Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 07 diciembre 2022
00:00
h

Galicia sigue su “propia senda” y deflactará el IRPF en rentas de hasta 35.000 euros en 2022

La Xunta remitirá al Gobierno un documento técnico para defender la pesca de fondo y pedirá congelar peajes en la autopista AP-9 y AP-53

Galicia, después del anuncio de bonificación al 50 % del impuesto de patrimonio, realiza ahora un anuncio por el que podrían verse beneficadas rentas más bajas. Y es que el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, proclamó este martes, una vez más, que Galicia continuará con su “propia senda” en política fiscal, anunciando que el IRPF, además de bajar del 9,4 % al 9 % en el tramo autonómico, como avanzó en su discurso de investidura, sufrirá una nueva rebaja para rentas de hasta 35.000 euros, como una forma de paliar la inflación con efectos desde el 1 de enero de 2022.

Esto servirá, según estimó durante su comparecencia en el Parlamento gallego este martes para avanzar las líneas maestras de los presupuestos de 2023, para que cada gallego ahorre una media de 450 euros, lo que se traduce en un total de 46 millones de euros.

“La inflación no puede suponer para los gallegos pagar más por el IRPF”, aseveró Rueda, para avanzar que esta deflactación –del 4,1 %– tendrá efectos retroactivos, es decir, afectará a la declaración de la renta realizada el próximo año, pero se aplicará desde el 1 de enero de 2022.

Todo ello se añade a otras disminuciones que ya estaban comprometidas para el IRPF: las familias con dos hijos menores de 25 años se equipararán a las numerosas, que tienen además “otras bonificaciones”; y el primer tramo de este tributo bajará del 9,4 % al 9 %, como ya prometió en mayo Rueda.

Cabe recordar que las cuentas autonómicas, de las que ayer se conocieron los detalles, están todavía en elaboración y ascenderán hasta los 12.600 millones de euros, un 8,2 % más que las de 2022, lo que supone un nuevo máximo histórico.

SIN SEGUIR LAS DIRECTRICES DE FEIJÓO. Para Alfonso Rueda, quien lleva poco más de cinco meses como presidente de la Xunta tras el salto de Alberto Núñez Feijóo a la política estatal, estas medidas suponen que Galicia avanza en su “senda propia” en materia fiscal, iniciada ya en el año 2009.

Desde entonces, las rebajas fiscales han permitido “un ahorro de 1.200 millones de euros”, según la cifra que dió Rueda al principio de su discurso y que arrancó el primer gran aplauso de su comparecencia por parte del resto de miembros de la Xunta de Galicia y de la bancada del Grupo Popular.

En este contexto, el presidente recordó las bonificaciones del impuesto de transmisiones patrimoniales; del impuesto de sucesiones, de las que se benefician el “99,9 % de los gallegos que heredan de un familiar directo”; y la ampliación de la rebaja del impuesto de patrimonio hasta el 50 % anunciado la semana pasada.

Al respecto de esta última medida, que fue muy criticada por la oposición –tanto por parte del BNG como del PSdeG– por beneficiar solo “a los ricos”, Alfonso Rueda alegó que “no es el pilar fundamental” de los presupuestos de la Xunta, con una recaudación estimada de unos 34 millones de euros. Con todo, reconoció que no quiso eliminar este tributo al completo, como sí hicieron otras comunidades (Andalucía, la última en sumarse a la lista), porque “no era el momento”.

En definitiva, reivindicó las rebajas fiscales porque “es lo que conviene hacer en un contexto de inflación”. En esta coyuntura, cargó contra el Gobierno central por no hacer lo mismo y por “recaudar 22.000 millones de euros más” como consecuencia del alza de precios “mientras familias, autónomos y empresas tienen que hacer malabares para llegar a fin de mes”.

AUMENTO DEL TECHO DE GASTO. El pleno de esta semana acogió esta inusual comparecencia del presidente de la Xunta para avanzar detalles sobre los presupuestos del próximo ejercicio, después de la aprobación en verano de un techo de gasto histórico de 12.800 millones, un 8,2 % por encima de las cuentas de 2022. Está previsto que el proyecto empiece su tramitación parlamentaria en torno al 20 de octubre, con la intención de que entre en vigor el 1 de enero.

De la cantidad que sube, Rueda calculó que el 40 % estará asignado a subidas salariales del empleo público, así como a afrontar unos “mayores costes energéticos y financieros” de la Administración gallega.

El presidente autonómico detalló que los departamentos de Economía, Industria, Promoción do Emprego y Política Social serán los que más crezcan en los presupuestos para 2023. Todo ello con una política del “sentidiño” que busque crear “certezas” y trasladar a los gallegos que “no están solos”, apostando “por una gestión próxima, realista y consciente con la realidad social”.

DENUNCIA SOBRE LA “PASIVIDAD” DEL GOBIERNO EN MATERIA DE SANIDAD, FONDOS EUROPEOS Y PESCA. Más allá de los detalles sobre las cuentas del próximo ejercicio, Rueda reservó la parte final de su intervención para afirmar que apuesta por una “cooperación leal” entre la Xunta y el Estado, al que demandó medidas “urgentes” en sanidad, gestión de fondos europeos y en política pesquera comunitaria, tras el veto a las artes de fondo en un total de 87 áreas marinas protegidas.

Con respecto a esta última materia, que afecta a unos 200 barcos “de forma directa”, avanzó que su gobierno remitirá al Ejecutivo central un informe con “argumentos técnicos”, tanto medioambientales como socioeconómicos, que avalan que la pesca de fondo puede ser “respetuosa y sostenible”. El objetivo es urgir al Gobierno de España a que recurra el reglamento que veta esta técnica de captura ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

También aprovechó Rueda para pedir al Gobierno de Pedro Sánchez que actúe ante la “falta de especialistas” en la sanidad, especialmente en medicina de familia, con la ampliación de las plazas MIR; y denunciar la “pasividad” con la que gestiona los fondos europeos para demandar una mayor agilidad en su transferencia a las comunidades y al tejido productivo.

No en vano, el presidente de la Xunta remitirá en próximos días a Sánchez una carta para instarle a “congelar” los peajes de las dos vías gallegas que dependen del Estado –la AP-9 y la AP-53–, como ya anunció que haría en las dos autopistas de titularidad autonómica –la de A Coruña a Carballo y la de Vigo a Baiona–, para que así no repercuta en los usuarios la inflación.

BNG y PSdeG exigen a Rueda eliminar las rebajas fiscales para ricos

Santiago. Los dos grupos de la oposición –BNG y PSdeG– volvieron a exigir este martes en el pleno del Parlamento en el que Rueda presentó los presupuestos para 2023 que se eliminen las rebajas fiscales “para ricos”, como la bonificación de hasta el 50 % del impuesto de patrimonio anunciada el pasado viernes, algo a lo que el presidente gallego respondió con una receta clara: “Menos impuestos y más bienestar”.

Tanto la portavoz nacionalista del Bloque, Ana Pontón, como el socialista, Luis Álvarez, le pidieron que “recupere” para los servicios públicos los 34 millones de euros que va a dejar de ingresar con la nueva rebaja del impuesto de patrimonio.

“Señor Rueda, ¿no le parece que es un insulto a la inmensa mayoría de gallegos que, con la que está cayendo, usted presente un pelotazo fiscal de 34 millones de euros a 7.700 gallegos de este país?”, le preguntó la líder del BNG.

En este sentido, Pontón también cuestionó la deflactación del IRPF anunciada por el presidente para las rentas de menos de 35.000 –”no es una rebaja fiscal, es una corrección a la inflación”, dijo– y planteó desde el hemiciclo una reforma con medidas como elevar un 10 % el mínimo exento, así como aumentar de cinco a ocho los tramos de este tributo para “hacer una distribución más justa” de la riqueza.

Con respecto al impuesto de patrimonio, la portavoz nacional del Bloque pidió bajar a 300.000 euros el mínimo exento, “excluyendo la vivienda habitual”. “El PP gobierna para una minoría. El BNG, gobierna para las mayorías. Miremos a la gente de lo común y no a los multimillonarios, como hace usted”, le espetó a Rueda.

Por su parte, Álvarez, desde el PSdeG, demandó que “renuncie” a la bonificación extra del impuesto de patrimonio: “Qué bien sentarían esos 34 millones de euros a los centros educativos y a los centros de salud de esta comunidad gallega”.

También le pidió el socialista que abandone esas “competiciones desbocadas entre las comunidades del PP”, aunque celebró que Rueda, a diferencia de sus compañeros en otras autonomías, “no se atreve” a eliminar este tributo “porque sabe que es una medida injusta”.

Mientras tanto, el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, destacó el “ejercicio de transparencia” realizado en el día de ayer por el presidente de la Xunta. E.P.

El Sergas contará con 215 millones de euros más el próximo año

Santiago. El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, avanzó este martes en el Parlamento de Galicia que los presupuestos de 2023 consignarán 215 millones de euros más para el Servizo Galego de Saúde (Sergas). Así, reivindicó que elevó “en 840 millones de euros” la inversión, hasta alcanzar los 1.700 euros en atención a cada ciudadano, “por encima de la media española”.

Ese incremento en el gasto público en sanidad de cara a 2023, según precisó, tiene tras objetivos claros: mejorar la tecnología de diagnóstico y tratamiento; reducir las listas de espera, aunque, garantizó, “ya son bajas en general”; y avanzar en la atención de los pacientes crónicos.

Más en concreto, Rueda detalló que habrá 91 millones de euros más en 2023 para avanzar en la renovación de hospitales y centros de salud. Además, las cuentas del próximo año también incluirán 65 millones para formar médicos y enfermeros, con una subida del 10 % en este ámbito para la medicina familiar y así poder “seguir reforzando la Atención Primaria”.

Por otro lado, en políticas sociales, Rueda garantizó que los gallegos encontrarán en Galicia “más apoyos que en ninguna otra parte”, con ayudas que les acompañarán “desde la cuna hasta el bastón”. No en vano, anunció que los fondos destinados al retorno de emigrantes crecerán de 5 a 13 millones en 2023.

También avanzó que esta misma semana la Administración gallega lanzará el bono de ayudas para la compra de material escolar anunciado la pasada semana con 75 euros para 90.000 familias, pero ya advirtió que el próximo año se duplicará el presupuesto para que llegue a 140.000 hogares. e.p.

Ayudas a la vivienda

··· En materia de vivienda, el Gobierno gallego aprobará avales del 20 % para que los menores de 35 años puedan adquirir una, con hasta 35.000 euros por beneficiario; e incrementará en un 142 %, “muy por encima del doble”, el presupuesto a las ayudas al alquiler para jóvenes y colectivos vulnerables, hasta los casi 27 millones de euros. Adicionalmente, los presupuestos reservarán 50 millones para que los mayores “vivan donde vivan, puedan hacerlo de acuerdo a sus preferencias y necesidades”; y 21,5 para crear y ampliar servicios sociales municipales y una nueva subida del Servizo de Axuda no Fogar, hasta alcanzar los 11,5 euros por hora.

Política energética

··· El presidente de la Xunta avanzó ayer nuevas ayudas ante la situación “de emergencia” que viven las familias y las empresas como consecuencia de “una planificación bastante caótica” por parte del Gobierno central, que “sin duda se agravó con la guerra de Ucrania”. Así, la Xunta duplicará en 2023 los fondos para el ahorro y la eficacia energética –de 40 a 80 millones– y los apoyos al pago de facturas a los consumidores vulnerables, con un 50 % más de aportación autonómica. “Ninguna familia gallega se quedará sin luz por no tener cómo pagarla”, afirmó Rueda. En esta coyuntura, habrá hasta 70 millones de euros para los autónomos.

Medio rural e incendios

··· Los presupuestos de la Xunta para 2023 recogerán un “plan muy ambicioso” para “consolidar el aprovechamiento sostenible y rentable” del medio rural, con una inversión de más de 33 millones y un incremento de 1,3 millones en el montante dedicado a la protección de las explotaciones frente a los daños del lobo. Con respecto a los incendios, después de un verano que ha dejado cifras de récord de superficie arrasada, Rueda destacó que se incrementará de nueve a doce meses al año el contrato de más de 600 efectivos contra incendios, así como más de 18 millones para la recuperación del territorio quemado, además de 10 millones para la sequía.

27 sep 2022 / 22:14
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito