Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 29 septiembre 2022
05:01
h

El sector del comercio gallego coge aire tras el fin del estado de alarma

La actividad creció un 12 % respecto a los datos de abril de 2019 // Subió un 15 % el gasto en los restaurantes

La recuperación de la actividad comercial en Galicia tras el final del estado de alarma, deforma general en el conjunto de la economía y en el sector del ocio, es una realidad en principio fácilmente constatable con tan solo un paseo por las calles de cualquier ciudad gallega. Pero lo demuestran también los datos de los pagos efectuados con tarjeta de crédito o débito por los clientes de Abanca en establecimientos gallegos. Según el último informe del observatorio de esta entidad financiera, que analiza el periodo del 12 de abril hasta el 16 de mayo, los niveles de actividad crecieron un 55 % en la variación interanual, aunque esta cifra está condicionada por el confinamiento aplicado en el mes de abril de 2020. Pero si se toma como referencia abril de 2019, para eliminar esa distorsión, se constata un incremento de la actividad del 12 %.

El estudio Abanca by Ieside apunta además que otro elemento que acredita la tendencia positiva tras el estado de alarma es que el nivel de actividad alcanzado es el más elevado para una segunda semana de mes desde el verano de 2020.

Asimismo, indica Abanca en base a las operaciones de pago con sus tarjetas, el gasto en restaurantes creción un 15 % a partir del 9 de mayo respecto al mismo periodo de 2019, mientras que la facturación de TPVs lo hizo un 7 %, “todavía penalizada –matiza el observatorio– por el reducido turismo no autonómico”.

Más renqueante es la recuperación en moda y complementos, otro de los sectores que más acusó el efecto de la crisis. Este sector de actividad, indica el informe, registró en el periodo analizado una caída del 8 % respecto al mismo de 2019, aunque sí mostro una “importante recuperación” tras la caída de actividad anotada en febrero, del 31 %.

Respecto al gasto en alimentación, este continúa en un nivel superior al de antes de la crisis, aunque en la comparativa interanual la actividad en estos establecimientos experimentó una contracción del 10 % “por el efecto del mayor gasto producido durante el confinamiento”. En este caso, si se realiza una comparación respecto al mismo periodo de 2019, el gasto crece un 32 %.

La misma tendencia se observa en el gasto en farmacias: retrocede un 15 % respecto al mismo periodo de 2020 pero crece un 32 % respecto al del año 2019.

El Observatorio de Abanca by Ieside concluye que la progresiva desescalada permite que continúe aflorando la demanda embalsada e mejore la actividad del comercio minorista, aunque con acusadas disparidades según el tipo de comercio. Alude así a que en el periodo observado el sector situó su nivel de actividad en linea con la etapa precovid y un 7 % por encima de 2019. “Su peso dentro de la cesta de la compra se situó en el 32 %, nivel similar al de abril de 2019, cuando en el mismo mes de 2020, en pleno confinamiento, llegó a representar solo el 19 %”, apunta al respecto.

Finalmente, el observatorio constata que el gasto en ocio se aproxima a los niveles previos a la crisis del COVID, reduciendo su caída al 16 % respecto a 2019. “Si se neutraliza el fecto de la Semana Santa –explica– el descenso sería del 11 %”. El puente del 1 de mayo tuvo un notable impacto positivo que contribuyó a situar la actividad un 9 % por encima de los niveles precrisis.

21 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.