El Correo Gallego

Noticia 101 de 516 noticia anterior de espazoAbalar Galicia » espazoAbalar

La cultura española se despliega en Edimburgo de la mano de una bibliotecaria gallega

Por iniciativa de Sonia López, la Biblioteca Craigmillar de la capital escocesa celebra una semana dedicada a nuestro país con una extensa programación en la que destacan las exposiciones, los talleres de escritura, las proyecciones y los espectáculos de danza

Fotografía facilitada por la Biblioteca Craigmillar de Edimburgo, sobre una de las actividades organizadas con motivo de la semana dedicada a España - FOTO: EFE/Biblioteca Craigmillar de Edimburgo
Fotografía facilitada por la Biblioteca Craigmillar de Edimburgo, sobre una de las actividades organizadas con motivo de la semana dedicada a España - FOTO: EFE/Biblioteca Craigmillar de Edimburgo

EDIMBURGO. REMEI CALABUIG  | 27.06.2018 
A- A+

La Biblioteca Craigmillar de Edimburgo celebra, por iniciativa de una de sus bibliotecarias, la gallega Sonia López, una semana dedicada a España con una extensa programación en la que destacan las exposiciones, los talleres de escritura, las proyecciones y los espectáculos de danza.

Esta iniciativa, que ya va por su segunda edición, busca promocionar el contenido literario procedente de España y ofrecer a los artistas y escritores de esta tierra un espacio donde poder dar a conocer sus trabajos, según relató a Efe la bibliotecaria, que empezó a trabajar para diversas bibliotecas públicas de Edimburgo hace ocho años.

Entre ellas la de Craigmillar, en un barrio del sureste de Edimburgo que ha pasado de ser un zona "olvidada" a mejorar mucho en los últimos años gracias a la inversión pública que ha permitido ofrecer mejores servicios y oportunidades a sus vecinos.

"Desde la biblioteca, yo también quería ayudarles a través de estas actividades. La comunidad la utiliza mucho y están muy interesados en descubrir la cultura española", afirmó López.

El concejal de Educación en el Ayuntamiento de Edimburgo, Ian Perry, destacó, en declaraciones a Efe, el carácter diverso de estos actos que, dijo, ofrecen "algo para todos".

"Es una maravillosa y variada celebración de la cultura española para todas las edades y es la manera perfecta de comenzar un verano con emocionantes eventos en la librería de la ciudad", señaló Perry.

Durante toda la semana, los estantes de la biblioteca harán hueco a las obras de escritores de habla hispana, así como a sus músicos y directores de cine.

Una de las más reconocidas, la cineasta Icíar Bollaín, participó en una animada charla con los espectadores que acudieron a ver su última película, "El olivo" (2016).

El Festival de Cine Español de Edimburgo, que en octubre celebra su quinta edición en la capital escocesa y el colectivo para la promoción del cine iberoamericano en Escocia, Cinemaattic, han participado en la organización de estas proyecciones, en las que también hay lugar para los más pequeños.

Un ejemplo, la cinta "Zipi y Zape y la Isla del Capitán", de Oskar Santos, que se proyecta acompañada de un taller de animación.

Y también la artesanía tiene su lugar en este centro con la exposición "La diversidad de los paisajes de España y la herencia cultural", a cargo de artistas españoles.

"La acogida está siendo muy buena. Muchos de los asistentes nunca habían visto en directo un baile flamenco y quedaron tan contentos que algunos querían comprar ya las entradas para el 'Fringe' (el festival de agosto), donde también actúan", destacó la organizadora.

López se refería al espectáculo ofrecido por la escuela Alba Flamenca, que lleva diez años enseñando este arte en Edimburgo.

La bibliotecaria recalcó que en esta edición una de las actividades más populares es el taller de introducción a la escritura terapéutica, impartido por el sevillano Manu Rodríguez, autor de varios libros sobre esta temática.

"Aquí hay personas que siguen programas de desintoxicación y de reinserción social y han disfrutado con este taller de escritura terapéutica. Fue muy bonito verlos contentos y comprobar que es algo que les ayuda", recalcó López, que añadió que tal es el éxito que ha surgido la idea de programar más sesiones.

López, que vive en Edimburgo desde 2003 y lleva la mayor parte de este tiempo trabajando en el centro de Craigmillar, ha visto como la comunidad se ha transformado gracias al esfuerzo de las autoridades, pero sobre todo, de las personas que viven y trabajan allí.

"Ver cómo gente que está luchando por construir una nueva vida disfruta de las actividades y que se haya interesado por alargarlas, ha sido muy gratificante", subrayó.

"A través de estas semanas de actividades muchos descubrirán algo que no sabían que les gustaba", apuntó la española, orgullosa de dar a conocer la cultura de su país en Escocia.