El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

por 29 despidos y bajada de sueldo

Los trabajadores de Einsa en As Pontes siguen con la actividad paralizada

Las protestas se iniciaron ante la falta de acuerdo del Comité de Empresa y la dirección de Einsa en torno al plan de viabilidad con el que la compañía pretende recortar 2,9 millones de euros en un año

E.P. FERROL  | 14.05.2012 
A- A+

Los trabajadores de la empresa de artes gráficas de Einsa en As Pontes continúan sin retomar la actividad y con la fábrica parada, desde el pasado martes, en protesta por la decisión de la compañía de despedir a 29 empleados de los casi 370 de la compañía y reducir los salarios al resto de la plantilla.

La medida de presión se inició hace seis días después de que la compañía, pese al inicio de las movilizaciones, comenzase a remitir cartas de despido a los trabajadores. Hasta el momento, según ha señalado el comité de empresa, han sido notificados 24 de los 29 despidos previstos.

Las protestas se iniciaron ante la falta de acuerdo del Comité de Empresa y la dirección de Einsa en torno al plan de viabilidad con el que la compañía pretende recortar 2,9 millones de euros en un año y que se traduce no solo en despidos sino también en la rebaja de los salarios "en cerca de un 18 por ciento de media, algo más de 4.000 euros" a cada trabajador, según ha indicado Alberte Amado, representante por la CIG.

Los trabajadores reclaman a la compañía que se siente a negociar las medidas propuestas. El comité había presentado un plan alternativo que suponía un recorte del gasto económico de millón y medio de euros pero la dirección lo consideró insuficiente.

Los representantes sindicales han anunciado que este martes realizarán una protesta ante el edificio de la Xunta de Galicia en la plaza de España de Ferrol y el viernes ante la Delegación del Gobierno en A Coruña. Denuncian que la compañía ha recibido "casi 50 millones de euros en ayudas y subvenciones".

Alberte Amado insiste en que la situación económica de Einsa --que también cuenta con una planta en Pontedeume con una decena de trabajadores-- se deriva de una "mala gestión" porque "la cuenta de resultados es positiva".