El Correo Gallego

Galicia » 1-M Elecciones | galicia@elcorreogallego.es

Touriño desvela sus sueños y pesadillas

El periodista Manuel Lombao recoge en un libro dos tardes de conversación en las que revisa la trayectoria vital y política del presidente de la Xunta // Xerais edita la biografía del socialista tras su paso por el primer Gobierno de izquierdas de Galicia

M. CASTRO • SANTIAGO   | 03.02.2009 
A- A+

Su mujer, Esther Cid, conselleiros, diputados, concejales y numerosos miembros de su partido arroparon ayer al presidente de la Xunta y candidato del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, en la presentación del libro que recoge su trayectoria vital y política

Dice el presidente Touriño que de su padre, Claudio, ha heredado el sentido del deber; y de su madre, Anicia Esmeralda, la tranquilidad y el saber guardar las distancia. A partir de esos mimbres, el periodista gallego y actual director del Instituto Cervantes en Brasilia, Manuel Lombao, ha puesto por escrito el resultado de dos tardes de conversaciones con el candidato socialista, en las que juntos han revisado la trayectoria vital que ampara la evolución política del personaje. Con un estilo ameno, el autor, que ayer de nuevo remedaba el tête à tête de sus dos tardes en Monte Pío, ha plasmado "sueños, proyecto y compromiso" del socialista que comenzó a contactar con los movimientos progresistas cristianos en el colegio de la Inmaculada para acabar militando en el PCE o apuntándose como catequista voluntario en sus años de universitario para poder "mocear", a pesar de la escasa ortodoxia de sus enseñanzas.

Pero en la obra que edita Xerais no solo están los sueños de quien ha dirigido el primer Gobierno de izquierdas en Galicia tras 27 años. También están las "pesadillas", como haber heredado la Cidade da Cultura -para la que pide un esfuerzo común, los astilleros de Navantia o la huida de Pescanova a Portugal.

Antes de llegar a su etapa como presidente de la Xunta, donde señala el tema de la lengua como "el que más me duele", en su biografía van apareciendo nombres que aún siguen unidos a Touriño y que intervinieron en distintas etapas de su vida. Están Abel Caballero, el compañero de promoción y después ministro que lo arrastra a Madrid durante nueve años; Carlos Pajares, el primer rector de la etapa democrática de la USC, que contó con él para su equipo directivo; o Paco Vázquez, del que se distancia con respecto a sus diferencias sobre la colaboración con los nacionalistas. Touriño no deja atrás su fracasado nombramiento como delegado del Gobierno por estar clasificado como "guerrista" ni tampoco su primer encuentro con José Blanco cuando acepta ir en las listas de las elecciones generales a Cortes de 1996.

Ayer, con Touriño, estuvieron los conselleiros de Economía, Fernández Antonio; Sanidade, Mª José Rubio; el delegado del Gobierno, Manuel Ameijeiras, y varios diputados socialistas.

mcastro@elcorreogallego.es