Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 19 octubre 2020
23:20
h

El aluminio gallego pierde la paciencia y exige soluciones

Trabajadores de Alcoa instan a que Moncloa y Xunta faciliten la venta a Liberty // Los de Alu Ibérica A Coruña insisten en su intervención

Hace un mes se abría una puerta a la esperanza para los trabajadores de Alcoa en San Cibrao, puesto sobre la mesa el interés de Liberty por el centro fabril de A Mariña lucense; hace treinta días la plantilla de Alu Ibérica A Coruña –también antigua Alcoa– denunciaban la “estafa” que suponía que tras su venta a Parter ésta la revendiese a Grupo Riesgo y hoy apenas tengan trabajo y porvenir. En los dos casos han dicho basta, y pasado este tiempo, con el nuevo curso, exigen principalmente a Moncloa, pero también a la Xunta, que fuerce la llegada soluciones para reflotar al estratégico sector.

Menos samba, e máis traballar. “Sánchez, escoita, A Mariña está en loita”, reclamaban –y también a Núñez Feijóo, ahora que ha cerrado su Gobierno tras las elecciones de julio– demandaron los operarios de la megafactoría de aluminio y alúmina lucense, mientras cortaban el tráfico con barricadas en la autovía A-8, que conecta Galicia con Asturias, a la altura del puente de Os Santos, en Ribadeo. En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, valoró el haber contado con “bastante apoyo” teniendo en cuenta que esta nueva movilización se produjo en un jueves día laboral. Entre las seiscientas personas congregadas había trabajadores de Aludium en Amorebieta y Alicante, que evidenciaban con su presencia que las empresas que producen aluminio primario “son muy importantes” para las que lo transforman.

En medio de las negociaciones entre Alcoa y Liberty para la venta de la fábrica “seguimos esperando a ver si hay un acuerdo general”, explicaba Zan en vísperas de una nueva reunión de la mesa de seguimiento en la que esperan que Xunta y Gobierno central medien para que la venta sea “un éxito”.

DEMANDA HERCULINA. A 155 kilómetros de Ribadeo, en A Coruña, eran los operarios de Alu Ibérica quienes reclamaban ante la factoría la intervención del Gobierno “de una vez por todas” para aclarar “la estafa” y la “mentira mayúscula” que supuso, a su juicio, el proceso de venta.

En torno a medio centenar de trabajadores se concentraban a mediodía de ayer a las puertas de la planta coreando consignas como “Diles que se vayan”, “La solución, una intervención” o “Ministra Maroto, no nos vendas la moto”.

“Queremos que se aclare la verdad de todo lo que pasó aquí, todas las mentiras y la estafa que vemos todos los días”, sostuvo en declaraciones a la prensa el titular del comité de empresa, Juan Carlos López Corbacho.

Después de que el Ministerio de Industria requiriese documentación a las empresas implicadas para dirimir si hay incumplimientos en torno a los compromisos adquiridos en 2019, consideró que “ya pasó tiempo suficiente” y que tienen “pruebas suficientes” de todas las “ilegalidades” en este proceso.

Respecto a la inversión de casi diez millones de euros anunciada por el Grupo Riesgo para desarrollar la producción de aluminio “verde”, el representante de los trabajadores ha indicado que es “una cortina de humo más”.

“No era de entrada una inversión que estaba planificada en el acuerdo inicial, salió después y tendría que venir a mayores de todo el plan industrial que estaba proyectado”, explicó.

Sin embargo, manifestó que no se creen “nada”. “Lo único que tenemos de verdad aquí es un informe de la Inspección de Trabajo que dice que prácticamente la totalidad de la plantilla está sin ocupación efectiva de puesto de trabajo”, ha añadido Corbacho, que ha remarcado que están “por debajo del 10 % de producción”.

Asimismo, ha aseverado que “esto es responsabilidad del Gobierno” y ha advertido de que les quedan diez meses de los dos años “de protección” que les habían dado, con la firma de la venta de Alcoa a Parter en julio de 2019.

“Vamos a reclamar que los saquen de aquí. Estamos en agonía completa, no nos valen placebos. Lo que queremos es que se cumpla lo proyectado y ver cosas concretas en la planta”, indicó.

La aluminera Alu Ibérica anunció el miércoles que invertirá 9,7 millones de euros en sus plantas en A Coruña y Avilés para la compra de tecnología punta de fundición con la que desarrollar la producción de aluminio “verde” europeo, una cantidad que se enmarca en un plan con el que pretende, sostuvo, asegurar el empleo en la zona y crear una ventaja diferencial frente a los competidores.

18 sep 2020 / 00:15
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.