El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

San Xerome condena la aparición de los pasquines amenazantes

El Rectorado de la USC aclara que la Policía actúa de oficio // Guinarte, decano de Derecho, apuesta por investigar si hay personas vinculadas con la universidad // Organizaciones estudiantiles rechazan la violencia

Uno de los pasquines aparecidos en varias facultades de la USC - FOTO: ECG
Uno de los pasquines aparecidos en varias facultades de la USC - FOTO: ECG

N. GONZÁLEZ/S. BARBA   | 11.12.2018 
A- A+

El episodio de los panfletos con amenazas a tres profesores de la Universidade de Santiago (USC), que aparecieron la semana pasada en los tablones de anuncios de varias facultades compostelanas, está siendo investigado de oficio por la Policía. Así lo aseguraron ayer fuentes del Rectorado de la USC a este diario, que aclararon también que "por supuesto que se condena" la aparición de los pasquines con amenazas, pero es la Policía la que tiene la competencia. De hecho, una vez tuvo conocimiento de los hechos ya actúa de oficio.

El gobierno de la institución académica se puso en contacto con los tres docentes objeto de esas amenazas para manifestarles su apoyo total, pero no puede hacer nada más ya que los panfletos son anónimos. La firma es un logo que parece ser el de un grupo llamado Acción Antifascista, con célula en Galicia, pero no se sabe quiénes son sus miembros.

Las mismas fuentes del rectorado afirman que la capacidad de reacción y de actuación de la USC es nula porque se desconoce si entre los responsables de los panfletos hay algún estudiante de la USC o algún miembro de la comunidad universitaria. Reiteran su condena a estros actos e indican que el clima en los campus y facultades es de tranquilidad.

Recordar que el miércoles pasado varias facultades de la USC aparecieron cubiertas con panfletos contra tres profesores universitarios, Roberto Blanco Valdés, de Derecho; Celestino García Arias y Miguel Caínzos López, ambos de Ciencias Políticas. En este texto se denuncia la existencia de un "Estado fascista" y se da los nombres y apellidos de estos tres docentes tachándoles de "fascistas" y advirtiéndoles de que "estais no nosso ponto de mira!".

Gumersindo Guinarte, decano de la facultad de Derecho, centro en el que imparte docencia Blanco Valdés, explicó ayer a EL CORREO que "aparte de ponerme en contacto con el profesor afectado y ponernos su total disposición no tenemos medidas ni capacidad para tomar ningún otro tipo de medidas".

Explica Guinarte, asimismo, que "la organización firmante no tiene miembros registrados" ni está reconocida, por lo que sería difícil. De todas formas, cree que se debería investigar para saber "si hay personas vinculadas a la USC" con alguna responsabilidad en los panfletos pero considera que las competencias sería del gobierno de la universidad, no de las facultades.

Los hechos "tienen la gravedad suficiente, aunque sean absolutamente disparatados y no lleguen a materializarse, y tienen un tono que no debe tolerarse en el ámbito universitario, donde debe prevalecer siempre el debate", defiende el decano de Derecho.

Por parte del estudiantado la condena es unánime, "señalamientos como estos no son el camino adecuado para luchar contra el fascismo", afirma Pablo Rodríguez, representante de Asambleas Abertas en la junta de facultad de Ciencias Políticas. Señala que "en su labor académica no hacen una argumentación política asociada al fascismo" y defiende que la lucha antifascista es importante pero "no se puede llevar a cabo desde movimientos pequeños y sectarios".

Serxio María Rodríguez, que fue alumno de los tres docentes señalados, destaca que "fascista es una palabra mayor, a evitar especialmente cuando se dirige a personas que no lo son". Este representante de + Ciencia Política denuncia que "insultos así empeoran la relación entre alumnos y profesores, que debe ser de respeto mutuo" y lamenta que la persecución a estos profesores no es novedad.