El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Resistencia Galega reivindica los ataques a las sedes del PP de Nigrán y Gondomar

Un diario de Vigo recibió una llamda en la que un varón dijo que seguirán atentando contra esta formación política, a la que acusaron de estar "contra Galicia y su lengua"

E.P. VIGO  | 23.04.2010 
A- A+

Una llamada efectuada por un hombre a un periódico de Vigo en nombre de la organización independentista Resistencia Galega reivindicó hoy la autoría de los ataques con cóctel molotov registrados esta semana contra las sedes del PP en las localidades pontevedresas de Nigrán y Gondomar, donde se produjeron daños materiales.

Según explicaron a Europa Press fuentes de Atlántico Diario, sobre las 10.55 horas de hoy se recibió una llamada telefónica en la sede de este periódico de Vigo, en la cual un varón reivindicó los citados ataques en nombre de "Resistencia Galega" y contra el PP, partido al cual calificó de "mafioso y corrupto".

Asimismo, este individuo dijo que seguirán atentando contra esta formación política, a la que acusaron de estar "contra Galicia y su lengua". Las mismas fuentes explicaron que el periódico ya ha informado a las fuerzas de seguridad de lo ocurrido.

A principios de esta semana, las sedes del PP en Nigrán y Gondomar, ambos municipios cercanos de la costa de Pontevedra, fueron atacados con sendos cócteles molotov que provocaron daños materiales, pero no hubo que lamentar daños personales. El primero de los artefactos fue lanzado la madrugada del lunes, se cree que al igual que el de Gondomar, pero en este caso no fue descubierto hasta el día siguiente.

Otros casos

Esta forma de operar es similar a la registrada a principios de abril, cuando un comunicante también reivindicó en nombre de Resistencia Galega, en una llamada a Faro de Vigo, los ataques a las centrales sindicales de Vigo y O Porriño, así como el que se produjo contra un chalé.

Precisamente ese día, unos desconocidos habían arrojado un cóctel molotov al chalet que el concejal de Tráfico de Vigo, Xulio Calviño, tiene en Coruxo, donde se produjeron escasos daños materiales, pero no hubo que lamentar heridos porque ni el edil ni su familia estaban en esa vivienda.

Previamente, el 10 de marzo de este año, un cóctel-molotov fue lanzado contra la casa sindical de O Porriño (Pontevedra), situada en la calle Antonio Palacios, y provocó diversos daños en varias ventanas y la fachada del inmueble. Ese ataque fue similar al ocurrido a finales del pasado enero en el local de CC.OO. en Vigo, donde también hubo daños en la fachada provocados por el lanzamiento de una piedra y un cóctel-molotov que no llegó a entrar en las dependencias.