El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

25 de xullo

Santalices insta, en la Ofrenda al Apóstol, a pedir perdón por la corrupción

El delegado regio aludió al "gran desafío" de la crisis demográfica y pidió una política migratoria consensuada que vea a personas que buscan la integración, para convertir en fortaleza lo que muchos ven como una amenaza // El arzobispo, monseñor Julián Barrio, celebra la "condición" del hombre como "hijo de Dios"

SANTIAGO. REDACCIÓN  | 25.07.2018 
A- A+

Miguel Santalices, presidente del Parlamento gallego, se encargó este año de pronunciar la Ofrenda Nacional al Apóstol en la Catedral de Santiago, en una celebración presidida por el arzobispo compostelano, monseñor Julián Barrio.

Santalices empezó su discurso agradeciendo al Rey, Felipe VI, que lo designara como delegado regio, y aludiendo a los avances en la Catedral. "Grazas e parabéns a todos os que participan nesta tarefa". El oferente ha demando una España que sea "capaz de encontrar un camino de concordia en la que toda sensibilidades tengan acomodo dentro del respeto a la ley". Reconoció que la sociedad, en general, y los poderes públicos en particular, cometen errores que afectan a la credibilidad de las instituciones, como los casos de corrupción, por lo que, con responsabilidad o sin ella,  hay que pedir disculpas y mejorar la prevención para evitar que se repitan. 

Se refirió al humanismo cristiano que impregna nuestra cultura y sistema de valores, y reconoció la labor social de organizaciones como Cáritas o Médicos sin Fronteras para hacer más llevadera la vida de muchas personas.

Una de las cuestiones importantes del la Ofrenda fue la presión migratoria, que debería ser un "aldabonazo a nuestras conciencias". Dijo Santalices que miles de personas huyen en busca de una vida mejor, e instó a diseñar una política migratoria consensuada que combata los bandazos partidistas y los brotes xenófobos, que entienda que las personas migrantes buscan la integración, para convertir en fortaleza lo que muchos ven como una amenaza. 

Solicitó la preservación de la viabilidad del estado de bienestar, explorando fórmulas imaginativas y trabajando el consenso. Buscar soluciones a grandes desafíos como la crisis demográfica, refiriéndose a la conciliación laboral: "sin niños no habrá mañana". También aludió a la calidad de vida, a los cuidados paliativos sin atajos o a hacer lo posible para evitar los incendios forestales. Además, el jefe del Legislativo autonómico ha pedido la implicación de todos contra el drama de la violencia de género, ya que requiere un enfoque global que comience en el hogar y en la escuela.

Recordó a las víctimas del accidente ferroviario de Angrois, a las del terrorisomo o cualquier clase de violencia. Para Galicia, pidió seguir transitando por sendas de entendimiento, encontrar entorno laboral estable que permita formar familias, y que esta y otras celebraciones sean puente de unión en lo esencial.

EL ARZOBISPO CELEBRA LA CONDICIÓN DEL HOMBRE COMO HIJO DE DIOS

Por su parte, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, ha saludado en la homilía a todas las autoridades que han asistido a la Ofrenda, que han sido, entre otros, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, todos los conselleiros del Gobierno gallego y representantes de los grupos municipales en la corporación del Ayuntamiento.

Durante su intervención, el arzobispo ha celebrado la "condición" del hombre como "hijo de Dios", al tiempo que ha apelado a la "descristianización y el deterioro moral de la vida personal, familiar y social" que genera, según ha proseguido, "un cambio cultural" en el que la referencia a Dios "es considerada como una deficiencia en la madurez intelectual y en el pleno ejercicio de la libertad".

"Los católicos tenemos que vivir hoy con alegría y gratitud la misión de anunciar el nombre y las promesas de Dios como fuente de vida y de salvación, convencidos de que, a pesar de las propias debilidades, la propuesta cristiana nunca envejece", ha expuesto monseñor Julián Barrio.

Además, el arzobispo se ha dirigido a Santalices para coger la ofrenda al Patrón de España y ponerla en el altar: "Agradezco mucho a su felicitación en el 25 aniversario de mi ordenación episcopal".

"Encomienco con tu intercesión los frutos del Sínodo de los Jóvenes, a todos los pueblos de Hispanoamérica, de manera especial a aquellos que están pasando por grandes dificultades, a los pueblos de España, de forma especial al pueblo gallego, también a las familias para que vivan la alegría del amor por el camino de la santidad, que es el rostro más vello de la Iglesia, como dice el papa Francisco", ha manifestado.

"Intercede por nuestros gobernantes para que sepan encontrar, en diálogo sereno y respetuoso con la verdad, soluciones a los problemas políticos, sociales y culturales; y por todas aquellas personas que están ofreciendo sus mejores esfuerzos para responder a las exigencias del bien común. Con tu patrocinio, Santo Apóstol, pido que el Señor bendiga a Sus Majestades y a la Familia Real, y también a su Excelencia, señor oferente, a su familia y a sus colaboradores. Amén", ha sellado.

PREVIO A LA MISA
La eucaristía en la Catedral de Santiago ha estado precedida de una procesión dirigida por el arzobispo y un desfile de tropas en la Praza do Obradoiro, que ha contado con el lanzamiento de tres paracaidistas desde un helicóptero y su aterrizaje frente al Pazo de Raxoi portando las banderas de España y Galicia.

Acto seguido, el presidente del Parlamento gallego, el delegado regio, ha saludado al arzobispo y al resto de autoridades allí presentes, que se han incorporado a la procesión para entrar en la Catedral a través de la escalinata.

EFE/LAVANDEIRA JR
SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25/07/2018.-El delegado regio, el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices (2, izq) durante la ofrenda en la catedral, esta mañana en Santiago de Compostela.
FOTO: EFE/LAVANDEIRA JR