tú". Partiendo de esta premisa cuatro jóvenes pontevedreses, con su base operativa en un piso en Marín, todos ellos con una "pasión común" por los relojes, iniciaron el lanzamiento de un proyecto en 2015 que tomó cuerpo en 2017 y este año 2018 ya acabará el ejercicio con una facturación de un millón de dólares.

Jorge, Franki, Óscar y Javier crearon una marca propia de relojes, Hustlers (significa algo así como buscavidas), que logró hacerse un hueco en el mercado estadounidense. Con un producto que ellos mismos catalogan en la "gama alta", cada reloj puede rondar un precio que se sitúa en torno a los 300 euros.

Los cuatro jóvenes con formación universitaria complementaria para impulsar la iniciativa (informático, ingeniero, diseñador o Ade) consideraron clave para que su producto funcionase en el mercado que la salida fuese a través de venta online, si bien también existe una parte del negocio que se realiza físicamente en relojerías.

Su marca, para la que diseñan las piezas pero no los mecanismos que son japoneses o suizos, consta a día de hoy de un catálogo de 12 relojes, pero en 2019 prevén una "gran expansión" con el lanzamiento de seis colecciones más con una docena de relojes cada una de ellas.

Hustlers sirve además a los jóvenes emprendedores como "lanzadera" para afianzar su proyecto más allá de la propia marca permiténdoles "fabricar y distribuir" para otras marcas americanas. En estos momentos tienen en cartera diez colecciones de otras marcas americanas en las que se ocupan de realizar los diseños, control de calidad, distribución y venta online.

La receta para que funcione el producto en el mercado, explican, es conocida. El reloj de moda, convertido ahora en un "complemento de la tendencia" tiene que estar en línea con lo que sucede en las pasarelas. "Zara de la pasarela a la tienda tarda cada vez menos", dicen sobre un modelo de éxito que ellos también aplican a la fabricación de loos relojes.

"Somos capaces de lanzar nuevas colecciones adaptándonos a las nuevas tendencias en muy poco tiempo. En el mundo americano todo tiene que ser ya y en el sector de la relojería todo es lento. En ese ámbito nosotros cogemos mucha fuerza porque tenemos agilidad", destacan, porque con "pocas variaciones" en su producto son capaces de adaptarse a los tiempos.

Con la intención de que al final el producto acabe entrando también en España -en la provincia de Pontevedra tres o cuatro relojerías ya se interesaron por sus productos- explican que en Estados Unidos el grueso de las ventas es muy estacional: el Día de Acción de Gracias, el Día de la Independencia y el Black Friday y en España también, como es evidente con el Día de los Enamorados. Y esa también es otra clave con la que trabajan en el marquetin, en el que invierten "mucho dinero" de ese millón de euros de su facturación del presente año.