Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 07 agosto 2022
12:42
h

Fiscalía reconoce que no se identificó a los dueños de la cocaína del narcosubmarino

La Audiencia Provincial celebró la vista para decidir si deja en libertad a los tres tripulantes que llevan dos años encarcelados

Cuando están a punto de cumplirse dos años de prisión preventiva y a menos de un mes del previsto inicio de la vista oral, el vigués Agustín Álvarez Martínez, y los primos ecuatorianos Luis Tomás Benítez y Pedro Roberto Delgado sabrán si deben continuar en A Lama o si los magistrados de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra les permiten salir del penal una vez completado el máximo de 24 meses que fija la ley.

Ellos son los tres tripulantes del narcosubmarino cargado con 3.068,055 kilogramos de cocaína, con un valor de más de 123 millones de euros, que fue localizado semihundido en la ría de Aldán.

Los otros cuatro imputados en esta causa, Iago Serantes Pérez, Iago Rego Rosende, Enrique Serantes Giráldez (padre del primero) y Rodrigo Hermida Movilla ya se encuentran en libertad provisional desde el pasado año, tras el inicio de la pandemia.

El fiscal antidroga de Pontevedra considera a estos siete individuos como miembros de una organización dedicada a introducir la droga en Galicia aunque en el escrito de acusación reconoce que “no consta la identidad del resto de sujetos con los que integraron su actuación para el desarrollo de su actividad criminal”; es decir, que al menos hasta el 26 de octubre y tras más de dos años de investigaciones no se pudo aclarar quienes enviaron la droga por un medio tan poco habitual ni el grupo que la iba a recepcionar en Galicia.

Ni el Fiscal ni los efectivos antidroga lograron datos concretos sobre los verdaderos dueños de la droga y los acusados o no tenían datos acerca de quiénes les contrataron o saben guardar silencio a pesar de su juventud, inexperiencia y las presiones recibidas. Para todos ellos el fiscal pide trece años y seis meses de prisión como autores de un delito contra la salud pública con el agravante de la cantidad de droga intervenida, la utilización de una embarcación y su integración en lo que el ministerio público considera una red internacional.

El juicio está previsto que se celebre entre el 11 y el 18 de diciembre aunque las defensas tratan de alcanzar un acuerdo de conformidad que permite aligerar las penas una vez que, salvo sorpresa final, el propio fiscal reconoce en su escrito de acusación que no se pudo llegar a los verdaderos dueños de la droga.

Precisamente en las conclusiones provisionales que presentó el fiscal Carlos Varela ante la sala que debe juzgarlos se da cuenta de la poca entidad de los detenidos y buena prueba de ello es que, por ejemplo, los dos primos ecuatorianos realizaron la travesía con apenas seis monedas de distintos valores de Estados Unidos y su propio país

O que en los registros efectuados en los domicilios de los cinco gallegos que participaron en esta operación se les incautaron 3.950 euros a Enrique Serantes (que se dedicaba a la venta al menudeo de cannabis a tenos de las sustancias intervenidas en su casa) 4.660 a Rodrigo Hermida (el primero en ser puesto en libertad) y 850 a Agustín Álvarez el piloto del narcosubmarino, según consta en el acta de lo decomisado por parte del Estado.

Es decir, ninguno de ellos tenía capacidad para financiar un operativo de estas características y fueron meros peones de los clanes.

Pretendían ‘robarle’ veinte kilos de droga a la organización

En el recuento de la droga que viajaba en el semisumergible localizado en Aldán los agentes antidroga localizaron “152 fardos conteniendo 3.030 tabletas de cocaína con un peso neto de 3.047,907 kilogramos de cocaína y una pureza del 80,35%, además de otro fardo con 230 tabletas de cocaína de un peso neto de 20,148 kilogramos de cocaína y una pureza del 79,32%”, según consta en el escrito de axcusación formulado por la Fiscalía antidroga de Pontevedra. El lote con los veinte kilos estaba separado del resto.

Una conversación vía WhatsApp, medio menos seguro para estos temas, intervenida entre Iago Serantes y su padre Enrique Serantes el 22 de noviembre de 2019 sorprendió a los investigadores:

Iago: “Tengo la ropa de Agus. Pasando por la descarga y cargando cinco paquetes”.

Enrique: “ya te digo, genial...”

Iago: “Era tu idea desde el principio...”

Enrique: “Quien roba a un ladrón tiene todo el perdón...”

Iago: “...hasta el final”

Enrique: “embarrancando en la playa y pillando cinco paquetes... de vicio”

Iago: “Cuando paguen te hago un giro pa q te vayas de viaje”.

Agustín Álvarez, el piloto del batiscafo, le intervinieron dos teléfonos Iphone y una batería de un teléfono vía satélite del que se deshizo en el mar cuando se vio acorralado. Con ese móvil encriptado contactaba con los miembros de la organización pero los cinco gallegos detenidos se comunicaban por telefonía tradicional o vía WhatsApp aunque en el caso de Rodrigo Hermida Movilla e Iago Rego, sí que se preocupaban de borrar los intercambios de mensajes para no dejar constancia.

En cuanto a Enrique Serantes, el padre de Iago, en el registro efectuado en su casa en Vigo, le localizaron botes, bolsas y cajas con distintas cantidades de cannabis (que los agentes valoran en más de siete mil euros) preparadas para la venta al menudeo así como una báscula de precisión y 3.950 euros en billetes pequeños que los investigadores sospechan que procedía del trapicheo.

10 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.