Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 03 diciembre 2021
12:31
h

Feijóo, Touriño y Laxe apuestan por mejorar la financiación autonómica

El actual titular popular de la Xunta y los dos expresidentes socialistas coinciden también en la necesidad de la cogobernanza para que las comunidades participen plenamente en las decisiones

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y sus antecesores socialistas en el cargo Emilio Pérez Touriño y Fernando González Laxe abogaron por actualizar los mecanismos de cohesión entre las autonomías, principalmente el sistema de financiación, así como los instrumentos de cogobernanza para que las autonomías participen plenamente de las decisiones.

Los tres coincidieron este martes en la mesa ‘Estado autonómico y evolución política y social: el caso de Galicia’, organizada por la Escola Galega de Administración Pública con motivo del 40 aniversario del Estatuto de Autonomía.

En sus intervenciones, según recogió Efe, coincidieron plenamente en el “éxito” del modelo autonómico derivado de la Constitución de 1978, del que reivindicaron su vigencia, si bien abiertos a distintas actualizaciones, como la reforma del sistema de financiación de las comunidades, tema que consideraron central en sus planteamientos.

De este modo, González Laxe (1987-1990), señaló que antes que crear más mecanismos habría que ser “más efectivos” con los actuales.

“La efectividad está en tela de juicio desde el sistema de financiación autonómica, que es inefectivo, premia al que incumple”, aseguró en su intervención, en la que se mostró partidario de actualizar los contenidos del modelo autonómico pero también de “servir más dosis de efectividad” a los mecanismos ya en marcha y que cada uno cumpla con sus “obligaciones”.

A este planteamiento se sumó Núñez Feijóo (2009-actualidad), que ya avanzado el debate, que duró casi dos horas, afirmó: “una de las frases más felices que se ha dicho aquí y que suscribo, la he anotado, es que el sistema de financiación premia a quien incumple. Y es así”.

Feijóo lamentó que el actual sistema, que no consideró “un disparate”, pese a que no comparte porque no están suficientemente ponderadas en su opinión variables como el envejecimiento de la población y la dispersión, se fraguó por “el problema” de una determinada comunidad; al igual que el anterior.

“Y la pregunta es: ¿quién es el que causa el problema?”, dijo en alusión a Cataluña, al tiempo que mostró su discrepancia con la forma en la que se liquida el cupo vasco, si bien afirmó que no discute la existencia del concierto.

En su intervención insistió en que “no se puede beneficiar al que incumple” y se preguntó qué tiene que hacer el estado con los “80.000 millones de euros que debe Cataluña”, tras lo que abogó por poner en marcha políticas “efectivas”, sin dejar de lado las cuestiones “afectivas”, de pertenencia e identidad.

El presidente gallego defendió, además, que en Galicia hay un “modelo propio” de ejercer el autogobierno, que sostuvo que comparten sus antecesores, y puso como prueba la “autonomía financiera” durante la crisis entre 2008 y 2014, años en los que Galicia acudió a los mercados y no tuvo que ser “rescatada” por el Estado.

Desde esa época Galicia dejó de endeudarse en 5.500 millones de euros, cantidad que podría haber alcanzado si utilizase el margen autorizado.

“Hoy hay comunidades que o se hace una quita por el Gobierno de turno o su viabilidad económica y financiera no es posible. Son inviables, no vamos a señalar, pero Galicia sí es viable”, concluyó, tras afirmar que tanto en la crisis financiera como en la provocada por la covid su “obsesión” es que la comunidad no quebrase.

También Emilio Pérez Touriño (2005-2009) lamentó la “asimetría” financiera de las autonomías provocada por el sistema de financiación, y abogó por una mayor participación “activa, honesta y leal” de las comunidades en la cogobernanza del Estado, algo que debe ser recíproco por parte del gobierno.

“Hay que lograr un pacto solvente y estable que garantice el equilibrio; la equidad y la igualdad de todos los ciudadanos y corresponsabilidad fiscal de las autonomías”, profundizó Touriño, que sentenció: “la asimetría financiera corroe la igualdad, la cohesión; es un desafío histórico”.

Recordó que Cataluña abogó por “soberanía fiscal”, en imitación al cupo vasco, y señaló que permitirlo sería “finalizar con el estado democrático y de cohesión social y territorial”, por lo que opinó que sería mejor lograr “un pacto solvente y estable” de financiación que garantice las necesidades reales de gasto de cada autonomía.

Sobre el futuro, los tres coincidieron en la cuestión demográfica y productividad económica como los principales retos que afrontará Galicia en las próximas décadas.

Como conclusión, Feijóo destacó el “exitoso” modelo de autogobierno gallego en las pasadas cuatro décadas.

Caballero aboga por actualizar el Estatuto

··· El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, abogó por actualizar el Estatuto en este lagislatura para incluir una carta de ciudadanía que “garanta novos dereitos e liberdades aos galegos e ás galegas”. Caballero se situó entre la “inacción” conservadora y la “autodeterminación” nacionalista y reclamó “poñer ás persoas por riba de claquera clave ideolóxica ou dogmática”. Criticó que Feijóo anuncie bajadas de impuestos cuando se producen gracias a las aportaciones adicionales de fondos por parte del Gobierno de España.

20 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.