Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 noviembre 2021
20:54
h

El PPdeG bloquea la comparecencia de Feijóo por los autos del TSXG sobre el certificado Covid

La oposición exigía que el presidente diera explicaciones tras una sentencia demoledora y que se depurasen responsabilidades // Los conservadores creen que no es una demanda proporcionada

Alberto Núñez Feijóo no tendrá que dar, por el momento, explicaciones en el Parlamento de Galicia tras los autos del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) sobre el certificado Covid para la hostelería. El PPdeG se valió de su mayoría absoluta para tumbar la petición del Bloque Nacionalista Galego y que secundó el PSdeG.

Hace casi dos semanas el BNG había solicitado una reunión urgente de la Diputación Permanente para debatir la celebración de un pleno extraordinario con comparecencia del presidente. El diputado Luís Bará lamentó que el PPdeG haya usado “su mayoría absolutista” para impedir una comparecencia “plenamete xustificada e obrigada”.

Bará recordó que la crisis sanitaria seguía vigente, “malia certos mensaxes triunfalistas”, por eso señaló que “o Parlamento non pode permanecer pechado cando se producen feitos de extrema gravidade”.

El nacionalista tildó “a escandalosa xestión do pasaporte” de “chafalleira, un fiasco, unha chapuza” y habló de una “aberración xurídica, unha vulneración dos dereitos fundamentais e unha medida ilegal e ineficaz”. A su juicio, lo sucedido “pon de manifesto os tics autoritarios na relación co poder xudicial e coa hostalaría”.

Además, manifestó que, desde el varapalo judicial por el certificado, Sanidade ha ido tomando “un carrusel de medidas disparatadas, erráticas e improvisadas, con tres cambios de directrices nunha semana, e cambiando a situación dun concello por decisión unilateral dun conselleiro”. “É inadmisible”, apostilló.

En el BNG entienden que “non é suficiente con dar explicacións”, sino que exigieron “responsabilidades ao máis alto nivel: ou destitucións ou dimisións dos responsables desta chapuza”.

Agregó que el auto era “unha enmenda á totalidade” y criticó la “demonización da hostalaría” por parte de la Xunta, “cando deben ser parte da solución e non do problema”. “Que o goberno rectifique, Feijóo asuma os erros e pida disculpas”, zanjó.

La petición del Bloque contó con el apoyo del PSdeG. Su secretario xeral, Gonzalo Caballero, subrayó que “estas semanas houbo sucesión de erros e ilegalidades”, e instó al Ejecutivo autonómico y al propio Feijóo a abandonar las vacaciones y gobernar.

En este punto, el mandatario socialista aprovechó para recordar que el Constitucional paralizó la ley de salud gallega, y la marcha atrás de Comesaña en la polémica por la distribución de las vacunas.

Caballero aseveró que el auto “é gravísimo, demoledor coa xestión que fan da desescalada”. “Nun estado de dereito, saltarse os dereitos e liberdades fundamentais sen autorización é algo que non podemos permitir”, añadió.

El socialista quiere que Feijóo explique “por qué Galicia foi a única comunidade que estivo esixindo algo que era ilegal”, y criticó que la medida “demonizou á hostalaría e non mellora as cousas”.

Así, concluyó acusando a Feijóo de haberse olvidado de los gallegos. “A Xunta foi de chapuza en chapuza. De ilegalidade en ilegalidade”, concluyó, advirtiendo que “se non rectifican as políticas, terán que rectificar aos responsables”.

RECHAZO. El portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, exhortó a la oposición a bajar el tono y a tener una respuesta proporcionada ante el primer tropiezo de la Xunta con la justicia.

Puy defendió que “a medida non foi improvisada”, sino que se había tomado de acuerdo con el propio sector y con el Comité Clínico, para unos supuestos muy concretos, “xustificada epidemiolóxicamente”, al señalar que el 33% de los contagios se producen en interiores, “limitada no tempo e transparente” y que se está tomando en otros países.

Además, argumentó que no creyeron que limitase los derechos fundamentales más que lo que suponía el cierre de los establecimientos, y se apoyó en la sentencia para lamentar que el Gobierno central no haya legislado, y que lo deje en manos de las comunidades.

Puy recordó que “é a primeira vez que á Xunta se lle tira unha medida”, y tras enumerar los reproches que han escuchado estos días pidió “proporcionalidad nas peticións da oposición”. Un momento en el que aprovechó para rememorar algunas de las propuestas y críticas que habían hecho Pontón, Caballero y Pedro Sánchez en los últimos meses. “Non cremos que sexa razoable e proporcionado o que se está a pedir”, sentenció el conservador.

Una vez más, insistió que “é a primeira vez que pasa”, y lo comparó con la situación en otras comunidades, en las que sus respectivos tribunales de justicia han ido corrigiendo las medidas que los gobiernos trataban de implementar, como el toque de queda en Cataluña. También se refirió a que el Gobierno de España “quedou desautorizado” por el estado de alarma.

SANIDAD Y HOSTELERÍA

··· Bará también quería que el pleno sirviese para debatir y proponer soluciones en materia de sanidad. El nacionalista repitió que se debe reforzar la Atención Primaria con un plan de choque de 200 millones de euros y mejorar el plan de rastreo de contagios. También quería formular propuestas en el ámbito económico, centradas en la hostelería, con la creación de una mesa de diálogo.

··· Caballero recalcó que la Xunta tiene que pactar ayudas e indemnizaciones con la hostelería, y volvió a reclamar el “fortalecemento” de la sanidad pública. “Hai unha crise na Primaria que ata o conselleiro recoñece”, apuntó.

··· Puy reconoció que “o sistema sanitario galego vive unha crise, como en toda España, por falta de persoal”. Y destacó que la Xunta había planteado una serie de medidas para tratar de corregir la situación. Con respecto a la hostelería, puso en valor los planes de ayuda puestos en marcha por la Xunta y su aceptación.

25 ago 2021 / 13:47
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.