Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 19 septiembre 2021
13:52
h
El grupo Cortizo, que también sufre la carestía de la energía y las materias primas, optimiza cada envío que realiza para así paliar los sobrecostes derivados de su logística TEXTO José Calviño

Economías de escala para contrarrestar el alza de los costes

“¿Por qué Padrón? ¿Por qué ampliar nuestra fábrica y no localizar una factoría nueva en otros mercados?”. Esa fue la pregunta, reiterada después en las cuestiones de varios periodistas, que se lanzó el propio director general de arquitectura del grupo Cortizo, Daniel Lainz. Su propia respuesta, que ya había adelantado a algunos informadores en los corrillos previos a la rueda de prensa que protagonizó junto al gerente de Cortizo PVC, Estanislao Suárez, fue que en torno a la vecina localidad a Compostela “reside un ‘hub’ del conocimiento de la ventana” que ahora aspiran a “consolidar”. “El mayor polo industrial de construcción de perfiles para ventana de Europa”, ponía en valor Lainz.

El Plan de Expansión y Sostenibilidad Cortizo PVC 2021-2025 constituye, así, “un paso más, una apuesta más por Padrón como centro neurálgico de producción e investigación de ventanas en Europa”. De una industria “que crea cada vez más puestos de trabajo”, alegó.

El directivo de la compañía reconocía que a pesar del sobrecoste que supone la logística de vender desde el Finisterrae del Viejo Continente que supone el noroeste peninsular, existen ventajas que se consiguen gracias a las economías de escala. “A un cliente belga le puedo enviar medio camión de perfiles de PVC y medio de aluminio, o distintos productos, como paneles de composites o accesorios”, logrando así, frente a la competencia, mayores rendimientos por cada flete, por cada transporte que viaja hacia otros países.

El impacto en las industrias electrointensivas del precio de la electricidad, espada de Damocles que golpea y pone en riesgo de continuidad a plantas como la de aluminio primario de Alcoa en San Cibrao, Cervo, también pasa factura a empresas como Cortizo. Reconocía Daniel Lainz que “es un problema para la nuestra como para cualquier industria, junto a muchos otros costes que se están incrementando y que nos afectan, desde los carburantes a las distintas materias primas”. Aunque mostró su esperanza de que se moderen estas evoluciones, la solución que tienen en su mano, y que aplican como el resto del sector –de las auxiliares a las propias constructoras–, no es otra que repercutir en cascada, hacia el cliente final, ese incremento en los costes productivos.

Reconocimiento. Un mes antes de que se declarase el estado de alarma, en febrero de 2020 el grupo Cortizo recibía el Premio Emprendedor del año EY. La candidatura de la firma gallega, representada por las hermanas Raquel, Naira, Yaiza y Miriam Cortizo, fue la más votada por el jurado del certamen, compuesto por importantes personalidades del mundo empresarial, institucional y académico, y lo recibían en un acto presidido por la vicepresidenta económica del gobierno, Nadia Calviño. Entonces se puso en valor el objetivo de liderar el mercado sin renunciar a sus orígenes en Padrón y Rois, generando empleo en el rural.

25 jun 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.