Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 02 diciembre 2021
02:15
h

Galicia se convirtió en 2020 en destino migratorio desde otras comunidades

Fue la tercera con mayor saldo en cambio de residencia desde otras autonomías // Aún así es la cuarta con más pérdida de población de España, un 0,21 % menos

Durante el año pasado, la comunidad gallega se convirtió en uno de los destinos preferidos por los habitantes de otras comunidades para cambiar de residencia habitual. Tanto fue así que se experimentó un aumento enorme en esta migración interior española hacia Galicia, pasando de las 371 personas que trasladaron su vivienda de otro lugar de España a Galicia en el año 2018, o las 891 que lo hicieron en 2019, al total del 4.593 registrados en 2020, según las últimas cifras publicadas este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, la gallega se colocó el año pasado como la tercera autonomía con mayor saldo migratorio interior, por delante de comunidades con mayor tradición como Cataluña o Madrid. Según explica el INE, los mayores saldos migratorios entre comunidades durante 2020 se dieron en Castilla-La Mancha (8.752 entradas netas), la Comunidad Valenciana (5.043) y Galicia (4.593 personas).

Además de en Galicia, en Andalucía, Principado de Asturias, Cantabria, Castilla y León o Castilla–La Mancha este saldo aumentó notablemente respecto a años anteriores e incluso cambió de signo en alguna de ellas.

Por el contrario, Comunidad de Madrid (–20.836), Cataluña (–6.701) e islas Baleares (–2.106) presentaron los saldos más negativos. En Comunidad de Madrid y Baleares la cifra fue negativa por primera vez desde 2011.

Las razones para este incremento tan grande en el caso de Galicia tendrán que ser estudiadas por los expertos, pero una de ellas podría ser la positiva situación epidemiológica de la comunidad con respecto a la pandemia de coronavirus. Los buenos datos y control de los contagios pueden estar detrás de esta creciente elección de habitantes de otras comunidades para cambiar su residencia aquí.

Los que más vinieron para quedarse a vivir fueron los españoles, un total de 3.882 personas; aunque entre los nacidos en Sudamérica residentes en territorio nacional fueron 328; 123 de la Unión Europea,27; 108 con nacionalidad africana, y 47 personas nacidas en Europa excepto la UE-27.

descenso poblacional gallego Sin embargo, no todas las noticias son positivas para la esquina noroeste peninsular porque la comunidad gallega continúa con su descenso de población. De hecho, fue la cuarta con mayor caída, con un descenso del 0,21%, al pasar de 2.702.592 a 1 de enero de 2020 a 2.696.995 en la misma fecha de 2021. De media en España hubo un crecimiento poblacional relativo del 0,13%.

Peores datos que en Galicia se observan en Castilla y León y Principado de Asturias (ambas con -0,58%) y Extremadura (-0,37%). En 2020 la población creció en 12 autonomías y se redujo en lel resto. Los mayores incrementos en términos relativos se dieron en Baleares (0,72%), Murcia (0,55%) y Canarias (0,33%).

El saldo vegetativo de Galicia fue negativo (17.610 muertes más que nacimientos), mientras que fueron positivos los saldos migratorios exterior (+7.540) e interior (+4.593).

migración exterior Todas las comunidades presentaron saldo migratorio positivo con el exterior durante el año 2020, es decir, gente que vino a vivir a España desde el extranjero. Los mayores se dieron en Cataluña (46.241), Comunidad de Madrid (41.429) y Andalucía (32.811). Por el contrario, las comunidades con menores saldos migratorios fueron La Rioja (1.333), Extremadura (1.463) y Cantabria (1.986). En esta lista Galicia, con 7.540, sería la séptima con mayor saldo migratorio del exterior.

El saldo migratorio positivo de 216.244 personas de toda España compensó el saldo vegetativo negativo de 153.167 personas que experimentó la población española durante el año pasado debido a la pandemia de la COVID-19, según los datos provisionales de las Cifras de Población de la Estadística de Migraciones del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La población en España se sitúa en 47,4 millones de habitantes, lo que supone un nuevo máximo histórico, aunque el ritmo de crecimiento se moderó con respecto a años anteriores debido a la pandemia. En concreto, en 2020 se produjo un incremento del 0,13%, pasando de los 47,3 millones de habitantes en 2019 a 47,4 millones en 2020, frente al crecimiento del 0,84% que se registró entre 2018 y 2019, cuando la subió en 395.554 habitantes.

El número de extranjeros aumentó en 149.011 personas en 2020, hasta 5,4 millones a 1 de enero de 2021. Por el contrario, la población de nacionalidad española se redujo en 87.402 personas. Esta evolución fue resultado de un saldo vegetativo negativo (198.670 personas) y de un saldo migratorio también negativo (13.782), que no se vieron compensados por las adquisiciones de nacionalidad española, que afectaron a 126.164 personas. Si solo se tiene en cuenta a las personas de nacionalidad española y nacidas en España, esta población descendió en 183.299 personas en el año 2020.

2.696.995

Habitantes en la comunidad gallega a 1 de enero de 2021, lo que representa un descenso del 0,21 % desde los 2.702.592 habitantes registrados justo un año antes. Es decir, Galicia perdió 5.597 habitantes. En el caso de toda España la población creció en 61.609 personas.

36.868

Residentes en Galicia a 1 de enero de 2021 tienen la nacionalidad de algún país de la Unión Europea-27 exceptuando España; 46.769 de algún país de Sudamérica, y 14.360 provienen de África, según el Instituto Nacional de Estadística.

7.132

Rumanos dejaron España en 2020. Es la nacionalidad extranjera que más se redujo, seguida de los nacidos en Ecuador (5.293 menos) y Bulgaria (1.831 menos). Entre los que vinieron en 2020 los más numerosos son los colombianos (36.726 más), venezolanos (22.018) y marroquíes (15.221).

24 jun 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.