Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 22 septiembre 2021
00:18
h

El Bloque se queda solo con su propuesta de tarifa eléctrica gallega

El PP y PSdeG rechazan la propuesta porque consideran que sería perjudicial para la comunidad // Tenso debate con reproches cruzados entre las tres formaciones

No habrá tarifa eléctrica gallega para tratar de abaratar el recibo de la luz. Al menos, de momento. El Bloque Nacionalista Galego se quedó solo en la defensa de una proposición de ley que fue firmemente rechazada por PPdeG y PSdeG en un debate tenso con muchos reproches cruzados.

El BNG lleva todo el verano cargando contra la “estafa do prezo da electricidade”, con continuas subidas del megawatio que han provocado varios récords diarios del precio. Y este martes llegó el momento de defender en el Parlamento de Galicia la necesidad de apostar por una tarifa eléctrica propia con la que, en opinión de los nacionalistas, se podría abaratar el precio de la luz.

La portavoz nacional, Ana Pontón, fue la encargada de defender una medida que pretendía revertir la tendencia alcista de unos precios que se han disparado por encima del 300%, “unha estafa legalizada, con beneficios millonarios para o lobby eléctrico, e facturas ruinosas para familias e empresas, todo en medio dunha crise sen precedentes”. Un encarecimiento que “pon en risco miles de postos de traballo e que pon en riscoa familias en situación precaria, que condiciona os seus horarios para afrontar unha factura que roza o escándalo democrático”.

Pontón habló de una situación de “emerxencia social” que también “afecta á saúde das persoas”. “Como é posible un marco normativo que pon o lucro das eléctricas por riba da saúde das persoas?”, se preguntó.

En este debate censuró la ausencia de todos los miembros del gobierno gallego, que solamente aparecieron en el hemiciclo para la votación, en “unha foto” que permite ver “o absentismo do goberno do PP nun tema que lle quita o sono a moitos, un símbolo de que nin están nin se lle espera”.

RICA EN ELECTRICIDAD. Pontón defendió que la tarifa eléctrica propia es lógica en una comunidad que es “rica en electricidade pero que non se beneficia desa riqueza”. Señaló que las pymes y las familias están pagando un recibo caro en un territorio que exporta un 30% de la electricidad, mientras que el 14% de los hogares están en situación de pobreza energética.

Volvió a señalar que Galicia asume los costes ambientales de ser productora pero sin beneficios, y denunció el “boom eólico depredador” y el “espolio do país” por parte de las eléctricas.

Denunció que el encarecimiento de la luz es un problema que se repite con independencia de que los gobiernos sean del PP o del PSOE, “grazas ao xogo perverso das portas xiratorias e un sistema feito á medida das eléctricas”, que les permitió tener cuantiosos beneficios en “plena pandemia”: 490 millones para Naturgy, 1.394 en el caso de Endesa, y 3.610 de Endesa. Un lobby eléctrico “insaciable”, sabedor de que “gozan da normativa feita á medida dos seus intereses, que case lles da impunidade”.

La portavoz nacionalista denunció que Feijóo “deixara facer” en el vaciado de los embalses y que reaccionara con una multa de 25.000 euros “que lles deu a risa en Iberdrola”, toda vez que “ganan máis nun día turbinando”. “Claro que gobernan para as eléctricas”, censuró, al recordar la modificación en la ley para rebajar las sanciones. Lamentó que el presidente gallego se dedique a “botar balóns fóra e a vetar unha proposta viable que podería abaratar a factura”.

En este sentido, recordó que Feijóo había dado la razón a este veto al decir que “en Madrid no o entenderían”. Considera la nacionalista que, lo que no se entiende, es que “os galegos non poden ter unha factura máis barata nunha Galicia rica en electricidade”.

Una política que beneficia a las eléctricas y que explica por la presencia de expresidentes y exministros en sus consejos de administración. “Alguén se pensa que lles pagan un salario do copón por ser especialistas no sistema eléctrico? Non, é para que gobernen á medida dos seus intereses” y agregó que también “polo centralismo, que fai que a enerxía galega se poña ao servizo de Madrid”.

Así, argumentó que con cuna tarifa eléctrica gallega se podría “abaratar o prezo da luz para que a riqueza eléctrica se poña ao servizo as familias, das empresas e do desenvolvemento económico” y poner freno a “este todopoderoso lobby eléctrico”.

Para Pontón es importante “acabar cos beneficios caídos do ceo”, reducir los impuestos de la factura y repercutirlos en los presupuestos, bajar los peajes en las zonas productoras e impulsar “unha tarifa industrial estable e competitiva, pero exixindo ás empresas o compromiso de que creen emprego”. Por último, reclamó un avance en “máis competencias en materia enerxética”.

LA CULPA, DE SÁNCHEZ. El Bloque se quedó solo porque ni populares ni socialistas votaron a favor de la propuesta. Marta Nóvoa, diputada del PPdeG, comenzó cargando contra el Gobierno central por la “falta de solucións” y reclamó “medidas estruturais e non parches temporais ou medidas que serán efectivos en varios anos”.

Explicó que la tarifa por tramos “é todo un despropósito dun goberno que se declara non responsable”, y recordó que en la etapa de Rajoy exigían dimisiones por aumentos mucho menores.

Para el Bloque también tuvo críticas, al señalar que partían de “tres premisas rupturistas”: una tarifa que ya se había analizado en comisión, con nueve expertos de diez negándola, “e que sería nefasta, coa luz un 30% máis cara, unha estafa para os galegos”; asumir que “o público é sinónimo de máis barato”; y “botarlle a culpa do prezo a Feijóo”. Sobre esto, indicó que “as firmas non hai que entregalas en San Caetano, senón na Moncloa”, y afeó al Bloque ser “cómplices” por “soster” a Sánchez, mientras mostraba una foto de Pontón con Adriana Lastra en la firma del pacto de investidura.

Nóvoa prosiguió afirmando que el Bloque era culpable de “desconectar as térmicas antes de tempo”, en un momento en el que la energía renovable, que “é xenial”, no se puede almacenar. “A súa demagoxia é de nivel extremo”, apostilló.

También señaló que “é mentira” que la producción no deje beneficios, y se refirió al canon eléctrico de 200 millones de euros.

Frente a esto, recordó que el PP propone una serie de medidas para abaratar un 20% el coste de la luz.

DEFENSA DEL GOBIERNO CENTRAL. En el caso del PSdeG, su diputado Martín Seco hizo una firme defensa del Gobierno central, en una intervención que hubiera podido pasar por una sesión de control al Gobierno de Sánchez, y aseguró que el presidente cumplirá su promesa de que, al final de año, se pagará lo mismo que en 2018, sin tener en cuenta el efecto del IPC.

Así, fue enumerando cada una de las medidas que se han ido aprobando en los últimos tiempos, y se detuvo en las de este lunes, para afear al BNG que se alinease con Vox en el Congreso de los Diputados.

Seco criticó que Pontón “únicamente veña a facer propaganda do seu ideario” y se tildó de “ensoñación nacionalista” el argumento de que la factura será más barata por el mero hecho de ser gallega.

El socialista afirmó que hay varias líneas de actuación, que pasan por “seguir incidindo na transición enerxética” en “facer modificacións estruturais e de corto plazo para que a factura sexa equilibrada e non un luxo e que as empresas teñan beneficios insultantes” y, por último, “actuar contra a pobreza enerxética”.

Martín Seco reclamó “seriedade” e ironizó con el “espolio do estado español tardo franquista” denunciado por el Bloque. También apuntó al PP, al acusarles de “crer que poden resolver un problema creado por eles”.

También instó a los nacionalistas a que se dejen “de mantras soberanistas”, y añadió que “saben que non é certo que Galicia sexa excedentaria de enerxía, só pasa coa eléctrica”, por lo que les preguntó por lo que sucedería si se incrementasen los costes de distribución.

ABANDONO A GALICIA. Escuchados estos argumentos, Pontón ironizó con la postura del PSdeG, y se mostró decepcionada “por no ter un debate riguroso e de altura”, en una cuestión que “é o suficientemente seria como para que veñan a enganar aos galegos”.

Acusó a los dos partidos de “abandonar as pymes deste país”, y recordó la foto de Feijóo abrazando al presidente de Iberdrola para justificar que “defende os intereses das eléctricas en non os dos galegos”.

Por último, indicó que “non hai centro de almacenamento de enerxía en Galicia porque Feijóo non fai os deberes”. “É malo para Galicia que PP e PSOE poñan por riba de Galicia os intereses partidistas”, concluyó.

EL INCIDENTE
Un comentario machista

El debate tuvo momentos tensos por los reproches cruzados entre las tres formaciones, pero el momento de más voltaje se produjo en los primeros instantes de la réplica de Pontón. Desde la bancada nacionalista comentaron que hacía frío en el hemiciclo, una queja que también compartió el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Santalices, que explicó que el sistema de ventilación era nuevo. Colocada en la tribuna de oradores, Pontón ironizó al señalar que, con los actuales precios, muchas familias y empresas no podrían permitirse encender el aire para refrigerar sus domicilios y establecimientos, provocando el murmullo en la grada popular, y un comentario de una diputada conservadora hacia la portavoz nacionalista: “Claro, como ahora viste con americana”, masculló por lo bajo. Un comentario que no pasó inadvertido para Pontón, que detuvo su intervención y le recriminó que “é lamentable que sexa unha muller a que fai comentarios sobre a forma de vestir doutra muller”.

14 sep 2021 / 09:57
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.