Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 04 diciembre 2022
22:38
h
Este miércoles Arteixo atraerá las miradas económicas por la presentación de resultados que despedirá al actual titular del grupo de moda y saluda la era de Marta Ortega TEXTO S. Riveiro

Ganar tres mil millones y afrontar sin Isla el futuro, el hito y el reto de Inditex

Son muchos, muchos años. Transcurría un 13 de mayo de 2005 cuando toda la prensa del mundo mundial, incluido EL CORREO GALLEGO, recibían y comenzaban a preparar sus ediciones para comunicar que Pablo Isla se convertía en el nuevo consejero delegado de Inditex. Antes, tanto en nuestro medio como en muchos otros se había publicado un curioso anuncio en el que se buscaba CEO de primer nivel que, entre otros requisitos, debía comprometerse a vivir en A Coruña o sus alrededores. El elegido fue Pablo Isla, que entonces tenía 42 años, que era copresidente de la tabaquera Altadis y uno de los ejecutivos con mayor proyección en España.

Poco tiempo reportó Isla a José María Castellano, al que sustituyó ese mismo año como vicepresidente de la compañía de moda. Tomaba el timón ejecutivo con Amancio Ortega, fundador del grupo, todavía como presidente. Pero en 2011 Isla asumía la presidencia del grupo.

No llegará a cumplir, por muy poco, los 17 años en una compañía donde llegó a decir que “me veréis toda la vida”. El primer ejecutivo dejará de serlo el próximo día 31, siendo relevado en el cargo por Marta Ortega. A ella le quedará el reto de consolidar el ansiado fin de la pandemia y de enfrentarse al reto del nuevo orden mundial y comercial que dejará la invasión de Rusia a Ucrania.

Pero antes, este miércoles Isla protagonizará su última presentación de resultados. Unas cuentas que recogen el ejercicio del 1 de febrero de 2021 al 31 de enero de este año, libres por tanto de los efectos de la guerra y el cierre del medio millar de tiendas rusas del grupo.

El consenso de los analistas espera que la suma de las cifras de Zara, Bershka, Pull & Bear, Massimo Dutti –que absorbió a Uterqüe–, Stradivarius, Oysho y Zara Home (además de Lefties) reflejen un reflejar un beneficio neto que superará los 3.000 millones de euros.

Tras maniobrar sin acudir a la figura de los ERTE y sin ejecutar despidos masivos, como ocurrió en otras compañías –de su sector y de otros actividades– los analistas y casas de Bolsa, entre ellos los consultados por Efe, estiman que las ganacias acumuladas en el ejercicio fiscal 2021 podrían superar en alrdedor de un 62 % los del pandémico 2020, por encima de los tres mil millones de euros, aunque continuarían siendo todavía una quinta parte o alrededor de un 19 % inferiores al del último curso de la vieja normalidad, libre de covid, aquel 2019 que tanto añoramos ahora. SI hacemos caso a la cadena y portal especializado en economía Bloomberg, apostaba este lunes por unos beneficios después de impuestos de 3.678 millones en el ejercicio, lo que se elevaría casi un 1 % los niveles prepandémicos. Eso sería un hito.

Si bien las fuentes consultadas por Efe apuntarían a que la cifra de negocios del grupo en 2021 se situaría por encima de 25.000 millones –lo que supone un 25 % más en tasa interanual–, la más reciente de nuevo desde Bloomberg , calculan unas ventas totales de 27.887 millones de euros que se quedarían sólo un 1,4% por debajo de lo sumado en 2019.

Sea como fuere, la recuperación conforme al primer año de covid será porcentualmente alucinante. Pablo Isla, a sus 58 años ahora, presentará así un ejercicio modélico dentro de la gravedad general marcada por la gran peste del virus. De hecho, en el tercer trimestre fiscal de 2021 Inditex alcanzó su máximo histórico de ventas y beneficio para ese periodo, y para el cuarto el resto estaba en consolidar esas cifras. De hecho, si las incrementase en el entorno de un seis por ciento sí que podría pulverizar la marca de 2019.

Sin embargo, sus sucesores tendrán muchos retos añadidos. Recuerda Efe que Óscar García Maceiras como CEO y Marta Ortega, hija del fundador, como su sucesora en la presidencia desde el día 1 de abril, tendrán que guiar al coloso de la moda mundial con sede en Arteixo en medio del tsunami generado por la guerra en Ucrania provocada por la invasión rusa, que le obligó a cerrar en estos dos países. Y el que lidera Vladimir Putin es su segundo mayor mercado por número de tiendas, solo superado por España. De hecho, Credit Suisse calificó este ejercicio 2022, el primero sin Isla, como “muy desafiante” por su exposición a Rusia y Europa del Este, la subida de los costes y unas perspectivas de consumo “poco halagüeñas” en el viejo continente.

15 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito