Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 26 octubre 2021
20:23
h

Ence pide a Ribera una disposición transitoria que blinde su promesa

La ministra garantizó que la nueva ley de Cambio Climático no afectará a las concesiones en costa

Ence gana algo de tranquilidad tras las últimas declaraciones de la titular para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre cómo puede afectar la Ley de Cambio Climático a las concesiones en la costa. La ministra garantiza que no tendrá consecuencias, y desde la planta ubicada en la ría de Pontevedra reaccionan con cierto alivio.

Con todo, Ence cree que para reforzar “esa tranquilidad” que interpreta en las palabras de Ribera, “sería muy positivo que desde el Ministerio se promueva una disposición transitoria en el proyecto de ley, que deje claro que el artículo 18.4 no tiene afectos retroactivos”. Fuentes de la compañía recuerdan, en este sentido, que el propio Consejo de Estado ya advirtió de la necesidad de cambiar su actual redacción para evitar una interpretación retroactiva del citado artículo. Una modificación que, por ahora, no se ha llevado a cabo.

La compañía respondía mostrando cierto alivio a las demandas de información de los periodistas por los tuits de Teresa Ribera. “Desde el grupo Ence damos la bienvenida a unas declaraciones que, pensamos, pueden aportar tranquilidad al afirmar que el proyecto de Ley del Cambio Climático y Transición Energética no afecta a las concesiones en la costa”. La firma reaccionaba al texto publicado el domingo por vicepresidenta cuarta a través de un hilo en su cuenta de Twitter, escrito en gallego, en el que aseguró que la controvertida norma “no afecta a ninguna de las concesiones ya otorgadas” en la línea de costa “ni a sus prórrogas legales”.

Con esta sucesión de tuits, la responsable de transición ecológica salía al paso tras la difusión de un vídeo en las redes sociales en el que se alerta frente al polémico artículo 18 de este nuevo texto legal, porque, tal y como se dice en la grabación, “supone enterrar toda la industria del mar gallego” y “otras edificaciones” situadas en dominio público marítimo-terrestre, de titularidad estatal.

El vídeo, que se publicó sin atribución ninguna y que compartió en su perfil el PP de Pontevedra y el vicepresidente Alfonso Rueda, acusa a PSOE y BNG de “vender” a los gallegos con esta ley que provocará pérdidas económicas de “10.000 millones de euros” y de dejar en el aire “40.000 puestos de trabajo”, haciendo mención al caso particular de la biofábrica de Ence en la ría de Pontevedra.

“No mientan ni asusten a la gente, por favor, sean responsables”, reclamó tras la publicación del vídeo la ministra que, además, lamentó “profundamente” que “haya quien acuda al miedo, a la mentira y a la demagogia”.

Además, aseguró que “la costa y Galicia son enormemente queridos en el Ministerio para la Transición Ecológica y defendemos su correcta gestión y la prosperidad de sus gentes”. De este modo la ministra para la Transición Ecológica buscaba zanjar el debate que se había abierto en redes sociales horas antes.

La compañía pastera y energética expresó además su apertura a la mesa de diálogo planteada para abordar, entre las distintas administraciones, los representantes legales de los trabajadores y la empresa, la mejor solución de futuro para la biofábrica y para los más de cinco mil empleos vinculados a ella. Y vuelve a insistir en que “tal y como han constatado los informes independientes de diversas ingenierías, como Idom y Poyry, no es posible el traslado de esta instalación, por criterios técnicos ni económicos, a ningún otro emplazamiento de Pontevedra ni de toda Galicia.

Fuentes de la compañía apuntan asimismo que ésta continúa a la espera de que la Audiencia Nacional dicte sentencia sobre los tres recursos planteados contra la prórroga de la concesión de Ence en Pontevedra.

Hasta el momento, recuerdan, dos sentencias firmes de este alto tribunal ya han desestimado, en 2018 y en 2020, sendos recursos que pretendían que se declarara la caducidad total de la concesión. De este modo, la Audiencia Nacional ha avalado el comportamiento medioambiental de la fábrica.

Mensaje de Ángeles Vázquez
Menos tuits, más trabajo
Image

··· En medio de la polémica por el futuro de las empresas costeras, y en especial por Ence, la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, recomendó a la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica “que se deje de tuitear y se ponga a trabajar” para modificar la futura ley de cambio climático.

Así, instó a Teresa Ribera a que en vez de justificar a través de Twitter “conteste al dictamen” contrario a la ley que elaboró el Ejecutivo autonómico. “De lo que estoy segura es que nosotros no mentimos. No engañamos. Desde la Xunta informamos”, defendió la titular de Medio Ambiente, que insiste en que Galicia “tiene un problema” si sigue adelante la ley de cambio climático, pues sus artículos 18.3 y el 18.4 son “inconstitucionales” al limitar “con retroactividad” que una empresa pueda ocupar terrenos de dominio público marítimo terrestre durante un máximo de 75 años, prórrogas incluidas.

“Si nos vamos años atrás se crea una gran inseguridad jurídica”, reiteró Ángeles Vázquez, que añadió que el Gobierno central también tendría “problemas”, ya que las empresas afectadas podrían solicitar indemnizaciones millonarias.

Vázquez advertía de que a pesar de que la ministra asegura que “no habría problemas” en Galicia, a la Xunta le consta un documento del propio Ministerio para la Transición Ecológica en el que se reconoce que hay 49 expedientes “sin resolver”, de los que 15 son cultivos marinos.

De las 33 concesiones otorgadas, subrayó la conselleira de Medio Ambiente, solo siete lo son para usos relacionados con su naturaleza y en tres de los casos “ya excedieron de ese plazo”.

“Sería bueno que repasan lo que nos mandan por escrito”, apuntó Ángeles Vázquez, cuyo departamento ha enviado a todos los ayuntamientos una notificación para que “sepan qué edificaciones pueden tener problemas” y puedan adoptar las decisiones “oportunas”.

Clamor de los clústeres: “Es inexplicable el intento de cerrar la planta”
Veinticinco asociaciones patronales, de la madera, las TIC, salud o del metal rubrican su rechazo
Image

Desde el mundo profesional, todos con Ence: del Clúster da Madeira e o Deseño de Galicia (CMD) al de las TIC, el de la salud, granito o Aclunaga (naval); los aserraderos y rematantes de Fearmaga, la industria de la primera transformación maderera lucense o la Asociación Sectorial Forestal de Galicia (Asefoga); los viverosintegrados en Vifoga o las empresas de Asemfo, pasando por el Colegio de Ingenieros de Montes o PEFC Galicia.

Estas son algunas de las 25 asociaciones que firmaron un documento conjunto en el que defienden la presencia de Ence en la ría, y muestran su “total apoyo” a la continuidad de la planta. También encontramos a los metalúrgicos de Asime, a las cámaras de comercio de A Coruña, la de Lugo y la de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía; a las pymes de Aempe, la Asociación Gallega de Empresa Familiar (AGEF), la Plataforma por la industria en la comarca de Pontevedra, los jóvenes emprendedores de AJE en la provincia; o Cesuga, EF Business School y la Fundación Venancio Salcines

Cuestionan “las razones esgrimidas para promover su cierre”, que supondría la pérdida de 800 puestos de trabajo directos en Pontevedra y más de 5.000 en Galicia. Los firmantes añaden que es “personal de la más alta cualificación, dado el nivel de excelencia de los profesionales que trabajan en la compañía”. En el contexto de la crisis económica por el coronavirus, recalcan que “el empleo industrial es el que vertebra y cohesiona la economía”, por lo que ven “inexplicable” el intento de cierre.

Motivos para mantenerla

Explican estos 25 colectivos patronales, sectoriales y profesionales que “Ence es una empresa tractora del sector forestal, punta de lanza en el desarrollo de una bioeconomía circular” a partir de un recurso renovable como la madera, a través de mejora y automatización de procesos, digitalización, prevención de riesgos laborales, riguroso cumplimiento medioambiental y gestión de residuos.

Es una “pieza fundamental del puzzle que supone el sector forestal gallego”. Funciona como motor en una compleja maquinaria en la que están integradas multitud de empresas de logística de madera, empresas de servicios forestales y aprovechamientos, viveros, selvicultores activos, ingenierías, empresas de mantenimiento, puerto de Marín, restaurantes, talleres y un largo etcétera. “Hablamos de todo un entramado empresarial que, sin la compañía, se vería tremendamente afectado”, argumentan.

“Estamos atravesando una pandemia que trae consigo, además de una crisis sanitaria, una crisis económica a nivel mundial”, recuerdan. “El coronavirus ha demostrado que una ciudad enfocada mayoritariamente al sector servicios se convierte en vulnerable”, indican, y “las cifras hablan por sí solas: en un año se han destruido 10.000 comercios en Galicia como resultado de las restrictivas medidas que se han tenido que adoptar”.

“El empleo industrial es el que vertebra y cohesiona la economía”, manifiestan. Para las entidades firmantes es inexplicable que esto no se comprenda y que, en una época en la que todas las entidades, toda la sociedad, deberían remar en una misma dirección para hacer frente a las consecuencias de esta crisis, se ponga el foco en la destrucción de empleo y riqueza.

Por ello, consideran que es fundamental “una reflexión como sociedad y, por supuesto, analizar objetivamente cuáles son los motivos reales para solicitar el cierre de su fábrica en Pontevedra, con la consiguiente destrucción de empleo y riqueza para Galicia”.

29 mar 2021 / 17:44
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.