Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 07 agosto 2022
14:46
h
Las trabajadoras piden mayor representación e igualdad con respecto a sus compañeros // La presidenta de Anmupesca ve necesario un mayor coeficiente de reducción TEXTO Lorena Rey

“Faltan mujeres líderes en el sector de la pesca”

“Las mareas nos marcan nuestro horario diario y al mes. Trabajamos entre 10 y 15 días al mes”, cuenta Rita Míguez de la Iglesia, presidenta de Anmupesca y mariscadora de a pie en la zona de Arcade. En toda Galicia son unas 4.000 mujeres trabajando en el marisqueo a pie.

Si hablamos del sector de la pesca siempre estuvo referenciado por figuras masculinas. Siempre se ha hablado de marineros, armadores o pescadores mientras las mujeres permanecían ocultas e invisibilizadas cuando realmente estaban haciendo la misma labor que en la actualidad.

“Faltan mujeres líderes, de las que podamos ter un ejemplo de profesionales. Es un sector muy masculinizado y con pocas mujeres en los órganos administrativos y ejecutivo. Necesitamos estar donde se toman las decisiones que nos afectan como mujeres y profesionales. Tener voz y voto y estar en las mesas de negociación”, opina al respecto.

Uno de los grandes pasos fue la constitución en 2016 de la Asociación Nacional de Mujeres de la Pesca (Anmupesca). En ella se integran perfiles muy variados como mariscadoras, percebeiras, bateeiras, rederas o biólogas, que evidencian la participación femenina en el sector. Con presencia en seis comunidades autónomas – Galicia, Asturias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Andalucía y Madrid– reuné a cerca de 12.000 socias y algún socio.

“Trabajamos mucho en rede e intentamos trasladar a las Administraciones las problemáticas que tenemos. Además toca formar a las mujeres y a mayores a los hombres en concepto de igualdad”, considera.

La labor que llevan a cabo desde la Asociación es muy importante en cuanto a visibilización y ahora su objetivo es comenzar a conseguir las reivindicaciones que llevan años haciendo como pueden ser los coeficientes reductores.

Las mujeres de marisqueo a pie y percebeiras a pie tienen un coeficiente reductor de un 0,10 y los compañeros un 0,15 cuando realizan la misma labor y en embarcación.

“Nosotras acccedemos a la zona de trabajo a pie, con las herramientas en la mano y el cupo se trae a tierra en brazos. Además debemos hacerlo a un ritmo muy acelerado porque tenemos cuatro horas, dos horas antes de la bajamar y dos horas después de la bajamar”, comenta.

buscan garantizar el relevo generacional Así, las mujeres del sector de la pesca luchan para que haya una equiparación que beneficie al relevo generacional. “Hay que concienciar a las nuevas generaciones que es rentable dedicarse a la pesca”, dice la presidenta de Anmupesca.

Y no menos importante para estas mujeres sería lograr un reconocimiento de las enfermedades profesionales derivadas de sus trabajos.

08 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
8M
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.