Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 21 enero 2022
21:04
h

Fallece un maquinista y el conductor del vehículo que chocó con el Alvia

Un todoterreno cayó a la vía desde un paso superior en La Hiniesta poco antes de que pasara el tren // Hubo un herido grave, y los 158 viajeros fueron trasladados hasta Zamora en autobús

El tren doble S-730 número 11553 del servicio Alvia de Ferrol a Madrid colisionó ayer con un todoterreno caído a la vía desde un paso superior al oeste de la base de mantenimiento de alta velocidad de La Hiniesta, a unos 8 km de Zamora. Como consecuencia del vuelco de la cabeza motriz delantera y el descarrilamiento de algunos coches, se produjeron dos muertos (un maquinista coruñés de 31 años y el conductor del vehículo, de 88), un herido grave, otros cinco leves y 158 pasajeros ilesos.

Uno de los fallecidos es el maquinista Álex Pedreira, perteneciente a la residencia ferroviaria de A Coruña, quien fue rescatado con vida, pero no se le pudo reanimar. El joven había cursado la fase teórica en 2016 en el Centro de Formación de Renfe en Santiago, y se encontraba ahora con las prácticas para su habilitación en larga distancia. Su vinculación ferroviaria viene de su padre, quien trabajó en los talleres de A Coruña y en la actualidad es interventor.

Mientras, el maquinista titular, de 55 años y también de A Coruña, resultó herido grave y fue trasladado al hospital Virgen de la Concha de Zamora. En cuanto a los 158 viajeros salieron de los coches caminando por las vías, fueron reagrupados en cuatro autobuses y llevados a la estación zamorana, donde siguieron en tren a su destino. Renfe tuvo que suspender la circulación del tren inverso hacia Galicia, que debía pasar por el lugar del suceso media hora después. El hecho sucedió a las 16.11 horas, según Renfe operadora. Fue apenas unos instantes después de que el citado vehículo cayera sobre la vía desde el paso elevado de la carretera que la atraviesa y bordea la base de La Hiniesta, Llegó el tren y lo arrolló, para descarrilar metros más adelante con la inercia de las 700 toneladas que pesan las dos unidades del convoy que en esa zona circula a unos 95 km/hora.

Por su parte el Adif informó de que el coche que está implicado en este suceso es totalmente ajeno tanto a la explotación ferroviaria como a las actividades de construcción de la nueva línea de alta velocidad desde Madrid a Galicia. Esta precisamente se une al este apenas medio kilómetro más adelante a la vía convencional donde sucedió este accidente. Además para dejar operativa la vía, Adif movilizó de inmediato el tren taller y los equipos de mantenimiento necesarios y está colaborando en todo momento con las autoridades y los equipos de emergencia desplazados a la zona.

CON LA MIRADA ATRÁS. Cuando se supo la noticia en Galicia, vino rápidamente el recuerdo de la tragedia en la curva de A Grandeira en la entrada a Santiago acaecido el 24 de julio de 2013, y que aún se encuentra en el proceso de instrucción judicial para clarificar todo lo sucedido en aquel atardecer en el que fallecieron 80 pasajeros.

En este caso, se contabilizan dos óbitos por lo que parece una triste fatalidad, la caída del todoterreno desde el puente superior a la vía sin tiempo a que uno de los dos únicos trenes –uno en cada sentido– de doble composición que se unen o separan en Ourense desde que entró en vigor el estado de alarma hacen el trayecto Galicia- Madrid pudiera detenerse. A consecuencia de la colisión locomotora tras salirse de los raíles volcó lateralmente pero el resto de coche del convoy se mantuvieron en pie, y la mayoría sobre los raíles.

Los maquinistas de la locomotora del tren quedaron atrapados y, según el 112 de Castilla y León, pudieron ser excarcelados por los bomberos de Zamora, pero mientras uno de ellos fue trasladado herido al hospital, el coruñés perdió la vida en el lugar del siniestro, donde los servicios de emergencia trataron, sin éxito, de reanimarle, como informaron ayer fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

La mayoría de los 158 pasajeros que ocupaban los vagones han resultado ilesos, salvo cinco personas que presentan diversas dolencias “leves” como latigazos cervicales o episodios de ansiedad, según informó ayer la Subdelegación del Gobierno en Zamora. A través de las redes sociales los viajeros señalan que solo sintieron un topetazo fuerte y que el tren se detuvo tras un traqueteo. Al salir de los coches con sus maletas vieron lo sucedido.

En el operativo de evacuación desplegado participaron además la Guardia Civil, la Cruz Roja, con una ambulancia de soporte vital básico, y las Emergencias Sanitarias Sacyl, con dos helicópteros medicalizados, dos ambulancias de soporte vital básico y una UVI móvil.

02 jun 2020 / 22:51
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito