Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 13 abril 2021
02:00
h

El culebrón de Alcoa se complica: hay mútiples interesados, ningún avance

El Gobierno se reunirá con la multinacional del aluminio y con Liberty, que ya no es la favorita

Santiago. El futuro de Alcoa San Cibrao, de la principal industria de A Mariña lucense, acentúa su papel de gran culebrón. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, indicaba este miércoles que los problemas de la multinacional del aluminio “poco o nada” tenían que ver con el precio de la luz, sino más bien que el grupo estadounidense estaba reordenando su producción y buscando otro tipo de mercados. Lo dijo en el El Ágora de El Economista, donde añadió que la producción de aluminio primario es fundamental en un país como España, como lo es también la producción de otros bienes industriales básicos para el buen funcionamiento de la industria.

Mientras, el comité de empresa de Alcoa San Cibrao confirmaba que el Gobierno de España reconoció que existen “varios potenciales compradores interesados” en la adquisición de la fábrica de aluminio primario del complejo mariñano, según les confirmó el secretario general de Industria, Raül Blanco, En todo caso, el comité también precisa que no se concretó si esos posibles compradores “pertenecen al sector industrial”.

En la reunión del martes, aclara el comité, el Gobierno se comprometió a mantener esta misma semana una reunión con la dirección de Alcoa para “desbloquear las condiciones de compra” por parte de la SEPI, para “adecuarlas a la ley; así como un encuentro con Liberty, para “concretar la solvencia y el estado financiero del grupo”. La reunión con Liberty se plantea para confirmar si puede “continuar como potencial comprador”, porque los representantes del Gobierno también se abrieron a buscar “otras soluciones si esta falla”.

Por otra parte, Alcoa indicaba que la referencia a la indemnidad frente a eventuales reclamaciones que plantea en las negociaciones para la venta de la planta de Cervo, en Lugo, es "similar" a la discutida en el anterior proceso, durante el pasado año 2020 y que resultó fallido. Entonces, aseguran fuentes de la compañía a Europa Press, "fue aceptada por la SEPI".

La SEPI, la sociedad estatal de participaciones industriales, dependiente del Ministerio de Industria, es quien negocia con la multinacional estadounidense la compra de la planta de aluminio de San Cibrao, en A Mariña lucense, con la intención de después traspasarla a un tercero. En estos momentos, Liberty es el principal interesado, pero su situación financiera está en entredicho.

Tras una reunión de seguimiento sobre la operación en la que no participó Alcoa porque no estaba convocada, la empresa reivindica su "firme voluntad de negociar y avanzar en el proceso de venta".

Lo hace después de que tanto el ministerio como los sindicatos y el comité de empresa cuestionaran su postura en la negociación, por exigencias como la de esa indemnidad ante eventuales reclamaciones. Esta petición se produce en un momento en el que la justicia investiga el proceso de compra venta de las que eran las instalaciones de Alcoa en A Coruña y Avilés (en la actualidad Alu Ibérica), primero al fondo Parter y después al Grupo Riesgo.

07 abr 2021 / 20:34
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.