El Correo Gallego

Noticia 48 de 516 noticia anterior de espazoAbalar Galicia » espazoAbalar

según un informe

Más del 80% de los adolescentes españoles no está satisfecho con la escuela

Expertos proponen endurecer el acceso a Magisterio para que haya más vocación docente y "de calidad"

Estudiantes en un aula
 - FOTO: EUROPA PRESS
Estudiantes en un aula - FOTO: EUROPA PRESS

MADRID. E.P.  | 20.09.2018 
A- A+

El nivel de satisfacción de los alumnos con su escuela desciende del 50% a los 11 años a menos del 20% cuando son adolescentes, lo que sitúa a España en uno de los países con menor grado de satisfacción entre sus estudiantes.

Así se desprende del informe 'Indicadores comentados sobre el estado del sistema educativo español 2018', elaborado por Fundación Ramón Areces y Fundación Europea Sociedad y Educación, y que cuenta con el análisis de 13 expertos en educación a partir de datos de informes como el HBSC y PISA 2015. El informe se ha presentado este martes en Madrid.

Según los datos analizados, en España el 55% de las chicas y el 44% de los chicos dicen que les gusta la escuela, cuando tienen 11 años, porcentaje que va bajando a medida que aumenta la edad. Con 13 años, están satisfechos el 23% de las alumnas y el 20% de alumnos, mientras que a los 15 años las cifras decaen al 17% y al 13% respectivamente, según datos del estudio HBSC 2016, patrocinado por la OMS.

Según este informe, España se sitúa en el puesto 12 de los 42 países que participan en el estudio (11 años), en el puesto 26 (13 años) y en el 31 (15 años).

Además, los inmigrantes aprecian la escuela algo menos que los nativos, los alumnos de las escuelas públicas se identifican menos con las suyas que los de las privadas y los que sacan mejores notas se identifican algo menos que los que sacan peores calificaciones, según observa el catedrático de sociología de la UCM, Mariano Fernández Enguita, uno de los expertos que ha participado en el estudio.

Fernández Enguita atribuye este nivel bajo de satisfacción de los alumnos españoles con sus escuelas a la tasa de abandono temprano registrada en España, del 18,3%, el porcentaje más alto de la UE después de Malta (18,6%), según cifras de Eurostat. "Si los alumnos estuviesen encantados con la escuela, no saldrían corriendo al trabajo", opina el experto, que hace una reflexión: "Tenemos a los menores cada vez más tiempo en una institución que les gusta cada vez menos".

Según el catedrático de sociología, habría que realizar una "importante reforma del profesorado" para revertir la situación, pues "la calidad del profesorado es el suelo del sistema educativo", así como cambiar su función, tanto "de los que vienen como de los que ya están".

En este sentido, otro de los expertos participantes, el catedrático de economía de la Universidad Pompeu Fabra, José García Montalvo, aboga por un sistema educativo que se centre más en dónde invertir antes que en aumentar la inversión. Para García Montalvo, se debe dotar de más autonomía a los centros e invertir más en la calidad de los estudios y del profesorado.

"Necesitamos gente con vocación, que es fundamental, y conocimientos", ha señalado el catedrático, que lamenta que "mucha gente" que hace Magisterio no lo hace por vocación y además le hacen falta conocimientos, un hecho que califica de "preocupante". Por ello, apuesta por implantar un "proceso de selección duro" para acceder a la titulación.
"PARADOJAS" DEL SISTEMA

García Montalvo asegura que es más "importante" lo cualitativo antes que lo cuantitativo porque se observan "paradojas" en el sistema educativo español. Según explica, se ha reducido la tasa de abandono escolar (aunque sigue siendo alta) cuando ha aumentado el desempleo juvenil.

También el catedrático de sociología de la UCM, Julio Carabaña, da una explicación a esto: con la crisis, quienes no pueden trabajar deciden estudiar, de ahí que las solicitudes de becas hayan aumentado. "Las becas se pueden interpretar como un incentivo del Estado para poder estudiar, y desde los jóvenes, el precio que le ponen al Estado para que quieran que estudien", detalla.

Igualmente, García Montalvo describe en el informe cómo "la caída del gasto público en educación se ha visto compensada por el aumento del gasto privado de las familias", lo que se traduciría en "un empeoramiento en la equidad educativa" cuando España es "tradicionalmente uno de los países con mayor equidad educativa" de cuantos aparecen en el estudio PISA.

Así, el porcentaje de estudiantes de familias de bajo nivel socioeconómico que tienen un rendimiento escolar elevado es muy superior a la media de la OCDE (39,2% frente a 29,2% respectivamente), superando en las últimas pruebas de PISA a países como Dinamarca, Suecia, Holanda, Alemania o Francia. "La relación entre nivel de gasto y nivel educativo es nula", opina el experto.

En general, García Montalvo ha criticado que en España hay "mucha titulitis" y ha abogado por "formar a los estudiantes de verdad", pues en su opinión, "los títulos van a valer cada vez menos". De hecho, otro de los capítulos del informe presentado este martes en Madrid afirma que "el capital humano de los jóvenes en España está muy subutilizado". El catedrático de economía de la Universidad de Barcelona, Jorge Calero, corrobora que "la distancia entre las tasas de empleo en función del nivel educativo es menor en España que en la OCDE y en la Unión Europea".

De hecho, en España, la subutilización de competencias (especialmente de los graduados superiores), del 40,3%, es mucho mayor que en el conjunto de la Unión Europea, del 26%. Según el experto, todo parece indicar que "el sistema productivo español no es capaz de absorber y desarrollar las potencialidades de los graduados superiores".