El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Un ajuste de cuentas podría estar detrás del tiroteo de película sin heridos en Castrelo

Ocupantes de un vehículo dispararon contra una casa en Prado y se dieron a la fuga

Control fallido en Ourense en busca de los autores  - FOTO: TVG
Control fallido en Ourense en busca de los autores - FOTO: TVG

P. LEMOS/AGENCIAS   | 14.08.2019 
A- A+

La Policía Judicial investiga las causas de un tiroteo ocurrido en la noche del pasado lunes, en el que no hubo heridos, y en el que se vieron implicados al menos un vehículo y los moradores de una vivienda en el lugar de Prado, en municipio ourensano de Castrelo de Miño.

Las investigaciones del tiroteo barajan como hipótesis un "posible" ajuste de cuentas, dado que se cree que la visita del vehículo a la vivienda "no fue circunstancial" y que tanto los ocupantes del mismo como los inquilinos de la casa se conocían, según han informado fuentes consultadas por Europa Press.

Algunas pesquisas apuntan a que sobre las 23,00 horas del lunes un vehículo llegó a la vivienda en el interior de la cual había gente. A continuación se produjo una discusión que dio lugar al primer tiroteo con la posterior persecución de dos vehículos en dirección a Ourense.

Todo parece apuntar a que el segundo coche implicado en la persecución "pudiera" ser el propio de los inquilinos de la vivienda, según han trasladado fuentes próximas a la investigación a Europa Press.

LOS IMPLICADOS SE CONOCÍAN

La investigación baraja que los implicados en el tiroteo "se conociesen de manera previa". El motivo de la visita que desencadenó un tiroteo podrían haber sido "diferencias contables" o un intento de "limar posibles asperezas".

Por tanto, la hipótesis del robo con tentativa de forzamiento en la puerta de la vivienda como motivo del tiroteo ha quedado descartada por los investigadores.

Al no existir una víctima interesada que presente una denuncia el primer paso de los investigadores, han indicado las misma fuentes, se centra en localizar a los dos vehículos implicados con "unas características ya perfiladas".

La Policía Judicial trata ahora de identificar y localizar a los implicados en el tiroteo. Fueron los propios vecinos los que alertaron al 112 de lo sucedido al escuchar disparos en el lugar, por lo que hasta la zona acudió la Guardia Civil, que halló "tres casquillos de bala" así como señales de que intentaron forzar la puerta de una vivienda. Los propios vecinos de la zona indicaron que oyeron a los ocupantes del coche efectuar varios disparos contra las personas que se encontraban en la vivienda, que acto seguido salieron y comenzaron a disparar contra el vehículo.

Lejos de acabar ahí el incidente, los vecinos también aseguraron que observaron a los inquilinos ir hacia sus vehículos e "iniciaron una persecución". Apuntaron también que habían visto alguna vez a tres personas en la zona pero que no las conocían porque no solían estar allí habitualmente.

Según la versión de la Subdelegación del Gobierno, los autores del tiroteo intentaron forzar la puerta de la vivienda contra la que también dispararon. 

CASQUILLOS Y COCHE. Los agentes de la Guardia Civil localizaron casquillos de bala en el exterior de la vivienda y los analizan ante la sospecha de que pudieran ser de un arma de fogueo. Además, los vecinos trasladaron a la Guardia Civil que habían visto salir de manera apresurada un coche de determinas características del lugar de los hechos.

Por todo ello, se desplegó un operativo de control de tráfico para tratar de identificar el vehículo y a sus ocupantes.

En la mañana de ayer, martes, los agentes pararon a un coche con una descripción muy similar a la efectuada por los vecinos en el entorno de la ciudad de Ourense, pero finalmente concluyeron que los ocupantes no tienen relación alguna con lo ocurrido.

La Guardia Civil prosigue realizando las pesquisas oportunas para tratar de esclarecer los hechos y descubrir quién realizó las detonaciones e intentó forzar la puerta de la vivienda atacada. Pese al extraño cariz del tiroteo, según señaló a Efe el alcalde de Castrelo, Esteban Suárez, afortunadamente lo ocurrido ha quedado "en una anécdota" y no hubo que lamentar heridos.