El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

En riesgo 75 millones anuales por el 'stand by' de la central de As Pontes

Son los sueldos y pagos por servicios que abona Endesa // SOS de las auxiliares // Jaque a Alcoa con el cierre irreversible de 32 cubas de electrolisis // La planta moviliza un 30 % del PIB lucense

PROTESTA DE las auxiliares en la rotonda de acceso a la térmica de As Pontes.  - FOTO: EFE
PROTESTA DE las auxiliares en la rotonda de acceso a la térmica de As Pontes. - FOTO: EFE

JOSÉ CALVIÑO SANTIAGO   | 22.08.2019 
A- A+

El impacto económico de Alcoa en A Mariña es brutal, y alcanza nada menos que el equivalente al 30 % del PIB o toda la riqueza que genera la provincia de Lugo, más allá de la leche es su gran industria. De la central térmica de As Pontes conocíamos ayer que sólo en salarios y pago de servicios, Endesa abona 75 millones de euros al año, eso sin contar los otros 220 que invierte para que la central de carbón cumpla los requisitos de emisiones que marca la UE y pueda seguir encendida más allá del año próximo.

Sin embargo, estas dos emblemáticas industrias de nuestra comunidad están en riesgo y, por tanto, también todo su aporte a la economía. Ayer hubo dos frentes. Malas noticias en la reunión entre el nuevo presidente de Alcoa España, Álvaro Dorado, y el comité de empresa de la fábrica de Cervo: contra sus demandas de retrasar la decisión al 23 de septiembre, contando con que se formase Gobierno y se aprobase el estatuto para las electrointensivas, se les transmitió que la decisión de parar 32 cubas de electrolisis es "irreversible". Su objetivo es llevar a la planta a la "situación más competitiva en este momento sin tocar el empleo".

Dorado, que parece creerse que Pedro Sánchez logre dejar de estar en funciones y ponga en marcha un nuevo Ejecutivo -tocará ir a nuevas elecciones-, basa los recortes productivos en el precio de la energía, que pagan un 50 % más cara que el resto de competidores europeos.

Frente a las protestas de los representantes de la plantilla o, recoge Efe, el presidente les indicó que "a día de hoy Alcoa no ha tomado ninguna otra decisión de reducir la producción" de aluminio y la "intención firme" de continuar en San Cibrao.

Mientras aguardan en Cervo que se ponga fecha a la prometida visita de la ministra en funciones de Industria, Reyes Maroto, en As Pontes, por donde no parece que vaya a pasarse, defendían con un paro de una hora de duración y concentraciones sus empleos los 150 trabajadores de las 20 contratas que trabajan para la térmica de Endesa, que se sumaron a las movilizaciones de los transportistas de carbón.

Congregados por UGT, CCOO y CIG, denunciaron "la paralización de la actividad desde hace cuatro meses de la central". Están sin carga de trabajo por el precio de la tonelada de emisión del CO2, que saltó de 6 a 27,28 euros, y el impacto impositivo del céntimo verde, que encarece su producción frente a otras tecnologías de combustión.

Exigen una reunión con el Ministerio de Transición Ecológica para erradicar el gravamen, con el comisario de Energía de la UE, Miguel Arias Cañete, para abordar el mercado de las emisiones de dióxido de carbono, y con los responsables de Endesa España para que refuerce su compromiso con producción y empleo.

POSICIÓN DE LA XUNTA

futuro electrointensivo y térmica más allá de 2030

Presentaba ayer la Xunta sus planes para movilizar 65 millones de euros -gracias a 16 en ayudas de asignación estatal- con su programa de ayudas para actuaciones de eficiencia energética, para apoyar a 200 iniciativas en empresas, crear 900 puestos de trabajo. Tahoces explicaba ayer que el tejido productivo se ahorrará gracias a ellas 7,28 millones al año y se evitará consumir el equivalente a 8.090 toneladas de petróleo, reduciendo las emisiones de CO2 en 25.000 toneladas anuales, con un efecto como si se plantasen "1,25 millones de árboles".

Pero el foco poco tiempo se concentró en esa ahorro energético del 32,5 % que la UE impone a Galicia en 2030 -en 2017 se logró un 23,5 %- y el responsable de Enerxía tuvo que mirar hacia Alcoa San Cibrao y pedir al Gobierno central que tome "medidas inmediatas" ante la "muy delicada" situación de la industria electrointensiva, con un estatuto anunciado para hace cinco meses que no llega nunca. Valoró como positiva la visita de la ministra Reyes Maroto a la planta lucense, a la que espera poder acompañar desde la Xunta, pues es "absolutamente necesaria" la colaboración y el compromiso conjunto en favor de la industria.

Sobre Endesa As Pontes mostró la preocupación del Ejecutivo gallego y apostó por que "debería mantener su actividad" hasta 2030 "y más allá", ya que la adaptación a la directiva de emisiones industriales "se ha ejecutado en un 80 %" -la inversión de 220 millones de euros- y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima lo contempla.