Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 09 abril 2021
23:25
h

El Congreso levanta las barreras para el histórico traspaso de la AP-9 a Galicia

Los principales grupos apoyan la proposición de ley para abordar la transferencia a la Xunta de la autopista // Vox se opone para “no favorecer el nacionalismo de Feijóo” // PPdeG, Bloque y PSdeG denuncian unas tarifas que tildan de “desorbitadas”, “estafa legalizada” o “carga abusiva”

Galicia está desde ayer más cerca de conseguir una reivindicación histórica: la transferencia de la AP-9 a la Xunta. Un hito al que la Cámara Baja dio un acelerón tras apoyar por amplia mayoría la proposición de ley para abordar el traspaso de la vía, que ahora empezará su tramitación, un proceso que se prevé largo y difícil.

Los principales grupos del Congreso, como PP y PSOE, ya habían anunciado su voto afirmativo a esta iniciativa que finalmente, como se intuía, contó con la oposición de VOX con el peculiar argumento de que no “favorecerá” el “nacionalismo” de Feijóo, “con más concesiones”.

El presidente del PP de A Coruña y vicepresidente primero del Parlamento do Hórreo, Diego Calvo, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, y el secretario xeral de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, defendieron en la Carrera de San Jerónimo una norma impulsada desde O Hórreo por unanimidad.

Los tres denunciaron unas tarifas que consideran “desorbitadas”, una “estafa legalizada” o una “carga abusiva”. Como ejemplo de la “discriminación” que sufren los gallegos en relación a otros territorios donde este tipo de vías, de la misma generación que la AP-9, son ya gratuitas o están a punto de serlo, señalando un evidente despropósito: mientras por viajar en coche de Vigo a Madrid un conductor pagaría 13 euros en peajes por recorrer 600 kilómetros, desplazarse entre la ciudad olívica y A Coruña supone desembolsar 17.

Ánimo de unir, no de separar. “Hoy pedimos la transferencia de la AP-9 con ánimo de unir, y no separar”, alegó Diego Calvo en un guiño a los más remisos a votar a favor del traspaso, incidiendo en que la Xunta puede gestionar esa infraestructura de manera “más eficiente” . Los gallegos, recalcó, no piden nada que no se haya hecho antes ni que atente contra el orden constitucional establecido, sino que sólo aspiran a gestionar una infraestructura básica para la comunidad.

El popular aprovechó para meter algún rejonazo al Ejecutivo y lamentó que en enero, por cuarto año, la AP-9 fue la autopista que más incrementó sus peajes en toda España. “Difícilmente un gobierno gallego autorizaría una subida teniendo sobre la mesa un informe del Consejo Consultivo advirtiendo que ese incremento era nulo de pleno derecho”.

libre de peajes. “Es hora de tener una AP-9 gallega y libre de peajes”, proclamó, por su parte, Ana Pontón ante el hemiciclo, tras defender la transferencia argumentando la importancia estratégica de esta autopista. Una vez más, arremetió contra unas tarifas que tachó de “estafa legalizada” que soportan los 22.000 gallegos que usan esta arteria a diario, insistiendo en que los peajes, “lastran la economía de las personas y de las empresas del país”.

Pontón no se olvidó, además, de reprochar al Gobierno de Pedro Sánchez que no esté cumpliendo con el acuerdo de investidura suscrito con el BNG y que recogía una bajada “histórica” de los peajes: “Cumpla el pacto y deje de hacer esperar a los gallegos”, le exigió al mandatario, reclamando igualmente que la gestión gallega de la AP- 9 se apruebe antes de finalizar el actual período de sesiones.

reproches a aznar y rajoy. A su vez, Gonzalo Caballero recordó que el traspaso de la autopista que gestiona en régimen de concesión Audasa fue una cuestión reclamada ya por Emilio Pérez Touriño desde la presidencia de la Xunta “a pesar de que otros “intenten ahora colgarse medallas”.

A este respecto, puso en valor que un gobierno progresista permita el debate sobre esta cuestión en el Congreso y lanzó sus dardos contra el PP recordando que, con Rajoy como presidente, impidió su tramitación. “Mientras el Gobierno de Aznar prorrogó la concesión hasta 2048 y el Gobierno de Rajoy vetó de forma continua el debate de la transferencia a Galicia, es necesario avanzar en la rebaja de los peajes y en el traspaso de la autopista”, destacó.

En el turno de los grupos del Congreso, solo los representantes de Vox rechazaron la iniciativa por no estar de acuerdo con “el aumento constante de poder de las taifas autonómicas”, pero también ante el riesgo de que la rebaja de peajes que impulse la Xunta sea asumida en forma de consecuencias contractuales por la Administración General. La formación que dirige Santiago Abascal no “favorecerá” el “nacionalismo” del presidente Feijóo, “con más concesiones”.

Ciudadanos, que ahora decidió apoyar la toma en consideración, también expresó algunas dudas. Así, la diputada María Muñoz advirtió de que el traspaso no implica por sí solo ni la rebaja de peajes ni el rescate de la concesión ni la reducción del coste operativo de la infraestructura.

Mientras, Partido Popular y PSOE ya habían avanzado su voto a favor de tramitar esta proposición de ley. Celso Delgado (PP) defendió una “gestión directa” de esta infraestructura, mientras el socialista Guillermo Meijón reivindicó las partidas de los Presupuestos para financiar la rebaja en los peajes. Ante las críticas por el retraso en la aplicación de la gratuidad en tramos de la autopista, como el comprendido entre Vigo y Redondela, justificó que “no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana”.

Néstor Rego (BNG), en línea con las palabras de Ana Pontón, afirmó que esta autopista supone “una fechoría, un expolio y una discriminación”, mientras que Antón Gómez-Reino (Galicia en Común) aseguró que las vías de peaje “van a ser una anomalía en el Estado”.

02 feb 2021 / 21:08
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito