El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

La valedora alega "responsabilidad" en su dimisión condicionada

Corrige el escrito en el que pone su cargo a disposición y quedan en el aire los plazos de su relevo // Supedita su renuncia a que los grupos políticos hayan negociado un sustituto para ella y también para su adjunto

Milagros Otero, valedora do Pobo - FOTO: E.P.
Milagros Otero, valedora do Pobo - FOTO: E.P.

SANTIAGO DE COMPOSTELA. E.P.  | 05.04.2019 
A- A+

La valedora do Pobo, Milagros Otero, ha enviado un escrito al Parlamento de Galicia en el que corrige la fórmula para su relevo con respecto al documento inicialmente registrado este jueves, en el cual pone su cargo a disposición de la Cámara y supedita su renuncia a que los grupos políticos hayan negociado un sustituto para ella y también para su adjunto.

La decisión de "poner su cargo a disposición" de la Cámara gallega se adoptó después de que el Tribunal Supremo ratificase el fallo judicial que anuló el nombramiento del puesto de jefe de servicio de Administración y Personal para María Puy Fraga, hermana del portavoz parlamentario del PPdeG y sobrina del expresidente Manuel Fraga.

De esta forma, quedan en el aire los plazos para el reemplazo, que de haberse seguido por el artículo reglamentario al que aludió inicialmente (5.1.5.), se podrían solventar en unos dos meses. Ahora, si bien su relevo podría ser inmediato, también puede retrasarse sin fecha, puesto que queda al albur de que los partidos de la Cámara gallega se pongan de acuerdo --toda vez que es necesaria una mayoría reforzada de tres quintos (45 diputados)--, como ella ha condicionado.

Concretamente, Milagros Otero registró un escrito en el que puso su cargo a disposición del Parlamento y solicitaba a su presidente, Miguel Santalices, que informase de ellos a las cuatro fuerzas políticas con representación. Y decía que, cuando los partidos "acordasen una propuesta para cubrir los cargos de valedor y adjunto", se procedería de inmediato a formalizar su renuncia.

Hasta ahí se mantienen igual los dos escritos. Pero este jueves aludió al apartado cinco del artículo 5.1 de la ley del valedor, por lo que basaba la causa para el cese en el cargo en una sentencia condenatoria firme por delito doloso. Ahora, según el documento al que ha tenido acceso Europa Press, apela al apartado uno de ese mismo artículo, es decir, a que hay que cubrir su puesto por renuncia.

Pero en rigor, y según las fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, la valedora únicamente se ha "puesto a disposición" de la Cámara, sin haber dimitido, algo que ella también ha matizado en declaraciones públicas este viernes. Esto significa, según las mismas fuentes consultadas, que Milagros Otero aún tiene que registrar su renuncia formalmente, algo que hará si hay acuerdo para su reemplazo.

"POR RESPONSABILIDAD"
En declaraciones a los medios este viernes, Milagros Otero ha defendido que su renuncia condicionada a que los grupos parlamentarios tengan sustituto de su cargo y de su adjunto la ha adoptado por "responsabilidad" con la institución comisionada. Asimismo, ha defendido que también se renueve el nombre del adjunto, Pablo Cameselle, porque juntos forman un "equipo".

La valedora do Pobo ha defendido su forma de actuar, distinta a la que en 2012 dejó el cargo su antecesor Benigno López, quien también se vio obligado a dimitir después de unas polémicas declaraciones en las que sugirió la suspensión de la Ley de dependencia.

Preguntada por qué motivo eligió condicionar su renuncia, ha incidido en que lo ha hecho por "responsabilidad" y ha rechazado entrar en "polémicas": "Yo no voy a entrar en polémica, no lo hice nunca, no es mi forma de ser, no creo que eso convenga a la institución". No ha querido entrar en si los grupos parlamentarios tendrán dificultades para pactar la renovación de la defensoría gallega. "No tengo opinión sobre esto, entiendo que los grupos encontrarán sustituto cuando consideren oportuno".

Además, e interpelada por ello, se ha guardado su opinión sobre el fallo judicial condenatorio: "No me meto en las decisiones de los tribunales; comparto alguna y otras no".

De confirmarse su relevo antes de que finalice el mandato, en 2020, sería la segunda persona al frente de la institución comisionada, creada por ley en 1984 pero cuyo primer valedor tomó posesión en 1990, que sale obligada de la defensoría gallega después de la dimisión en 2012 de Benigno López (que fue nombrado en 2007).

"MEJOR" OPCIÓN
En sus declaraciones a los medios, Otero ha insistido en que cree que ha sido la "mejor" opción, para no dejar en situación de interinidad la institución. "El motivo por el que tomé la decisión, está escrito, es por sentido de la responsabilidad con el Valedor y la ciudadanía, actuar con responsabilidad", ha enfatizado.

De este modo, remarcó que optó por esta vía por ese mismo motivo, porque "una institución como esta no debe descabezarse en este momento". Hay "muchas actuaciones" en marcha y "muchas personas" que tienen iniciados procesos, por lo que, arguyó, "no se puede de repente" dejar vacante el puesto.

Otero, que dijo que tanto ella como el adjunto entienden que "son un grupo de trabajo" y un "equipo" y que por ello deben renovarse los dos cargos, se ha mostrado a "disposición de los grupos".

Durante su intervención, aseveró que ha puesto por "delante" lo que entiende que es "mejor para únicamente la institución" y no para ella personalmente, un argumento que repitió en varias ocasiones. "Yo soy lo menos importante del asunto", ha dicho Otero, quien tampoco dijo que lo "importante" no es lo que le "duele" a ella, sino "el bien común".

"Tengo muy interiorizado el sentido de la justicia y que el bien individual debe quedar siempre por debajo del bien común", ha remarcado la catedrática de Filosofía del Derecho en la USC. Y ha agregado que considera que el pueblo gallego "saben mucho más" que lo que ella pueda decir sobre las cosas "como son".

YA DIO LAS EXPLICACIONES
Milagros Otero también insistió en que no quería entrar en "polémica" sobre la cuestión judicial y se remitió a su comparecencia en la Comisión de Peticións, el pasado mes de julio de 2018, cuando se conoció la sentencia del TSXG.

Entonces, la valedora do Pobo explicó que presentó su "abstención" durante el proceso y delegó la resolución final del concurso en Pablo Cameselle, eso sí, después de que estuviesen definidos los criterios de la convocatoria y de que se hubiesen presentado los candidatos.

De hecho, admitió que en la resolución de abstención "no especificó la causa concreta, debido a que consideraba que era de público conocimiento que es discípula académica del padre de una de las personas que concurría".

Milagros Otero ha dicho que, tras su paso por la defensoría gallega, volverá a su puesto en la universidad en el que, dijo, está "felicísima". "Es una vocación que tengo muy arraigada desde siempre y por la que luché muchísimo. Llevo en la Universidade de Santiago desde los 17 años que entré y ahora como catedrática", ha manifestado.

SOBRE LA PETICIÓN DE LOS GRUPOS
Preguntada por la petición del PSdeG de que se abstenga de representar a la institución, ya que la considera "inhabilitada" para ello, Milagros Otero ha señalado que el grupo de los socialistas puede pronunciarse como "le parezca" y no le va a decir lo que tiene que opinar.

Eso sí, ha advertido de que la institución "no se puede frenar" y, por eso, adoptó "esta forma de seguir con esta cuestión" y ha insistido en que continuará con las "labores" que entiende que "tiene que hacer". Y así, ha reivindicado el "mismo derecho" a hacer las cosas como ella considera que es mejor.

"Cuando una persona está en una situación apretada, lo que tiene que hacer es apretar los dientes y levantar la cabeza", ha señalado, al respecto de que ella barajó "muchas" posibilidades de como actuar, incluida la posibilidad de cesar a su adjunto.