Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 febrero 2021
16:33
h

Galicia lamenta que la pesca sea la moneda de cambio en el brexit

Luis Planas tranquiliza al sector sobre los efectos a corto plazo pero Cepesca advierte que el acuerdo puede dañar las inversiones y condicionar las cuotas

“Ya no tenemos más cosas que entregar en los próximos años”. Con esta frase resumió ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el sinsabor que deja en el sector de la pesca gallega el acuerdo del brexit, anunciado el jueves y cuya aplicación provisional acordaron ayer por unanimidad los estados miembros de la UE.

Aunque en la Xunta ya tienen claro que el acuerdo supone un “duro golpe” al sector, Feijóo exigió al Gobierno una información más detallada sobre el mismo y, sobre todo, se lamentó de que la pesca haya servido como “moneda de cambio” para el acuerdo. “No tenemos ninguna información oficial”, aseguró el presidente gallego, que ya ha escrito sobre este asunto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que advierte de que las familias que viven de la pesca en Galicia no pueden permitirse un nuevo impacto semejante al sufrido con la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea en 1986.

“Queremos saber de qué especies habla el acuerdo y queremos estar presentes en las negociaciones para del reparto de lo que quedará para los países de la UE”, dijo Feijóo, que advirtió de que Galicia se juega “muchísimo dinero, empleos, capacidad extractiva y empresas que operan con distintos pabellones”.

Explicó, además, que hay empresas mixtas, británicas y gallegas, que operan en esas aguas, por lo que a la Xunta le interesaría que pudieran seguir trabajando y mantener el “statu quo”, si bien, reconoció, dependerá de las autoridades británicas. Expresó así su sorpresa de que la pesca haya sido “moneda de cambio” para lograr un acuerdo de brexit, ya que no solo se la ha entregado a Gran Bretaña el 25 % de la cuota de pesca, sino también el derecho de introducir pescado en la Unión Europea.

reunión con el ministro. Ayer mismo, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se reunió por videoconferencia con los representantes de la pesca para abordar las consecuencias del brexit. Planas recordó al sector – representado en la reunión por la Confederación Española de Pesca (Cepesca), la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, el Puerto de Celeiro y la Asociación Nacional de Armadores de Buques de Pesca de Bacalao – que Reino Unido será, a partir del 1 de enero de 2021, un país tercero y recupera la soberanía sobre sus aguas y el control de sus recursos pesqueros.

De esta forma, explicó que los buques españoles podrán continuar con su actividad en aguas británicas en condiciones similares a las actuales, al finalizar el periodo de ajuste de cinco años y medio, el 30 de junio de 2026. Planas precisó asimismo que el acuerdo no afecta a especies tan importantes para la actividad de los buques españoles como la caballa, el jurel y la bacaladilla, ni tampoco a especies de aguas profundas, como el besugo, los alfonsinos, el sable negro y los granaderos.

Además, en el caso de una especie de gran interés para la flota nacional como es la merluza norte, el descenso de cuota es progresivo y limitado, de hasta un 1% en 2026.

ALIVIO Y PREOCUPACIÓN. Tras el encuentro con el ministro, la Confederación Española de Pesca (Cepesca) aseguró estar “aliviado” por el impacto del brexit a corto plazo, pero también preocupado por los efectos que tendrá a medio y largo plazo. “A nuestra flota le inquietan cinco incógnitas a largo plazo: negociación anual de cuotas y acceso a aguas a partir de 2026, retraimiento de las inversiones de las empresas, impacto en la Política Pesquera Común y en la estabilidad relativa, afectación a intercambios de cuotas entre países y gestión sostenible de las poblaciones, que debe ser conjunta”, resumió Cepesca.

En un comunicado, la confederación lamenta el impacto negativo que el acuerdo tiene para países como Irlanda, Dinamarca, Holanda o Francia que, según los primeros cálculos, podrían ver recortados entre un 25 % y un 17 % sus posibilidades de pesca en aguas del Reino Unido de aquí a 2026. Acto seguido, advierte de las consecuencias que ello podría tener sobre el equilibrio pesquero europeo tras el período transitorio de cinco años y medio que arranca ahora.

Si no existe estabilidad para el sector en su globalidad no la habrá tampoco para cada uno de los países de la UE, entre ellos España, argumentó ante el ministro Planas el secretario general de Cepesca, Javier Garat, que también se mostró preocupado por los efectos que la incertidumbre creada tendrá en las inversiones de la industria del sector.

“estamos ante un escenario de urgencia”

··· El BNG reclamó ayer la comparecencia urgente de la conselleira de Mar, Rosa Quintana, para abordar en sede parlamentaria la situación de la pesca gallega después del acuerdo del brexit, que supone una cesión del 25 % de las capturas a Reino Unido. Además, los reclaman la creación de una comisión.

··· En rueda de prensa, la portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, y la diputada autonómica Rosana Pérez denunciaron las “graves y demoledoras” consecuencias para la flota gallega y reclamaron “medidas compensatorias” a corto plazo, para “no condenar al sector al desguace”. Miranda recordó que están en juego 1.400 puestos de trabajo de tripulantes y 10.000 empleos indirectos.

··· Miranda advirtió además de que la flota gallega “es una de las grandes perjudicadas” en el acuerdo en el brexit. Y recordó, en este sentido, que los gallegos “fueron los que en 1929 descubrieron la potencialidad pesquera del Gran Sol” Galicia “no puede perder los derechos históricos de la pesca”. “Estamos ante un escenario de urgencia para la pesca gallega”, alertó.

29 dic 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito