El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Vecinos aislados, agua en el rellano y colectores a la deriva en Corrubedo

Hubo cortes viales en Noia, Lousame, O Son y Ribeira, donde se hundió el terreno bajo la calzada en Olveira

FOTO: C.P.
FOTO: C.P.

REDACCIÓN-DELEGACIONES SANTIAGO-RIBEIRA-CEE-O SON  | 17.01.2020 
A- A+

Los equipos de emergencias no daban abasto ayer para atender todas las llamadas en el entorno de Área de Compostela ante las consecuencias de las grandes inundaciones provocadas por el temporal. Uno de los puntos más conflictivos fue Corrubedo, en Ribeira (municipio en el que las precipitaciones dejaron hasta 75,4 litros por metro cuadrado).

En dicha parroquia, la inundación de la única carretera de acceso y el corte de tráfico a la altura de Artes por el desbordamiento del río Arlés dejaron aislados a los vecinos. Aún así, desoyendo las indicaciones de los efectivos, algunos conductores atravesaron igualmente por esa zona pese al riesgo de quedar atrapados... hasta que llegó una patrulla de Tráfico. Y, a la altura del colegio de Olveira, el terreno cedió bajo la calzada, que fue cortada.

En A Pobra se creó una gran balsa frente a la guardería del polígono. La vía Boiro-Noia se cortó en Tállara (Lousame). Bomberos y Protección Civil no pararon de atender llamadas, en su mayoría por inundaciones en fincas o garajes, en O Sar, Deza y Tabeiros.

En Brión fueron varias las aldeas, especialmente en las parroquias de Bastavales, Os Ánxeles y Luaña, donde se registraron inundaciones, asegurando su alcalde que el agua afectó a la unitaria de Os Ánxeles y a la piscina municipal. El agua también tomó varios garajes y travesías del centro de la villa de Negreira, ayuntamiento en el que se dio aviso a Protección Civil por la caída de dos árboles, con daños además en el pabellón de Pedra Mámoa (allí el miércoles se movían las placas de la cubierta, filtrándose la lluvia). En cuanto a Santa Comba, fueron constantes las balsas de agua en carreteras, y se precipitaron algunas estructuras, según AVPC, incluyendo daños en el mobiliario urbano. Protección Civil de Ames reporta inundaciones en bajos de viviendas y balsas de agua en distintos viales, así como el desbordamiento del cauce del Sar en A Condomiña.

Costa da Morte fue una de las zonas más afectadas por el temporal, registrándose en Vimianzo rachas de viento de 140 kilómetros por hora. En Zas las intensas lluvias dejaron más de 90 litros de agua por m2. Ello provocó los desbordamientos de varios ríos en el municipio, además del corte de vías secundarias, al igual que ocurrió en otros concellos de la zona, aunque no hubo que lamentar incidencias de gravedad.

En Carnota, ayer por la mañana se saturó la red de alcantarillado en O Pindo, al igual que los ríos en la zona de San Mamede, concretamente en los lugares de Canedo, Vilar y Rateira. En Muros, aunque no hubo incidencias graves, miembros del GES achicaron agua en diferentes puntos del municipio para que ésta no entrase en las viviendas.

En Outes las fuertes precipitaciones afectaron a varias casas de A Serra, en O Cunchido, y tuvieron consecuencias en Noia, donde además de la caída de muros y bajos anegados, se salieron las aguas de los cauces fluviales; de hecho, el Vilaboa llegó a cubrir la vía AC-550 a la altura del cruce de Argalo, dificultando la circulación. En O Son ocurrió lo mismo, resultando anegada la AC-550 a su paso por Carballosa, Caamaño y el núcleo sonense, con balsas de agua en ambos carriles.