Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 13 junio 2021
19:02
h

Galicia destruyó 363 empleos al día tras el confinamiento e hibernación por la pandemia

Se pierden en el tercer trimestre 32.600 ocupados, un -3 % // En la EPA estatal, debacle: de mayo a junio la caída es del 5,5 %, con un millón de trabajadores menos

En el inicio de la pandemia la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre recogió un impacto de la covid-19 entonces comedido, al registrar en Galicia trece mil ocupados menos. Tres primeros meses en los que España destruyó 285.600 los puestos de trabajo. Cifras duras, pero que eran solo el comienzo: llegaban abril, mayo y junio, los meses duros del confinamiento, hibernación económica y apenas al final la desescalada y el desembarco en esta nueva anormalidad.

Los datos facilitados por el INE certificaron el peor registro de empleo desde 2013, con la destrucción en el segundo trimestre de 1.074.000 puestos de trabajo. Con ello, la ocupación desciende un 5,5 % con respecto al trimestre anterior y un 6 % en relación con idéntico periodo de 2019, cuando había 1.197.700 más que a finales del pasado junio; la tasa de empleo se situó en el 47 %, por debajo del 49,8 % del trimestre anterior.

Los datos de la EPA para Galicia indican que durante este vía crucis sanitario y económico la comunidad destruyó 32.600 empleos, lo que implica la pérdida de unos 363 ocupados diarios. Sobre una base de 2.338.800 mayores de 16 años –apenas doscientos más que en el primer trimestre, 4.500 por encima del dato de hace un año– se constata una caída de 1,9 puntos en la tasa de actividad masculina al 55,9 %, mientras que entre las gallegas el descenso es de dos puntos, a un mucho menor 46,6 %. Casi diez puntos que certifican que a ellas les sigue costando más acceder al mercado laboral.

Al cierre del segundo trimestre eran 1.050.400 las personas que trabajaban en Galicia, con una tasa de ocupación 1,4 puntos inferior, con el 44,9 % de la población. Son, según el IGE, 48.400 personas menos (-4,4 %) que en junio de 2019. Por sexo, se destruyeron 22.000 empleos entre los hombres, las dos terceras partes, y 10.600 entre las mujeres de la comunidad. Frente a hace justo un año los ocupados gallegos caen en 21.200, el -3,7 %, mientras en el colectivo femenino el descenso es superior, del 5,2 %, con la pérdida de 27.200.

Por sectores, la ocupación descendió en todos trimestralmente, aunque especialmente en los servicios (19.200 empleos menos), seguida de la industria (-7.400 efectivos), la construcción (-4.500) y un sector primario donde la caída se limitó a 1.600 personas. En relación a junio de 2019 la hostelería, comercio, turismo y otros servicios pierden un 7,4 % de sus ocupados, y el campo y la pesca un 1 %. Sin embargo, habría más gente trabajando en la construcción (7,2 %) y también en las fábricas autonómicas (3,4 %).

Entre las siete grandes urbes gallegas, según el IGE, Lugo y Santiago presentaron las mayores tasas de ocupación (51,2 y 51,6 %, respectivamente), y Ferrol la menor (37,9%). En cambio, la ciudad departamental lidera la tasa de paro con un 15,8 %, mientras Pontevedra, con el 7,9 %, tiene la más baja. En Compostela está en un 11,9 %. En números absolutos, Vigo es la ciudad con más personas activas, con 140.500, coupadas, con 120.000, paradas, con 20.500, y también inactivas, totalizando 114.200. Lógico por ser también la más poblada. En el caso de la capital gallega, al cierre de junio eran 51.200 los santiagueses en activo, 45.100 los que ejercían un empleo, 6.100 los desempleados, según la EPA, y 36.200 los que figuraban como inactivos.

Entre los 18.607.200 ocupados que la EPA atribuye a España –incluido el millón largo en Galicia– se encontraría las personas incluidas en los ERTE, que sin embargo no trabajan. La cifra real de personas efectivamente ejerciendo en el segundo trimestre cae ría a 13.901.000, lo que representa el 35,1 % de la población de 16 años o más, y uno de los peores datos en la historia. Lo mismo ocurría en la comunidad gallega, donde entre abril y junio había más de doscientos mil gallegos que sin trabajar, tampoco estaban en paro... se encontraban también en el limbo de los expedientes de regulación temporal de empleo.

Datos de desempleo y valoraciones
La Caída del paro, irreal: la gente pasó a inactiva

··· La EPA refleja en Galicia que el mismo paro que creció en 11.000 personas el primer trimestre cayó en 14.200 damnificados el segundo, un descenso del 9 % hasta 142.500 desempleados. En España, que entre enero y marzo se anotó 121.000, repuntaba otro 1,66 % (55.000 personas) hasta totalizar 3.368.000. Sin embargo, ningún sindicato, e incluso fuentes patronales se fiaban de las cifras, que supondrían que en la comunidad apenas hay al cierre del primer semestre 2.200 parados más que en 2019 (+1,54 % ) y en España 137.300 (+4,25 %). CCOO, UGT o CIG indican que en la encuesta mucha gente confinada en casa, sin trabajo y que no podía salir buscarlo, se declaró inactiva. Por ello ven irreales la tasa de paro gallega (11,95 %) y estatal (15,33). Además, todos coinciden en tomar con cautela los datos oficiales, dado que hay que tener en cuenta que miles de personas en ERTE no computan en estas cifras.

··· La CIG explica que la EPA “no contabiliza como personas paradas a las que se quedaron sin trabajo durante este tiempo y no pudieron iniciar, por ejemplo, una búsqueda activa de empleo”, pues según la metodología utilizada es uno de los requisitos para ser considerada persona en paro. “De este modo, miles de trabajadores pasan a ser consideradas personas inactivas cuando en la realidad son desempleados”. Reclama la derogación de la reforma laboral y un plan gallego de industrialización para la creación de puestos de trabajo.

··· UGT pone el foco en que los inactivos tuvieron un gran crecimiento en Galicia, en más de 50.000 personas, “lo que evidencia que muchos de los trabajadores que perdieron su empleo” la EPA no los computa como desempleados “debido a que no pudieron cumplir con las condiciones de búsqueda de trabajo, básicamente por el confinamiento o por situaciones como no estar disponible por razones de cuidado de personas dependientes”. Considera “imprescindible” impulsar la protección por desempleo y derogar la reforma laboral, en un contexto de pandemia con repercusiones “dramáticas” para el empleo.

··· Comisións Obreiras indica que la metodología de la EPA “no puede esconder que la covid-19 tiene un impacto catastrófico en el empleo y en las condiciones de vida de los gallegos”. Llama la atención sobre el número de encuestas realizadas, así como incide en la confusión entre inactivos y desempleados. Para CCOO se necesita un plan urgente de recuperación económica y social en Galicia. Lamenta que hay 57.100 hogares con todas las personas en paro en Galicia y 38.900 hogares sin empleo.

··· Para USO-Galicia “la destrucción de empleo en este segundo trimestre se verá incrementada en unos meses con el fin del verano y de las contrataciones asociadas al turismo y la hostelería, que están frenando los efectos de la pandemia en Galicia. ¿Pero qué ocurrirá cuando se acaben las vacaciones? Los gallegos necesitan respuestas firmes”, reivindica Javier Souto, su portavoz en la comunidad. Reivindican “una apuesta fuerte por el desarrollo de políticas de empleo y protección social que contribuyan a la salida del desempleo de los ciudadanos, que son los que más están sufriendo la pandemia tanto en el ámbito sanitario como en el económico y laboral”. Deterioro histórico del mercado laboral como consecuencia de la COVID-19

··· Para las cámaras de comercio el deterioro del mercado laboral a consecuencia de la covid-19 es “histórico”. En un comunicado de la Cámara de España apuntan que “el negativo impacto de la crisis sanitaria confirma su extensión generalizada en el trabajo, con una previsión de descenso de los ocupados en el conjunto del año del 8,7 %. Sostienen que “la gravedad de la situación exige seguir apostando prioritariamente por el diálogo y el consenso entre las principales fuerzas políticas, económicas y sociales para adoptar las medidas y reformas para la recuperación y la reconstrucción.

··· “Los datos de la EPA confirman que la recuperación del empleo y de la economía va a ser lenta. En el tercer trimestre de 2020 puede esperarse que la tasa de paro aun suba un par de décimas hasta el 15,5 %”. Son previsiones dadas a conocer por el Adecco Group Institute por su director, Javier Blasco, quien también apuntó que “se reduce apreciablemente el número de afectados por ERTE, que descienden desde los 3,4 millones contabilizados a finales de abril a 3,0 millones en mayo y 1,8 millones al cierre de junio”.

Las cifras
-46.900

activos gallegos, que bajaron en junio a 1.192.900 (-3,8 %) frente a marzo, mientras los inactivos subían un 4,3 % a 1.145.900, con 47.100 más. Frente a 2019 los primeros caen en 46.200 y los segundos suben en 50.700, por los que, en casa, no se ven como demandantes de trabajo.

850.000

asalariados en Galicia en el segundo trimestre, de ellos 662.000 con contrato indefinido y los 188.000 restantes temporal. Dato a destacar es que frente al trimestre anterior hay 8.700 más con contrato estable, tras aumentar un 1,3 %; también suben un 3,1 % (19.600) frente a 2019.

22,1

por ciento de tasa de temporalidad, que es el porcentaje de personas con contrato temporal sobre el total de asalariados. Baja, porque esta fórmula no indefinida perdió 30.800 efectivos (-14,1 %) frente al primer trimestre, caída que en interanual fue del 19,6 % (-45.700).

38.900

hogares en la autonomía que se declaraban sin ingresos, 6.200 más que en el primer trimestre (+19 %) y 12.500 (+47,3 %) sobre el dato de junio de 2019. Con todos sus miembros en paro había 57.100 familias, cien menos que en marzo, 4.900 más que hace un año (+9,4 %).

29 jul 2020 / 00:01
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
EPA
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.