Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 06 mayo 2021
22:50
h

Ecoener se estrena en la Bolsa cayendo un 15,2 %, pero apuesta a largo plazo

La compañía gallega Ecoener se estrenó en el Mercado Continuo de la Bolsa de Madrid con un descenso del 15,2 % al cierre de la sesión, pues de un precio de referencia de 5,90 € acabó en los cinco euros. Toda una pista para la multitud de competidoras energética verdes que prevén saltar al parqué a corto plazo. En rueda de prensa su fundador y presidente, Luis de Valdivia, quitó hierro a estos vaivenes: su proyecto es a largo plazo y generará valor, como ha hecho en cada ejercicio desde que se puso en marcha hace 33 años. Mantiene en su poder siete de cada diez acciones, con el 29,8 % moviéndose de mano en mano entre inversores.

No fue un camino de rosas. De hecho Ecoener tuvo que retrasar su fecha inicial, prevista en un principio para el 30 de abril, y ajustar el tamaño de su oferta inicial de acciones ordinarias durante la colocación. También eligió el rango más bajo en la horquilla de precios que estudiaba, 5,9 euros, lejos de los 7,25 euros por acción del más alto. Cerca de los 340 millones de valor global, en todo caso.

Respecto a si Ecoener, que ya hizo una ampliación para debutar en bolsa, hará una nueva después de rebajar su oferta inicial de acciones de los 200 millones previstos inicialmente a un máximo de 110 millones, ha respondido que con los recursos que han captado tienen suficiente para cumplir con los objetivos de la compañía en el corto y medio plazo.

Nacidos del agua, de las minicentrales gallegas, desde 1997 Ecoener instaló una potencia de más de 184 megavatios (MW) renovables, de los que mantienen actualmente 141 en propiedad. Sus proyectos en España se concentran especialmente en Galicia, donde tienen 80 MW casi a punto en eólica, y Canarias. Pero será en República Dominicana, Serbia, Kenia o Chile donde más crezca en presas. Apuesta por el bombeo hidráulico, el sistema de almacenamiento más barato que existe. Su objetivo es alcanzar 1.800 MW de potencia en 2028, un tercio del viento, otro del agua y el restante solar.

Palabras del presidente, Luis de Valdivia
En defensa de trabajadores bien retribuidos, la sostenibilidad y las pymes

Un visiblemente emocionado Luis de Valdivia le dio un meneo a la campana que protagoniza el tradicional toque con el que se estrenan las cotizadas en la Bolsa como hacía tiempo que no se vivía en el parqué madrileño, que vistieron de verde, con arbustos y plantas, como si de un bosque gallego se tratase. El presidente y fundador de Ecoener mostraba su “felicidad” y “orgullo” por el trabajo realizado en un grupo que inició su carrera cuando “no existían los conceptos de sostenibilidad ni de energías renovables”, dijo. Pero, sin embargo, su modo de trabajo entonces ya le permitiría cumplir los actuales parámetros que rigen en el sector, apuntó.

Pioneros en ese terreno, De Valdivia también puso además en valor que Ecoener es una empresa “muy rentable”, “con un 13,5% de beneficio sobre los ingresos” en los últimos años, lo que hace que ofrezca uno de los retornos a la inversión “más altos del sector”.

“Hemos iniciado una transformación profunda para ser cotizada, pero queremos conservar nuestros valores, que nos hacen diferentes y mantener ese esfuerzo por la sostenibilidad”, añadió, dando las gracias a los inversores que han depositado su confianza en la compañía. Un 40 % españoles, el resto internacionales, todos interesados a largo plazo y especializados en renovables.

Entre los mensajes de De Valdivia, fue especialmente intenso aquel en el que se dirigió en pleno parqué a los presentes señalando que miman a su plantilla, pagándoles lo que se merecen por su formación. Citó el caso de un proceso abierto para contratar a dos delineantes, al que acudieron más de cien aspirantes, entre ellos varios arquitectos, en el que algunos, al ser preguntados cuánto querían cobrar, le dijeron 700 u 800 euros. “Eso no puede ser”, señaló, defendiendo la necesidad de reconocer el talento. Buenos profesionales, bien pagados, generan buen ambiente y de ahí nace la eficiencia y la rentabilidad.

Puestos a pedir, reclamó un estatuto para las empresas medianas como Ecoener, porque “un país que no tiene empresas medianas no es un país sólido ni estable”. Por ello hay que potenciarlas y ayudarlas.

04 may 2021 / 18:46
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.