Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 05 julio 2022
02:39
h

Galicia cae del podio de la eólica estatal tras el furor de Aragón el año pasado

España elevó la potencia eléctrica con viento a 27.446 megavatios // De 1.720 MW nuevos, un millar fueron maños... y 23,6 gallegos

Lo avisó a finales de 2020, en noviembre, la patronal del viento gallega, EGA: en la comunidad había presentados para su tramitación unos 6.000 megavatios (MW) para parques eólicos, y el objetivo del sector es llegar a instalar 2.500 nuevos en cinco años, pero su presidente, Manuel Pazo, era claro al asegurar que “cierto que este año se saldará con mínimos, tras el esfuerzo de 2019”, cuando la autonomía puso en marcha 18 nuevos proyectos con 415,25 MW, con una inversión de 509 millones de euros y obras que generaron 2.400 puestos de trabajo.

Eran los frutos de una subasta renovable sin relevo de cara al pasado 2020, cuando, en cambio, Galicia se anotó únicamente 23,6 MW, un dato casi insignificante dentro de los 1.720 que entraron en funcionamiento en el conjunto de España, que sumó 27.446 MW eólicos instalados capaces de generar el 21,9 % de la electricidad consumida.

Según informó el miércoles la Asociación Empresarial Eólica (AEE), las comunidades donde el vendaval de parques de aerogeneradores fue mayor fueron especialmente Aragón (1.050,87 MW), seguida de Navarra (262,58), Castilla y León (216,3), Castilla La Mancha (65), Islas Canarias (28,8) y ligeramente por encima del dato gallego Andalucía, con 23,63 MW en 2020.

Tras esta evolución, Galicia perdió la tercera plaza y se situó cuarta a bastante distancia de Castilla León, con el 23 del total y casi 6.300 MW; Aragón, que salta de quinta a segunda tras sumar por segundo año consecutivo más de mil nuevos megavatios de potencia y, con 4.159, alcanzar el 15,2 %; y Castilla-La Mancha, que acumula el 14,2 % total con sus 3.886 MW. La comunidad gallega está cerca, con sus 3.829 MW, el 14 % de toda la potencia de España.

España es el segundo país europeo en eólica instalada tras Alemania, según AEE, y en 2020 fue el cuarto país que más potencia instaló. EGA reclama un pacto por el desarrollo eólico en Galicia, donde el sector sostiene más de 7.000 empleos en un centenar de empresas, representa el 0,9 % del PIB y aporta 120 millones cada año al fisco.

Renovables en auge
Clúster para la biomasa

··· El compromiso de Galicia con las energías limpias y renovables es inamovible, tal y como certifica la renovación de la estrategia de la biomasa 2021-2025. Así lo manifestó el vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Francisco Conde, en el acto de constitución del Clúster da Biomasa de Galicia en el CIS Madeira, en San Cibrao das Viñas (Ourense).

··· Aplaudió Conde esta decisión de la industria forestal, al ser una de las energías alternativas con más presente y futuro y ha ratificado el compromiso con este sector a través de la renovación de la citada estrategia. El vicepresidente segundo ha señalado que el futuro del forestal pasa por integrar las nuevas tecnologías, explorar nuevos usos de la madera, ser parte del éxito del contract, y conseguir un mayor aprovechamiento de los recursos forestales para convertirlos en una fuente de energía renovable como la biomasa.

··· Subrayó la apuesta de la Xunta por una Galicia más verde con iniciativas como el proyecto para promover una gestión sostenible de los bosques gallegos, que opta a los fondos europeos y que contempla una inversión público-privada de 1.140 millones de euros para crear una fábrica de téxtiles a partir de la madera y producir 200.000 toneladas al año. También ha recordado los apoyos de la Administración autonómica para fomentar el uso de la biomasa, tanto por parte de particulares, como en las entidades del sector público y en las empresas. Así, señaló que la Estratexia Integral de Impulso á Biomasa favoreció la instalación de 7.000 calderas entre 2014 y 2020, con una movilización de 80 millones, actuaciones en 72 edificios públicos y la creación de 700 empleos. Además, ha destacado que la industria contribuye a defender el sello de Galicia Calidade poniendo en valor el origen y la calidad de la biomasa.

··· Francisco Conde ha asegurado que la industria forestal desempeñará un papel clave en la transformación económica y por eso ha celebrado la constitución de este nuevo clúster, integrado inicialmente por 30 empresas, que permitirá activar redes de colaboración público-privadas, y establecer una verdadera comunidad de conocimiento alrededor de esta industria para avanzar en la innovación, el emprendimiento y la internacionalización. Además, ha destacado su alineación con los grandes mensajes del Green Deal para impulsar la economía circular, la valorización de residuos y la creación de fuentes de calor procedentes de renovables.

··· La Xunta pretende promover el uso de biocombustibles y energías renovables procedentes de recursos forestales, dotarse de mayor capacidad para competir a novel internacional, consolidarse como una industria e referencia: el 6,4% de la energía primaria consumida en Galicia tiene su origen en la biomasa, lo que la sitúa como primera fuente autóctona, generando, además, 3.500 empleos directos.

··· El presidente del nuevo conglomerado empresarial, Francisco Álvarez, destacó que “apostaremos por un mejor aprovechamiento de los recursos forestales y naturales”. El director del Inega, Juan Rodríguez Fernández-Arroyo, y la directora xeral de Planificación Enerxética, Paula Uría, asistieron también al acto de constitución del Clúster da Biomasa de Galicia.

Endesa insiste en apagar este ejercicio la térmica de carbón de As Pontes
La compañía multiplica por más de ocho sus ganancias en 2020, hasta 1.394 millones

Endesa obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.394 millones de euros en 2020, un 715,2 % por encima de los 171 que ganó en 2019. En ese ejercicio llevó a cabo dotaciones por más de 1.800 millones de euros por el adelanto del cierre del carbón.

Según informó la energética, este beneficio de 2020 incluye un deterioro de los activos de generación en los territorios no peninsulares de 253 millones, y cifra el impacto de la COVID en sus resultado operativo en 120.

El beneficio ordinario neto del grupo, base para repartir un dividendo que incrementan, alcanzó los 2.132 millones en 2020, un 36 % más que mejorara las previsiones anunciadas por la compañía.

El año pasado Endesa siguió su senda de descarbonización con los cierres en junio de las plantas de Compostilla y Andorra, que funcionaban con carbón nacional, lo que redujo un 43 % la potencia instalada (2.100 MW) que funciona con esta tecnología.

La eléctrica mantiene su intención de continuar este año con los cierres de 2.500 megavatios (MW) distribuidos en As Pontes y Carboneras, lo que dejará operativos sólo 200 MW de carbón en Baleares. Asimismo, detalla el grupo, la potencia instalada en renovables (hidráulica, solar y eólica) creció en 400 MW y cerró el año en 7.800.

A lo largo del pasado ejercicio Endesa provisionó 213 millones de euros, en el tercer trimestre, para reestructurar la plantilla asociada al negocio de la generación con carbón, del que la empresa está saliendo.

Este aumento de la potencia limpia, unido al retroceso de la capacidad instalada de carbón, la producción eléctrica de la empresa en la Península Ibérica libre de emisiones de CO2 estuvo en un 85 %, según el comunicado de la empresa.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, destacó que el grupo logró “un sólido comportamiento operativo y financiero en un ejercicio que ha estado lleno de desafíos a todos los niveles derivados del impacto de la pandemia”.

Los ingresos de Endesa a lo largo del año pasado ascendieron a 17.560 millones de euros, con una caída del 12,9 % frente a los 20.158 millones de euros de 2019.

Para el desarrollo de su plan inversor 2021-2023, Endesa tiene una cartera de proyectos de 6.700 MW de potencia renovable con punto de acceso y conexión a la red a cierre del año. Esta potencia permite cubrir holgadamente el aumento de parques renovables de hasta 3.900 MW incluido en el plan estratégico para el próximo trienio. Adicionalmente, la empresa se ha adjudicado 50 MW fotovoltaicos en la subasta lanzada por el Gobierno el pasado mes de enero.

Hidrógeno verde

Cabe recordar que Endesa presentó a finales de enero su proyecto para construir en As Pontes su mayor planta de hidrógeno verde de España, que estará dotada con un electrolizador de 100 megavatios (MW). De la operación de la instalación se ocuparán un centenar de personas, a las que se sumarán otras treinta que se encargarán de gestionar los seis nuevos parques eólicos que suman 611 MW y se ubicarían en el entorno de la localidad pontesa, que suministrarán la energía eléctrica precisa. Para este proyecto, que requerirá una inversión total de 738,2 millones de euros, el grupo solicitó fondos europeos.

En total, el volumen de proyectos renovables que la energética tiene en cartera, en diferentes grados de madurez administrativa, asciende a 42.000 MW.

Récord de ganancias de una Iberdrola con medio pie en la costa gallega
La energética alcanzó los 3.610,7 millones, pero tiene ya los siete mil de objetivo a 2030

Galicia, Canarias y Andalucía se la juegan. Cualquiera de las tres comunidades podría acabar acogiendo, con el sello de Iberdrola, el que el que será el primer parque eólico marino flotante a escala industrial de España, de 300 megavatios (MW) de potencia. Con vistas de que esté listo en 2026, mil millones de euros de inversión, más de 2.800 empleos anuales generados, y la participación de 66 empresas y centros tecnológicos españoles, incluyendo 52 pymes.

Mientras se dirime si la comunidad gallega puede ser la elegida finalmente en este proyecto, por el que Iberdrola prevé contar con el apoyo de los fondos Next Generation de la UE, la compañía comunicó ayer que obtuvo un beneficio neto récord de 3.610,7 millones de euros en 2020, lo que representa elevar un 4,2% las ganancias de 2019 en un ejercicio complejo marcado por la crisis sanitaria del coronavirus.

El crecimiento sería del 10 % si se excluye el impacto de la COVID, que fue de 238 millones durante el ejercicio. En 2021, la compañía estima alcanzar un beneficio neto de entre 3.700 y 3.800 millones de euros, informó la energética. El grupo que preside Ignacio Galán duplicará su plan inversor a 2030 a 150.000 millones, con una meta de lograr 5.000 millones de euros de beneficio a 2025 y de alrededor de 7.000 al final de la década.

Los progresos registrados en todas las actividades del grupo situaron su beneficio bruto de explotación (Ebitda) subyacente en 10.715 millones de euros en 2020. Por negocios, el 75 % del importe total procede de áreas reguladas (redes) y renovables, mientras que, por geografías, un 76 % proviene de países con rating ‘A’. La eólica marina aporta 585 millones en este capítulo, tras crecer un 72 %, aportación que ascenderá hasta los 2.300 en 2030.

Las inversiones del grupo alcanzaron la cifra récord de 9.246 millones en el ejercicio, un 13 % más a las del ejercicio anterior. El 91 % de este volumen se destinó al desarrollo de nuevos proyectos renovables y redes eléctricas para acelerar la recuperación, en línea con la estrategia del grupo.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, subrayó que el grupo ha puesto su balance “al servicio de la recuperación, con inversiones récord de más de 9.200 millones y adjudicaciones a más de 22.000 empresas por 14.000 millones de euros, las mayores de nuestra historia, para sostener 400.000 empleos en nuestros suministradores”.

“En esta década, prevemos realizar inversiones por 150.000 millones de euros para triplicar nuestra capacidad renovable y duplicar nuestros activos de redes”, añadió.

Este crecimiento en los resultados permite a Iberdrola proponer una retribución al accionista con cargo a 2020 de 0,42 euros por acción, un 5 % más que en 2019. Así, el consejo de administración propondrá en Junta de accionistas la aprobación de un reparto de dividendo complementario, de 0,252 euros por acción, que se sumarán a los 0,168 euros abonados en concepto de dividendo a cuenta. Para 2021, la compañía prevé la distribución de un dividendo de 0,44 euros por acción, que prevé alcance 0,56 para 2025 y alrededor de 0,75 euros por título en 2030. En ese ejercicio, y con partida en 2019, habrá crecido aproximadamente un 90 %.

Inversiones con el mar a la vista

Iberdrola aumentó su cartera de proyectos en 25 gigavatios (GW), hasta los 74,4 GW. Así, la energética cuenta ya con 17,4 GW verdes en construcción y desarrollo, de los que 8,7 GW corresponden a nuevas instalaciones solares, 4,5 GW a eólica terrestre, 2,6 GW a eólica marina, 1,2 GW a hidroeléctrica, y 400 MW a baterías.

En este impulso por las renovables, la eólica marina se confirmó como uno de los vectores de crecimiento del grupo, que cuenta con 1,3 GW instalados de esta tecnología y la triplicará con la construcción en la actualidad de 2,6 GW, sin costes de emplazamiento. La cartera actual de ‘offshore’ suma 19 GW, de los que 9 GW están listos para su construcción y 10 GW previstos para su desarrollo en Suecia, Japón, Polonia e Irlanda.

25 feb 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.