El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

La Xunta acusa a Sánchez de usar a Galicia para su campaña

Pedro Duque, de visita en Vigo, imita el ninguneo de Maroto // Feijóo ve un enorme desprecio hacia las instituciones, Rueda "falta de respeto" y Conde denuncia una estrategia premeditada

EL PRESIDENTE Núñez Feijóo criticó ayer la actitud del Gobierno.  - FOTO: EFE
EL PRESIDENTE Núñez Feijóo criticó ayer la actitud del Gobierno. - FOTO: EFE

MAITE GIMENO VIGO   | 09.08.2019 
A- A+

Segunda visita en una semana de un ministro del Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez y nuevo desplante a la Xunta de Galicia. Primero fue la titular de Industria, Reyes Maroto, y ayer repitió el mismo modelo de comportamiento el de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, a su paso por Vigo.

Una actitud de enorme desprecio hacia las instituciones democráticas "que son los gobiernos, los parlamentos y los presidentes autonómicos", según Alberto Núñez Feijóo, para quien Sánchez ya está en campaña; y una "falta de respeto", a juicio de su número dos, Alfonso Rueda, quien destacó que "no hay Gobierno" en el Estado, pero sí que hay "mucha propaganda del Partido Socialista". A mayores, volvió a reclamar "explicaciones" por los 700 millones que Madrid debe a la comunidad, "que pertenecen a Galicia".

Y es que en su visita a la ciudad olívica para despedir a la tripulación del buque oceanográfico del CSIC Sarmiento de Gamboa, Pedro Duque volvió a las andadas y no invitó a los representantes de la Administración gallega, pero sí se reunió, a primera hora de la mañana, con el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, y a última de la tarde, con Abel Caballero.

El escenario que está perfilando el Gobierno en funciones, sin cuentas y con el "veto" reiterado a la Xunta, evidencia, según el conselleiro de Industria, Francisco Conde, que se ha trazado una estrategia "premeditada que va contra los gallegos" y que tiene por finalidad "aislar al Ejecutivo de Núñez Feijóo y a los gallegos". Queda en evidencia, afirmó, que el Consejo de Ministros de Sánchez "está utilizando a Galicia para hacer campaña electoral".

En esta línea argumental, incidió en que el presidente en funciones "parece que está más preocupado por una estrategia electoral y que usa a Galicia para resolver sus problemas de entendimiento" con otros partidos como Podemos, e insistió en que "el Gobierno de España está para colaborar con la Xunta y si no lo hace falta el respeto a los gallegos".

Recalcó que la visita de la ministra Maroto "fue un error desde el punto de vista institucional", que "entendíamos que se podía rectificar", pero "lamentablemente constatamos que el error no fue una casualidad y que hay una estrategia" preconcebida.

Conde se reafirmó en su reclamación de que cuando algún integrante del Ejecutivo nacional visite Galicia para abordar proyectos en los que las dos administraciones trabajan de forma conjunta, como ha ocurrido esta semana, se "cuente con la Xunta y con los gallegos, y haya colaboración institucional".

Señaló que en el caso de la visita de Duque, también giró en temas en que están implicadas las dos administraciones. Apeló a la "normalidad institucional" y espera que el Gobierno cambie de actitud. Además, instó al PSOE a "no trabajar para dividir a España y a las comunidades ", y a tratarlas por igual, ya que en Asturias se contó con el titular del Principado.

Tras reunirse con Duque, el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, pidió a Feijóo "que se tranquilice" en respuesta a las críticas por las dos visitas. Instó al PP a "acostumbrarse" a que la Xunta y Galicia no es de su propiedad" y arremetió contra la Administración gallega al asegurar que la reducción del gasto en I+D+i colocó a Galicia en el puesto 190 de un total de 238 regiones europeas, mientras Portugal se encuentra en el lugar número 100.

Santiago. Sin moverse del guión establecido desde Moncloa, el ministro en funciones de Ciencia, Innovación y Universidades, el astronauta Pedro Duque, apeló ayer de nuevo a la "sensatez" y a poner los pies sobre la Tierra para superar la actual situación de "bloqueo" político y permitir la formación de un Gobierno, porque "no se puede parar el ciclo democrático", alegó.

"Ha habido unas elecciones y ha ganado alguien, de alguna manera tenemos que llegar a los acuerdos suficientes para formar gobierno. Luego nos tocará responder ante la oposición, si es que nos toca a nosotros", afirmó Duque tras reunirse en Vigo con el líder de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero.

Una idea que está muy lejos de la expresada por Alberto Núñez Feijóo, quien está convencido de que el PSOE no quiere los votos del PP para lograr la investidura de Pedro Sánchez porque ya está en campaña electoral, como demuestra que la Xunta se entere por la prensa de las visitas de los ministros en funciones a Galicia.

"Si algo queda claro es que el Partido Socialista no quiere ninguna abstención del Partido Popular, sino que lo que quiere es construir un relato para, en esta campaña electoral que ya hemos comenzado, justificar unas segundas elecciones un domingo del mes de noviembre", afirmó.

Añadió que dado que Podemos y el PSOE "aparentemente no se entienden" el PP vio la posibilidad de hablar en serio y plantearon "cosas sencillas" al PSOE, como que si quiere los votos del Partido Popular lo primero que tiene que hacer es "comprometerse es que no va a gobernar con el independentismo y con el populismo".

"Esto se lo hemos planteado tal día como hoy y en 48 horas firman un acuerdo en Navarra con el visto bueno de Bildu y considerando además el independentismo vasco como socio preferente", criticó.