Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 febrero 2023
01:00
h

El verano será cálido en Galicia tras la primavera más seca desde 2011

La Aemet prevé que las temperaturas sean superiores y que llueva menos de lo normal // Marzo fue muy árido y abril resultó caluroso, mientras que mayo mostró ser un mes más frío y húmedo

Todo parece indicar que el sol y el calor van a ser protagonistas este verano en Galicia. Y eso que la última semana de la primavera y los primeros días de la época estival no son demasiado prometedores. Pero según el informe de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el verano gallego va a ser más cálido y seco de lo que viene siendo habitual.

Todo esto después de una primavera en la que tampoco han abundado las precipitaciones. De hecho, ha sido la segunda más árida del siglo. Solo llovió más que en 2011.Y es la quinta con menos precipitaciones desde hace sesenta años. Las cantidades recogidas suponen el 65% del valor común del periodo.

El trimestre que comprende marzo, abril y mayo también fue especialmente caluroso. En concreto, tal y como detalló el delegado de Aemet en Galicia, Francisco Infante, con una temperatura que estuvo 0,6 grados por encima de lo habitual.

Marzo fue un mes con unos registros normales en los termómetros (el 9 de marzo en Xinzo se llegó al mínimo del periodo, con 6,1 grados bajo cero), pero muy seco, el quinto de la serie histórica. Los porcentajes apenas llegaron al 50%, y en alguna región ni siquiera se alcanzó el 10%. En Lugo fue donde más días llovió (12) y Ourense donde menos (5). En Estaca de Bares, el día 11, los vientos alcanzaron una velocidad de 107 kilómetros por hora, el valor más alto de todo el trimestre.

En abril llovió menos e hizo más calor que la media (+1,5 grados). En algunas zonas interiores esta anomalía superó los dos grados, con los 27,1 de Ourense como máxima. En cuanto a las precipitaciones, sin embargo, hubo diferencias notables. En la mitad norte llovió poco, pero en el sur se duplicaron los registros estándar. Hubo doce jornadas de tormenta, y se llegaron a los 46,4 litros por metro cuadrado en Vigo el día 10, y se rondaron los 40 en Ponteareas y Mazaricos. En Ourense llovió 14 días, casi la mitad del mes.

Por su parte, mayo fue algo más frío y húmedo. No obstante, el 31 se registró la máxima temperatura, cuando el mercurio alcanzó los 32,9 grados en Ourense y los 32,6 en O Barco. En este caso, las provincias de A Coruña y Pontevedra fueron las dos en las que se registraron una mayor cantidad de precipitaciones. En Mazaricos, el 15 de mayo, se recogieron 199 litros por metro cuadrado, y en Rois se llegó a los 138.

TORMENTAS EN OURENSE. Junio, de acuerdo con los datos de la Aemet, está siendo un mes con unos registros normales, en los que la segunda semana del mes reinó el calor (valores que rondaron los 35 grados en el interior, y por encima de los 30 en la costa), que ha dado paso a una brusca bajada de temperaturas. Por el medio, las tormentas que han sacudido, especialmente, al interior de la comunidad.

Infante remarcó que está siendo “un mes muy tormentoso”, con ocho días de tormenta, siete de ellos seguidos. El delegado de la Aemet destacó que en todo el mes de junio se registren siete u ocho días de tormenta en todo el mes.

Ourense ha sido uno de los epicentros, especialmente el pasado fin de semana, cuando se pudieron ver imágenes de mesas volando, fuertes rachas de viento, y carreteras completamente inundadas.

En este sentido, David Domínguez, que gestiona el portal RedMeteo, explicó en conversación con este diario, que en la ciudad de As Burgas se produjo un “reventón”, como consecuencia del contraste del calor en la superficie con masas de aire frío en altura.

La inestabilidad en Galicia todavía se mantendrá este fin de semana, como consecuencia de “un frente con precipitaciones continuas” que entró este jueves, y que enlazará con un frente “no muy activo”. A continuación entrará un anticiclón que permitirá a los gallegos disfrutar de la noche de San Juan, en la que se esperan temperaturas agradables y con mínimas por encima de los 10 o 15 grados.

David Rodríguez también considera que “o verán vai vir bo en xeral, non hai motivos para pensar o contrario”, y pronosticó que alternarán “episodios de calor fortes pero curtos con algunhas tormentas, que son normais nesta época”.

El verano que comienza el lunes se prevé caluroso y seco: los arenales gallegos volverán a ser muy demandados en los próximos meses.

17 jun 2021 / 14:01
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.