Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 diciembre 2021
21:40
h

El AVE gallego supera dificultades técnicas de relevancia mundial con tecnología nunca usada en España

Los 126 kilómetros de túneles y 10 de viaductos en el tramo Pedralba-Taboadela, en Ourense, han requerido actuaciones de vanguardia para acomodar los movimientos de la vía a los de la estructura

La abrupta orografía gallega ha vuelto a poner la cosas muy difíciles a los ingenieros y planificadores de la Línea de Alta Velocidad (LAV) gallega (Madrid-Galicia) por la que discurre el AVE. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha publicado este viernes un vídeo en el que los responsables de la construcción explican los detalles de los obstáculos y la forma en que fueron superados. Juan Pablo Villanueva, director general de Construcción de Adif Alta Velocidad se ha referido al tramo entre Pedralba y Taboadela (Ourense) y ha afirmado que los 126 kilómetros de túneles y 10 kilómetros de viaductos le dan dimensiones de relevancia mundial a al obra, con una enorme dificultad que ha obligado a habilitar soluciones como la instalación de vía en placa en las sucesiones de esos túneles y viaductos. En unos casos placa fija y en otros flexible, para las estructuras deformables, con lo que se consigue acomodar los movimientos de la vía a los movimientos de la estructura. La vía tradicional acabaría partiéndose.

María Dolores Salorio, directora de obra, explica que en el tramo Pedralba-Taboadela del AVE gallego se ha utilizado tecnología novedosa, la vía en placa prefabricada, nunca antes utilizada en España y una tecnología española. Dispone de un elastómero que permite cierto movimiento entre la estructura de la vía y que consigue dar respuesta a los requerimientos geométricos y dinámicos. Cada placa pesan unas siete toneladas y se colocan sobre un mortero de características técnicas muy exigentes que es autonivelante. Las piezas que fijan las vías permiten un desplazamiento lateral de diez milímetros y vertical de -4 a +26 milímetros. Con ello se puede regular a su posición definitiva el carril si fuese necesario.

Los técnicos de Adif resaltan la importancia de esta actuación, que pone de manifiesto la capacidad y la preparación de las ingenierías españolas, ya que el nuevo sistema diseñado, construído y puesto en obra por primera vez en la línea de alta velocidad gallega es de tecnología únicamente española.

09 jul 2021 / 12:10
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.