Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 diciembre 2021
15:11
h

Estabilizado el fuego en Ribas de Sil que ya supera las 1.500 hectáreas arrasadas

Se ha desactivado el nivel 2 de alerta como medida preventiva impuesto el lunes por cercanía de las llamas a núcleos de población como Rairos // Se encuentra en el lugar la Unidad Militar de Emergencias (UME), que movilizó a 220 militares y 78 medios // El fuego afecta en estos momentos a tres concellos de la zona

REDACCIÓN ECG/Agencias. Los dos incendios activos en el municipio lucense de Ribas de Sil, en Nogueira y en la parroquia de nombre homónimo a este municipio de la zona sur de Lugo, arrasaron ya más de 1.500 hectáreas de superficie, después de que el más grande de ellos, que comenzó este lunes al mediodía, alcanzase las 1.450 quemadas, según diversas fuentes, mientras los medios de extinción desplegados por la Xunta de Galicia, junto con militares de la UME y efectivos del Ministerio de Transición Ecológica, tratan de "perimetrarlo". También permanece activo el fuego iniciado a las 21.42 horas del domingo en este mismo ayuntamiento, parroquia de Nogueira. Según las últimas estimaciones, afecta una superficie provisional de alrededor de 140 hectáreas. El fuego afecta en estos momentos a tres ayuntamientos de la zona.

UNA VIVIENDA DESALOJADA

Los incendios han provocado que esta madrugada se haya desalojado a un vecino del núcleo de Beirán, en la parroquia de Salcedo, en A Pobra do Brollón. Así lo han confirmado fuentes de la delegación del Gobierno tras la visita de la subdelegada en Lugo, Isabel Rodríguez, al puesto de mando avanzado de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en las proximidades del fuego. El fuego afecta en estos momentos a los municipios de Ribas de Sil, Quiroga y A Pobra do Brollón. “Quedan focos por todas partes y en alguno de los extremos está sin controlar. Además, en muchos sitios hay posibilidades de que se reproduzca”, ha confirmado a Europa Press el alcalde de Ribas de Sil, Miguel Ángel Sotuela.

El alcalde del ayuntamiento más afectado ha explicado que ahora mismo “no hay riesgo inminente” en ninguna población del municipio, pero “no se descarta que en cualquier momento lo vuelva a haber”. “Seguimos pendientes de Rairos y también de Vilariño, aunque en este último la presencia de diversos castaños que rodean el núcleo permite mayor seguridad”, ha apuntado. El lunes el fuego estuvo muy próximo a la zona habitada de la parroquia de Roiros. El alcalde calcula que cerca de un centenar de personas se pudieron ver afectadas de forma directa, ya que además de los residentes en la zona, hay un restaurante.

Por otra parte, el incendio ha provocado que muchos puntos de los ayuntamientos de Quiroga y Ribas de Sil estén incomunicados vía teléfono móvil y fijo y también a través de Internet.

“NOCHE INTRANQUILA”

“La noche fue intranquila porque los vecinos pensaban que se habían marchado los medios, pero estaban más arriba en la sierra. Hubo preocupación, sobre todo, en el núcleo de O Barreiro, en la parroquia de Nogueira por un incendio que se avivó, pero finalmente no fue a más”, ha confirmado el alcalde. La subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez, ha puesto de manifiesto la voluntad del Gobierno de “colaborar con la Xunta para acabar con el fuego” y “ha agradecido” el trabajo de los medios estatales. “Este lunes por la noche llegó la Unidad Militar de Emergencias (UME) para intentar controlar que el fuego no llegue a las aldeas”, ha informado.

Se prevé que los efectivos de la UME lleguen hasta los 220 militares y se incorporarán un helicóptero y tres aeronaves no tripuladas. Además de contar con 18 autobombas, tres camiones nodrizas y dos máquinas. El dispositivo se completa con la colaboración de la Guardia Civil, tanto de Seguridad Ciudadana como el Seprona, y la Agrupación de Tráfico.

El director xeral de Defensa do Monte, Manuel Rodríguez, desplazado al lugar, aseguró a los medios al mediodía de este martes que las condiciones mejoraron mucho en relación a las del lunes, pese a ser un incendio complicado por la orografía y las condiciones meteorológicas. Indicó que está totalmente perimetrado y que los medios de extinción consideran que están a punto de darlo por estabilizado.

El conselleiro do Medio Rural, José González, que ha estado siguiendo en las últimas horas la evolución de los trabajos de extinción informó de que "se está trabajando de forma coordinada" y, a pesar de que han sido desplegados "muchos medios", la situación "es complicada" como consecuencia de la climatología, con temperaturas elevadas y un elevado nivel de humedad. Al menos, explicó el conselleiro en torno a la medianoche, la fuerza del viento fue algo a menos, lo que puede facilitar ese trabajo que están haciendo los medios de extinción para controlar el fuego. Además, efectivos de Protección Civil, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil están participando en los trabajos para proteger a la ciudadanía, porque si bien “hubo peligro para las casas”, aclaró, no hubo “peligro para las personas”.

González confirmó que ya llegó el lunes al lugar del incendio "el primer pelotón de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que según las últimas informaciones movilizó a 137 efectivos y 56 vehículos de extinción, pero está trasladando a más hacia la zona afectada. Los medios, del Quinto Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM V) de la UME proceden del equipo de intervención que está activado durante el verano en la Base General Morillo en Pontevedra y de la Base Conde de Gazola de León. El Puesto de Mando Avanzado se ha establecido en Margaride de Lor (Quiroga-Lugo) y la Base Logística en un polideportivo de Quiroga (Lugo).

Asimismo, la subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez, desplazada este martes a la zona del incendio, aseguró que la UME está trasladando a más efectivos hacia la zona. La previsión es alzanzar los 220 militares y 78 medios, entre los que destacan 18 autobombas, 3 camiones nodrizas, 2 máquinas, 1 helicóptero y 3 RPAS (aeronaves no tripuladas). Por su parte, el MITECO apoya la extinción con dos Brigadas Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales ( BRIF) y con el conjunto de medios aéreos destinados a Galicia en esta campaña.

Rodríguez aseguró que que en la madrugada pasada a UME desalojó al único residente del lugar de Berín, en la parroquia de Salceda, y que en estos momentos se trabaja en esta parroquia de la Pobra de Brollón para proteger a los bienes y las personas de esta zona. Para eso se cuenta con la colaboración de la Guardia Civil, tanto de Seguridad Ciudadana como del Seprona y de la Agrupación de Tráfico, que están facilitando los desplazamientos por las vías que dan acceso al fuego.

En cuanto al origen del fuego, el conselleiro explicó que el incendio lleva más de 24 horas activo, dado que comenzó en torno a las diez de la noche del pasado domingo de forma "claramente intencionada", con varios "focos simultáneamente", y posteriormente saltó "al otro lado del río Sil con focos secundarios". La persona que lo hizo "sabía que podía hacer mucho daño", aclaró el titular de Medio Rural, quien incidió en la necesidad de que toda la sociedad se alíe con las autoridades para "luchar contra esos incendiarios". "Aunque seamos muy buenos extinguiendo y tengamos muchos medios", aclaró, "en esta situación es complicado" sofocar el fuego.

En cuanto a la superficie quemada, de momento las estimaciones son todavía provisionales, a la espera de que, a lo largo de esta jornada, desde el aire, gracias a la participación de un helicóptero de coordinación, se pueda determinar con mayor precisión la magnitud de esta catástrofe. La Delegación del Gobierno en Galicia ha informado de que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha desplazado a Brigadas de Especialistas en Extinción (BRIF) con sus cuatro helicópteros de transporte con una capacidad de descarga de 1.200 litros. Desde el aire, están trabajando también en la extinción cuatro aviones anfibios Canadair con 5.500 litros de capacidad, de los que tres proceden de la base de Lavacolla (A Coruña) y el cuarto de Matacán (Salamanca).

ESTABILIZADO EL DE CHANDREXA Además, el incendio forestal originado en el municipio de Chandrexa de Queixa (Ourense), que afecta a unas 50 hectáreas de superficie, se dio por controlado en la mañana de este martes. Según la Consellería do Medio Rural a través de redes sociales, el fuego, que permanecía activo desde las 11,38 horas de este lunes, se controló pasadas las 8,30 hora.

De acuerdo con las últimas estimaciones, las llamas afectan a una superficie de en torno a 50 hectáreas en la parroquia de Requeixo, en Chandrexa de Queixa, según han confirmado fuentes del departamento autonómico. Además, para controlar el incendio se han movilizado a un técnico, 11 agentes, 31 brigadas, 18 motobombas, dos palas, un helicóptero y dos aviones.

07 sep 2021 / 09:12
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.