Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 16 septiembre 2021
19:03
h

Galicia quiere exportar a España su modelo contra la violencia digital

Su inclusión en el marco autonómico que regula la violencia de género fue pionera y contó con el acuerdo de todos los partidos que componen la Cámara gallega

Galicia es una comunidad pionera en la consideración de la violencia digital dentro de los delitos sexuales. Y por eso quieren que el Gobierno central aplique el modelo gallego en la legislación a nivel nacional.

Hace casi un mes, el 22 de junio, el Parlamento de Galicia aprobó, a propuesta del PPdeG y con los apoyos del BNG y PSdeG, introducir una modificación en la normativa gallega sobre violencia de género para reconocer como violencia machista la que se ejerce a través de las nuevas tecnologías.

En una entrevista concedida a Efe, la secretaria general de Igualdade de la Xunta, Susana López Abella, reclamó que el Gobierno copie para España el modelo gallego, y así poder hacer frente a las “terribles consecuencias” de los abusos que se producen en internet, como los chantajes sexuales o los engaños de los pederastas a menores.

Estas conductas se están intensificando en los últimos años, y se ejercen a través de diferentes medios: por correo electrónico, en las redes sociales y lose servicios de mensajería y, en muchos casos, con la única finalidad de controlar y ejercer dominación sobre las víctimas.

Susana López Abella espera que ahora, “con la legislación autonómica modificada”, pase lo mismo a nivel estatal y ponerle freno a una violencia que considera “salvaje”. La secretaria general de Igualdade indicó que el Gobierno central “tiene que modificar también la ley orgánica del 2004, porque además son medidas del Pacto de Estado”.

En esta línea, insta a que se mire a Galicia para copiar un modelo que consiguió poner de acuerdo a todos los partidos que componen la Cámara autonómica, para impulsar medidas de prevención, sensibilización e intervención.

La responsable de Igualdade, que lleva una década en el cargo, no oculta que los crímenes de violencia machista le han impactado y dejado “muchas señales y recuerdos”. En algunos minutos de silencio por este tipo de crímenes se la ha visto llorar, incapaz de contener las lágrimas. En la entrevista admite que el caso de Yaiza, durante la pandemia, a la que mató su madre para vengarse del padre, le erizó la piel. El más reciente, el de Anna y Olivia en Tenerife, le pone los pelos de punta.

Afirma que son dramas “para toda la sociedad” y que impactan en los que tienen responsabilidades. Admite que, en esos casos, inevitablemente piensa en que no está haciendo todo lo que debe. Son momentos en los que tiene que tomar “impulso” y “seguir trabajando” más.

Unas situaciones en las que hay que analizar “qué pudo fallar”, por qué no se activaron todos los protocolos. y cómo se puede trabajar para mejorar. Momentos en los que se pregunta por qué algunas de las víctimas, que en algún momento se llegaron a plantear acudir a un centro o llamar al teléfono, no lo hicieron.

NEGACIONISMO. A López Abella le irritan las soflamas negacionistas de la violencia de género. “Quien niega que existe, quien niega que tenemos un problema todavía de desigualdades, es que no conoce la realidad de nuestro país, la realidad de Europa”.

La solución a este problema de “tremendas dimensiones” comienza por la educación a los más pequeños. La secretaria general de Igualdade explica que “solamente trabajando con los niños desde el momento en que nacen, acabaremos con la violencia machista”. Y se muestra esperanzada de conseguirlo en el futuro. “Yo estoy segura de que acabaremos”, afirma.

Abella justifica este optimismo señalando lo que se ha avanzado en las últimas décadas, pero queda camino por recorrer. “Mientras no haya violencia cero, tenemos que luchar con todas nuestras fuerzas, desde la base y poniendo recursos siempre”, asevera.

VIOLENCIA ‘INVISIBLE’. Si bien la violencia física es más fácil de detectar, se refiere a la psicológica y a la económica como “la más difícil”. Y apunta a la responsabilidad de los medios de comunicación, con la emisión de programas de televisión en prime time “que son lo peor para la igualdad”.

Lo mismo sucede con la música. Y aunque no quiere “criminalizar determinados géneros, asegura que “hay soportes en vídeo que son muy lesivos, que cosifican”. “Y cuando nos preguntamos por qué hay agresiones sexuales en manada, solamente hace falta echar un vistazo a lo que está ocurriendo en internet para darnos una contestación inmediata”, añade.

Cree que hay que hacer una “reflexión” sobre la educación que están recibiendo los pequeños y el acceso a contenidos a los que llegan en internet sin ningún tipo de control. “Es bueno que se eduquen y que aprendan en tabletas y en ordenadores... Pero, ojo, que ese material en ese ocio y mal utilizado... lo que puede provocar”.

20 jul 2021 / 11:40
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito