Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 05 febrero 2023
21:22
h

Galicia aceleró sus importaciones de Rusia y Ucrania hasta final de marzo

Mientras las exportaciones caían por el inicio de la guerra, en el caso de las compras de mercancías al país de Putin crecían un 33,5% trimestral, y al de Zelenski, el 122%

Hemos rebasado ya con creces la barrera de los cien días desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania. Una cruenta guerra que ha causado miles de muertes, millones de desplazados y refugiados y un impacto creciente a toda la economía mundial. La gallega incluida. Uno de los factores donde podemos medir ese impacto casi mes a mes es en la evolución del comercio exterior. En exportaciones, bajan las de Galicia a los dos países en lucha; en cambio, en exportaciones, llegan a dispararse, aún en plena contienda bélica, como si los operadores de los mercados se hubiesen tratado de anticipar a sus efectos.

Así, en el primer trimestre las ventas de mercancías de la comunidad a Rusia cayeron un 10,7 %, situándose en un valor de 21,17 millones de euros, después de que en marzo en concreto –último mes con datos del ICEX– se despeñasen un 85,2 %. En cambio, las compras desde aquellas tierras, pese a todos los vetos y castigos a su economía por las sanciones de la UE o EE.UU., crecían a un ritmo próximo al 50 %. De esta forma, en el primer trimestre rozaban ya los 70 millones, con un avance anual del 33,5 %.

Hacia Ucrania, el valor de los bienes gallegos que allí llegaron se hundía en el acumulado enero a marzo un 32,1 %, con poco más de 14,5 millones; en cambio, de nuevo las importaciones crecían en medio de la contienda, y mucho: se dispararon un 122 % a 70,1 millones, curiosa cifra, porque supera por unos cientos de miles de euros la rusa.

Limitada la energía, metalurgia, materias primas para alimentación como el grano o para elaborar aceite se llevan la palma entre lo que más se trae desde los enfrentados países vecinos, el atacado y el atacante, que están a casi cuatro mil kilómetros de aquí.

El acopio de sus productos ya se había iniciado antes, pues a lo largo de 2022 de la tierra que acaudilla Vladimir Putin se importó ya un 86 % más en mercancías, y de la que preside Volodímir Zelenski​en torno al 74 % extra.

Valoración empresarial. En respuesta a este periódico, el presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), Jorge Cebreiros, indicaba que “salvando las nefastas consecuencias en términos humanitarios de la invasión rusa, a nadie sorprende decir que Ucrania es una pieza clave para algunos sectores productivos europeos, fundamentalmente alimentación”.

“Es y ha sido”, afirma, “el granero de Europa desde principios del siglo pasado, ningún país europeo equipara su capacidad productora de cereales”. Considera que el incremento de importaciones viene por compras en las semanas previas al conflicto porque “las empresas tomaron la previsión de abastecerse, adelantando posibles problemas logísticos, si comenzaba la guerra”.

Según Cebreiros “algunos productores de harinas para consumo humano y piensos para animales se adelantaron a los posibles problemas que la llamada a filas de los trabajadores, complicaciones logísticas, bloqueos comerciales, y la propia duración del conflicto, iban a generar, dificultades que están resultando difíciles de compensar”.

El líder de la CEP apunta que la necesidad de atender la demanda de materias primas hace que el origen de las importaciones “pivote hacia China o EE.UU., por no incluir a otros países productores con menor capacidad exportadora”, antesala de la reducción del comercio exterior con Ucrania y con Rusia que traerán las sanciones.

“Esto aporta una presión adicional sobre los precios, que, si ya preocupaba, ahora alarma, sobre todo si tenemos presente que la cosecha de cereales de este año puede perderse y, dependiendo de cómo evolucione el conflicto, quizás no dé tiempo a sembrar el año que viene”, avisa.

Mientras, el secretario general de Asime, Enrique Mallón, alega que “Rusia y Ucrania son mercados relevantes para la industria gallega, en concreto en el sector metal”. Especialmente el mercado ucraniano, que “era el origen de varios productos metalúrgicos fundamentales para nuestra industria, como pueden ser el aluminio y distintos tipos de acero”. En el caso de Rusia, apunta, “también el aluminio , el paladio e incluso el cobre eran materiales importados con frecuencia”.

“Sin duda alguna la agresión provoca una pérdida de competitividad del sector industrial gallego que esperamos paliar en los próximos meses adquiriendo materias primas de otros mercados , algo en lo que trabajan intensamente nuestras empresas”, manifestó. Y sostiene Mallón que “tendremos que compensar esa pérdida de actividad con otros mercados”.

68

empresas gallegas que entre los meses de enero y marzo vendieron sus productos a Rusia, lo que representa una caída del 8,1 % frente al los tres meses iniciales del pasado ejercicio. En todo 2021 habían sido 136, menos que en 2020, cuando se alcanzaban las 147. Las que lo hacen de forma continuada, regular, son 41, seis de cada diez, y totalizan el 86,8 % de la exportación gallega hacia allí.

45

compañías de la comunidad autónoma que en el primer trimestre exportaron mercancías hacia Ucrania, lo que supone una caída del 41,6 % frente a las de igual periodo de 2021. En el conjunto de ese año lo hicieron 153 empresas, diez más que en el ejercicio anterior. De las actuales, 22, casi la mitad, son exportadoras que lo hacen regularmente y acaparan el 93 % de las ventas.

Jorge Cebreiros, presidente de los empresarios de Pontevedra (CEP)
“Lo único positivo es que no dependemos del gas ruso”
Image

“La única noticia que podría considerarse positiva es que España no depende energéticamente del gas ruso; más bien, esta situación bélica puede resultar beneficiosa para España y Portugal si, como se ha planteado y negociado con Bruselas, ambos países pueden desmarcarse del ‘pool’ energético, lo cual contribuiría a rebajar, considerablemente, el precio final de la electricidad”.

Enrique Mallón, secretario general de Asime
“Tocará compensar el negocio perdido reforzándonos en otros mercados”
Image

Manifestó que “cada vez estamos teniendo más relación en actividades como el naval, aeronáutica y automoción colaborando con empresas incluso españolas implantadas en esos territorios, especialmente en Rusia”, opción que desaparecerá paulatinamente en los próximos meses y que tocará compensar.

12 jun 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.