El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Zamora-Pedralba está en el largo período para su homologación final

Retraso a finales de 2020 en la entrega de los nuevos trenes Avril de ancho variable

A. MARTÍNEZ   | 11.02.2019 
A- A+

A Coruña. El ADIF comenzó el 30 de enero a realizar sus pruebas técnicas del tramo de Zamora a Pedralba de la Pradería -aún no está conectado el cambiador de Lobeznos con la vía convencional- para aportar la documentación a la AESF con objeto de que proceda a homologarlo. Ésto tardará como mínimo un semestre, aunque hay tramos en España que llevan más de un año en espera de recibir su validación de seguridad.

En cuanto sl proyecto de los PGE del año 2019, para la plataforma de los 110 km en tierras zamoranas, aún contiene partidas de Seittsa de 13,95 millones para el subtramo Cernadilla-Pedralba, donde se ubica la estación de Sanabria (Otero), y el cambiador de anchos en Lobeznos, y de 6,38 millones para el subtramo Zamora-La Hiniesta.

Y, aunque no afecta a la vía, hace unos días que se licitó la reposición de caminos entre La Hiniesta y Cernadilla, en toda la parte central del nuevo trazado.

Por otra parte, hasta finales de 2020, según anunció el presidente de Renfe, Isaías Táboas, en la Comisión de Fomento del 28 de enero, no estarán disponibles las primeras unidades del Talgo Avril de rodadura desplazable, recién salidas de fábrica. Éstas tendrán que ser homologadas recorriendo miles de kilómetros antes de entrar en servicio. Unas serán totalmente nuevas y otras procederán de la remodelación de coches de los trenes hotel ensamblados hace tan solo diez años. Todas ellas tendrán las mismas cabezas tractoras, con potencia para los 330 km/hora.

Finalmente hay que reiterar que el acabado definitivo de la línea de alta velocidad Galicia-Madrid, si se cumplen los plazos, se sitúa en 2025. En el año actual se debe licitar el último tramo Taboadela-Ourense, para el que hay consignados 635,56 millones en varios ejercicios.