Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 08 diciembre 2021
15:03
h

El BNG lamenta las “recetas caducadas” del PP para un país “que no es pobre pero está empobrecido”

Los socialistas afean al grupo mayoritario que la mitad de sus propuestas de resolución sean peticiones al Gobierno de Pedro Sánchez // El PP reitera sus exigencias y afea “sumisión” al PSdeG: “Las guarderías serán gratis con o sin su apoyo”

La viceportavoz del BNG, Olalla Rodil, ha lamentado que el Debate del Estado de la Autonomía (DEA) se salde con resoluciones que persisten en “recetas caducadas” y no permita avanzar hacia una Galicia con futuro y dejar atrás un país "que no es pobre pero está empobrecido" por las políticas del PPdeG al frente de la Xunta de Galicia.

En la última jornada del debate de política general, Rodil ha criticado los "anuncios que además son reciclados" y que no servirán para mejorar la calidad de vida de los gallegos porque las "recetas caducadas" que prevé aplicar el Gobierno de la Xunta no sirven para construir un país que "ofrezca más oportunidades que hace una década".

"Estamos en el amanecer de un tiempo nuevo, no valen las recetas de antes. Hay que apostar por un crecimiento autocentrado, respetuoso con el medio y con las personas", ha señalado Rodil, que asegura que sus iniciativas buscan una Galicia "más soberana, más justa y con más oportunidades".

Las resoluciones registradas en el primer debate de política general de la legislatura recogen algunas de las tradicionales propuestas de los nacionalistas como un concierto económico, una nueva política fiscal en el contexto de la emergencia climática, la creación de un cuerpo de policía gallega o una tarifa eléctrica propia.

Asimismo, el BNG busca que se abra "un debate amplio, sereno y democrático" para avanzar hacia un nuevo "estatus político" que permita, entre otras cuestiones, "tener la llave de nuestro dinero porque este país no es pobre, vive empobrecido".

La nacionalista ha incidido en que para encarar la salida a la crisis del covid es necesario contar con "más capacidad para decidir sobre nuestras vidas" y apartarse de "las recetas económicas que nos llevaron a una nueva crisis devastadora" porque, a juicio de Rodil, aunque algunos ansíen "volver a la normalidad, lo normal fue lo que nos trajo hasta aquí, lo que generó este caos".

Ha denunciado que 40 años después de que se aprobase el estatuto de Galicia, las medidas presentadas sean similares a las que se buscaban hace cuatro décadas sin tener en cuenta a "la juventud, que somos futuro y somos presente".

A este hilo, ha lamentado que el debate del estado de la autonomía no preste atención por parte de quienes gobiernan a solucionar los problemas de los jóvenes, "la generación más formada, más preparada de la historia", pero que es la "primera generación que vive o vivirá en peores condiciones que sus padres".

"Somos la generación estafada, a la que le prometieron que tendría el mundo a sus pies al salir de la facultad pero lo único que tuvo fue la cola del paro con más gente que la cola del Maycar o Ruta en hora punta, pero a quien su gobierno no atiende" pese a que, sin tener en cuenta este colectivo, Galicia continuará siendo "un país que se hace más pequeño en población, en industria, en economía...", ha reprochado Rodil.

Y ha insistido en que "las decisiones que tomemos hoy marcarán las próximas décadas".

La nacionalista ha denunciado la merma en los servicios públicos que prepara el Ejecutivo autonómico, que prosigue apostando por las privatizaciones encubiertas frente a las demandas del BNG que sí pide "escuelas infantiles pero gratuitas y públicas" porque, de lo contrario, con este servicio sucederá lo mismo que en las residencias de mayores desde las que se "drena dinero público para seguir cebando la privada".

Anualmente, ha recordado, la concesión de las residencias cuesta a los gallegos "74 millones de euros públicos a tocateja para que se llenen los bolsillos las mismas empresas", lo que demuestra que en Galicia "hay dinero, pero mal repartido".

En otro orden de cosas, ha lamentado que el PP "no solo no deja avanzar al país sino que nos quieren llevar a 1985" como demuestra que no apoyen la propuesta del BNG para garantizar que la interrupción del embarazo se realice en centros sanitarios públicos.

Con esta decisión, el PP gallego continúa en su "doble moral" en la que opinan que las mujeres "aborten, sí, pero buscándose la vida para hacerlo", por lo que el 77 por ciento de las mujeres en Galicia interrumpen su embarazo en clínicas privadas.

También ha echado en falta Rodil que los populares no vayan a respaldar una iniciativa que busca rechazar "discursos de odio" y "cualquier pacto con la extrema derecha" en una comunidad en la que, ha opinado, las únicas violencias que existen son la "machista, la racista y la homófoba".

INTERVENCIÓN SOCIALISTA. El viceportavoz parlamentario del PSdeG, Pablo Arangüena, ha afeado por su parte al Partido Popular que la mitad de sus 40 propuestas de resolución en el Debate sobre el Estado de la autonomía sean peticiones al Gobierno, un “400%” más de lo que reclamaban al Ejecutivo estatal cuando gobernaba Mariano Rajoy.

En su comparecencia en el pleno del debate de política general para defender las propuestas del PSdeG, el dirigente socialista ha sostenido que en debate de 2017, el “último” realizado durante el gobierno de Rajoy, el PP solo presentó “cinco” propuestas “reclamando cosas” al Ejecutivo estatal, una cifra que “multiplicaron por cuatro” con la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa.

Frente a ello, Pablo Arangüena ha presentado las 40 medidas defendidas por el PSdeG para “corregir las carencias” de los 12 años de gobierno de Alberto Núñez Feijóo, cuyo modelo ha definido como el de la “inercia” en una Galicia que “se mueve a una velocidad mucho mayor que en cualquier otro momento” debido al impacto de la pandemia.

“Hay que ser proactivo en una época en la que todo cambia”, ha considerado el viceportavoz socialista, que ha descrito la política del Gobierno gallego como la de “rezar” y “echar culpas”. “Rezar de vez en cuando y echarle la culpa sistemática al Gobierno”, ha dicho.

“Rezar para que no cierren empresas, rezar para que se instalen nuevas y echarle la culpa al Gobierno... En incendios, rezar para que llueva y echarle la culpa al terrorismo incendiario”, ha sostenido en una intervención en la que también se ha referido a los datos demográficos de Galicia para asegurar que “no hay un anticonceptivo más eficaz y potente que el PP de Galicia”.

Frente a ello, en materia económica entre otras medidas, ha propuesto alcanzar un pacto por la industria, convertir el Igape en un “verdadero instrumento de promoción económica” y consensuar los proyectos que opten a los fondos europeos Next Generation para “pasar de la carta a los reyes magos de la Xunta a la concreción”.

Además, ha propuesto alcanzar un nuevo modelo residencial y de cuidados que “empiece por no hacer la vista gorda a las irregularidades del sector”, reforzar la atención primaria tras la pandemia y fortalecer la educación pública con más profesorado, entre otras medidas.

Todo ello ante de sostener que “está muy bien” que Feijóo “anuncie la gratuidad de las guarderías” pero calificar de “una tomadura de pelo” que después “presenten una propuesta de resolución para pedirle al Estado que lo financie”. “Invito yo y pagas tú”, ha criticado.

Por último, tras citar las medias en materia de medio ambiente, medio rural y administración pública, ha reivindicado al PSdeG como una formación “federalista y galleguista” y ha propuesto avanzar en “autogobeirno”.

“Quiero recalcar que somos respetuosos con el nacionalismo como ideología, y concordamos con el BNG en el espacio común del nacionalismo, pero rechazamos el separatismo porque solo conduce a generar discordia, desorden y pobreza”, ha señalado.

Por último, ha asegurado que los socialistas tienen la “máxima voluntad de consenso” en un tiempo marcado por la crisis sanitaria y económica en el que la ciudadanía “reclama entendimiento”.

INTERVENCIÓN POPULAR. Por su parte, el secretario general del PPdeG y viceportavoz de los populares en la Cámara, Miguel Tellado, ha reiterado sus exigencias al Gobierno que dirige Pedro Sánchez en diversos ámbitos, al tiempo que ha tildado de “lamentable” el “sumiso” papel del PSdeG, cuya dirección encabezada por Gonzalo Caballero –ha advertido– “no pide nada a ese Ferraz que mira con lupa cuánto de obedientes son para ver si les apoyan en sus primarias”.

Tras las críticas de los socialistas por el elevado número de propuestas del PP que se centran en demandas al Gobierno y el hecho de que solicite financiación para la medida de completar la gratuidad de las guarderías desde el primer hijo, Tellado ha sugerido que, precisamente, “les debería dar que pensar” que sea “necesario” presentar tantas. “Nuestro deber es defender los intereses de Galicia”, ha dicho.

También ha advertido que los populares “no se van a callar” ni a “aplaudir” al Gobierno de Pedro Sánchez mientras sus decisiones “perjudican” a Galicia, sus servicios públicos o su industria. “Para eso están ustedes y lo hacen muy bien, aplauden al peor Gobierno que tuvo nunca este país”, ha sentenciado, antes de poner en cuestión la apuesta por Galicia de los presupuestos estatales para 2022.

En su intervención, Tellado ha garantizado que, “con apoyo o sin apoyo” del Ejecutivo central, Feijóo cumplirá su principal compromiso asumido en este primer Debate sobre el Estado de la Autonomía de esta legislatura y las guarderías serán gratuitas desde el primer hijo a partir del curso que viene.

Y ha anticipado que mantendrán las exigencias en cuestiones como la financiación autonómica o la gestión de los fondos Next Generation, con el fin de impedir que Galicia “sea estafada”. Enfrente, ha insistido en que los socialistas gallegos “no se atreven” a defender los intereses de la Comunidad. “¡Qué valientes son!”, ha ironizado.

En cuanto al BNG, Tellado le ha afeado que su discurso --plasmado en sus propuestas de resolución-- constituya “un alegato anticapitalista y de la autodeterminación”. “Les invito a hablar de Galicia”, ha trasladado, antes de proclamar que la formación que lidera Ana Pontón pretende importar “el modelo de Junqueras y Otegi”.

“Bajaban la cabeza cuando el presidente les pidió que fijasen su posición sobre el independentismo, pero es el mismo Bloque de siempre, aunque con una apariencia más moderna”, ha esgrimido, antes de reprobar que su plan económico, acompañado de “una dosis de populismo”, sea “la nacionalización masiva” de la industria gallega.

“Estaremos verdaderamente atentos para ver si este BNG practica la moderación que intentó mostrar Pontón en su intervención o sigue siendo el de siempre”, ha concluido, aunque previamente el dirigente popular ya se había inclinado por la segunda opción.

Asimismo, Tellado también ha aprovechado para lanzar un reproche al BNG: “Agradecemos todas las muestras de respeto”, incluso aquellas que provienen “de la falta cortesía de quién no tuvo la generosidad y empatía de retrasar cinco días el debate” (a raíz de la muerte del conselleiro Valeriano Martínez), porque “no les convenía en su calendario de las primarias”.

15 oct 2021 / 12:57
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.